Gasman Zylbermann, quien señaló la violencia de género como la segunda pandemia por la que atraviesa el país, tuvo una reunión virtual con las diputadas de la Comisión de Igualdad de Género, para comunicar las acciones emprendidas durante la contingencia sanitaria de la COVID-19.

Ciudad de México, 23 de mayo (SinEmbargo).- Nadie Gasman Zylbermann, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), informó que durante abril se recibieron 400 mil  llamadas relacionadas con delitos de violencia de género, después de implementar una campaña para denunciar estos hechos al número de emergencia 911.

Gasman Zylbermann, quien señaló la violencia de género como la segunda pandemia por la que atraviesa el país, tuvo una reunión virtual con las diputadas de la Comisión de Igualdad de Género, para comunicar las acciones emprendidas durante la contingencia sanitaria de la COVID-19, notificó la Cámara de Diputados en un boletín.

La presidenta del Inmujeres resaltó que el 91 por ciento de las víctimas no presenta una denuncia. También dijo que se han reforzado las acciones en los estados con mayor índice de violencia de género y expuso que es un desafío que requiere coordinación del Legislativo y el Ejecutivo.

La diputada María Wendy Briceño Zuloaga, presidenta de la Comisión de la Igualdad de Género, pidió unir esfuerzos para asegurar los derechos de las mujeres, ya que reducir la violencia de género es necesario para pacificar a México.

Briceño Zuloaga adelantó que en los próximos días habrá Parlamento Abierto relativo al sistema de cuidados y sugirió dar seguimiento a la estrategia multiagencial “Puertas Violetas”, para convocar posteriormente a su responsable.

INTERVENCIONES DE LAS DIPUTADAS

Fabiola Loya Hernández, de Movimiento Ciudadano (MC), preguntó cómo se está trabajando intersectorialmente para prevenir agresiones de género y cuál es la participación del Inmujeres en el tema de la reactivación económica.

Guadalupe Almaguer Pardo, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), aseguró que las cifras de llamadas al 911 no son confiables, pues desde Presidencia se desconoce y minimiza el problema de la violencia en contra de las mujeres, luego de declarar que el 90 por ciento de las llamadas de emergencia son falsas.

Verónica Sobrado Rodríguez, del Partido Acción Nacional (PAN), cuestionó la postura del Inmujeres ante la invisibilización del Ejecutivo y las estrategias para conciliar la vida familiar y laboral al regreso de las actividades económicas.

Cynthia López Castro, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), preguntó cuáles son los mecanismos por los que se determina que el 77 por ciento de las llamadas al 911 son improcedentes. “Seguimos viendo una descoordinación entre Conapred, Conavim y el Inmujeres; no hay una estrategia integral”, afirmó.

Rocío del Pilar Villarauz Martínez, de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), argumentó que durante la pandemia las mujeres dedican tres veces más tiempo a las labores domésticas, por lo que es necesario que se implemente un sistema de cuidados que forme parte de la consolidación de la igualdad sustantiva.

Marta Dekker Gómez, del Partido del Trabajo (PT), consideró necesario saber quién realiza las llamadas al 911, y lamentó que sean cómplices de la creación de estadísticas falsas que desacreditan el trabajo coordinado.

Sandra Paola González Castañeda, de Morena, urgió dar apoyo a las fiscalías locales, pues son las encargadas de atender los delitos por violencia de género, y exhortó a transparentar los resultados en estados y municipios.

Liduvina Sandoval Mendoza, del PAN, añadió que desde el Ejecutivo se debe concientizar la realidad de las mujeres, ya que las agresiones y los feminicidios se han incrementado.

Mildred Concepción Ávila Vera, de Morena, cuestionó si se están tomando medidas que se apeguen a la política de bienestar.

Olga Patricia Sosa Ruiz, del Partido Encuentro Social (PES), argumentó que es necesaria una campaña masiva “Yo sí te creo”, debido a que muchas víctimas suponen que no les van a creer y brindar atención.

Madeleine Bonnafoux Alcaraz, del PAN, recordó que el tema de violencia familiar está arraigado y ha pasado de administración en administración, por lo que no se debe evadir la verdad. Sugirió nuevos refugios para mujeres durante la pandemia.

María Elizabeth Díaz García, de Morena, pidió autocrítica a nivel local, y señaló que los programas sociales carecen de discriminación.

Dorheny García Cayetano, de Morena,  argumentó que los programas sociales ofrecen respaldo a mujeres sin oportunidades de desarrollo profesional, e hizo un llamado a proteger a las víctimas.

CAPACIDAD DE RESPUESTA DEL 911

Nadine Gasman Zylbermann, explicó que, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares de 2016, 10 por ciento de las víctimas no denuncia por temor a que no le crean, 70 por ciento no considera que sea importante denunciar y 20 por ciento teme represalias. Aseveró que sus esfuerzos se encaminan a que las mujeres sepan que no están solas.

Expuso que se creó un directorio de servicios integrales y un mapa georeferenciado de las dependencias que brindan atención. Además, están identificados los 14 estados con mayores índices de violencia y feminicidio, a los que se les brinda 24 horas de servicio durante toda la semana.

Agregó que, en coordinación con la Secretaría de Gobernación (Segob), se impulsó una estrategia nacional de prevención de violencias contra mujeres, niñas, niños y adolescentes.

“Tenemos una oportunidad para construir una nueva normalidad que revise los roles de mujeres y hombres, de las familias, el Estado y los mercados. Debe haber trabajo coordinado con instituciones, legisladoras y sociedad civil para prevenir las violencias y crear una nueva normalidad cuidadosa, comunitaria y solidaria”, argumentó.

La titular del Inmujeres definió una llamada improcedente como aquella que, por distintos motivos, no genera una acción. Resaltó que la mitad de las personas llaman y cuelgan, o ponen silenciador y mantienen la línea ocupada. Además, el 14 por ciento son llamadas de broma. De las 22 millones de llamadas registradas en el primer cuatrimestre del año, 17 millones fueron improcedentes, comentó.

Adelantó que, en coordinación con las secretarías de Economía y Hacienda, se desarrolla un modelo para incorporar a las mujeres en los mercados formales y se les dé a las víctimas opciones económicas. Además, en conjunto con el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), dijo, se les da seguimiento a los refugios, cuyos presupuestos destinados se están ejerciendo.