México

Distribución de personal preocupa. El gremio quiere trabajar, pero en plazas seguras

23/05/2022 - 8:39 pm

El anuncio del Presidente López Obrador sobre la contratación de 500 médicos cubanos para trabajar en zonas marginadas de Guerrero desató críticas de especialistas en la salud durante los últimos días, pero si en algo coinciden es en que, aunque hay avances, las acciones gubernamentales siguen sin ser suficientes para garantizar el derecho a la salud de las y los mexicanos.

Ciudad de México, 23 de mayo (SinEmbargo).– El número de trabajadores en servicios de salud y de asistencia social en México creció 28.8 por ciento en los últimos 10 años, de acuerdo con datos del Inegi, pero la cantidad de médicos por cada mil habitantes a nivel nacional sigue por debajo del promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En este contexto, el Gobierno federal anunció la contratación de médicos cubanos para trabajar en zonas marginadas, lo que ha sido criticado por personal de la salud, que ha denunciado que la medida sólo es una respuesta superficial a la problemática por la falta de cobertura.

Asociaciones y colegios de médicos y médicas se oponen a la contratación de 500 doctores de Cuba para trabajar en áreas de la montaña de Guerrero —donde faltan especialistas— porque aseguran que México cuenta con el personal necesario para cubrir la demanda, pero esto no se ha podido concretar porque las autoridades sanitarias llevan años sin asegurarles las condiciones necesarias para ejercer, como su seguridad y el acceso a equipamiento.

Datos de la OCDE recopilados hasta 2019 confirman la falta de médicos en el país. Se estima que por cada mil habitantes, 2.4 personas ejercen esta profesión en México. Aunque la cifra es mayor al promedio de países de América Latina y el Caribe —dos médicos por cada mil habitantes—, está por debajo de los 3.5 doctores y doctoras del promedio entre las naciones de la organización.

También el personal de enfermería es bajo en comparación con el promedio de la OCDE, que es de 8.8 empleadas y empleados por cada mil habitantes; en México se registran sólo 2.9 por cada mil personas.

Pero el país sí ha registrado un alza en el personal de la salud en la última década. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) contabilizó que un millón 897 mil 725 personas brindaban estos servicios en México hasta el cuarto trimestre de 2021, es decir, 28.8 por ciento más de los 1.4 millones que lo hacían al cierre de 2012.

A través de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) el Inegi detectó que para 2021 sólo la Ciudad de México, Jalisco, el Estado de México y Nuevo León concentraban el 39 por ciento de las y los trabajadores de servicios de salud y asistencia social. Estas entidades tienen el mayor número de empleados en el sector al menos desde 2012.

Tanto el Presidente Andrés Manuel López Obrador como el Secretario de Salud Jorge Alcocer Varela defendieron la contratación de personal de salud cubano por la falta de médicos especialistas. Alcocer Varela incluso cuestionó a los profesionales nacionales por no postularse a plazas en zonas lejos de las ciudades, aunque reconoció que una de las principales limitantes es la inseguridad.

“Se les olvida lo que es el principal sentimiento y derecho que tienen los pacientes de ser atendidos estén donde estén, y esto es lo que nos señala el por qué se tiene que recurrir a otras modalidades como es la contratación del extranjero”, dijo desde Palacio Nacional el 17 de mayo.

Representantes de la Asociación Mexicana de Médicos y del Colegio Médico de México lamentaron que el Gobierno ataque al gremio, también llamaron a las autoridades federales a conversar y atender sus demandas de mejores condiciones para ejercer en distintas zonas del país. De no hacerlo, opinaron que se seguirán violentando los derechos tanto del personal nacional como de las y los trabajadores extranjeros.

“No estamos en contra de estos médicos extranjeros, al final creo que también se verían vulnerados al venir al país si no se mejoran las condiciones laborales, lo que implica tener las medicinas, el equipo necesario y contar con todo un equipo multidisciplinario para atender las zonas rurales”, dijo Cinthya Flores Félix, presidenta de la Asociación Mexicana de Médicos.

“Difícilmente se va a lograr dar una atención de calidad a las poblaciones solamente con colocar a más personas. Llamamos a que nos escuchen, claro que queremos trabajar, pero necesitamos las condiciones”, agregó.

Sus peticiones fueron respaldadas en los últimos días por 30 federaciones, asociaciones y colegios médicos del país.

Por su parte, el Presidente López Obrador insistió en que no dará “ni un paso atrás” en la contratación de médicos cubanos, incluso adelantó que, de ser necesario, empleará también a profesionales de otros países como Estados Unidos o Francia. También adelantó que el 24 de mayo dará detalles sobre las plazas disponibles para médicos especialistas.

¿DÓNDE ESTÁN LAS Y LOS MÉDICOS?

La ENOE muestra que México cuenta con 305 mil 418 personas ocupadas como médicos, 54 por ciento son hombres y 46 por ciento mujeres, según cifras actualizadas al segundo trimestre de 2021.

De cada 100 personas con esta ocupación, 67 se desempeñan como médicos generales y 33 son especialistas. Sin embargo, sólo 33 por ciento labora en grandes establecimientos, 28 por ciento en micronegocios y otro 20 por ciento lo hace en establecimientos medianos.

La distribución del personal preocupa desde hace años a académicos del sector salud, quienes alertan que no basta con aumentar el número de egresados y egresadas, así como el de especialistas, si no hay plazas para que puedan ejercer en el sector público y, con ello, beneficiar a la mayoría de la población que no tiene acceso a servicios médicos en instituciones privadas.

El pasado 16 de mayo, el Presidente López Obrador aseguró en su conferencia matutina que en el país “no tenemos especialistas para ir a trabajar en hospitales en las zonas más pobres, más apartadas”, una declaración que la doctora Cinthya Flores calificó como una falta de respeto para el gremio que cada día se prepara y labora en centros rurales.

Más de 500 plazas en México han estado descubiertas durante años, según datos oficiales. Foto: Cuartoscuro.

“Más bien el Gobierno tuvo que haber hecho una recapitulación de en dónde están trabajando médicos, porque hay muchísimos que trabajan en instituciones de Gobierno federales que están sin contratación, están simplemente como en una lista de espera, esperando ser contratados, esperando tener una base, un empleo seguro”, expuso.

En ello coincide la doctora Belinda Cázares Gómez, presidenta del Consejo Consultivo del Colegio Médico de México, quien recordó que cada año egresan cientos de médicos generales de las 105 escuelas de Medicina avaladas por el Consejo de Acreditación de Escuelas de Medicina, pero al hacer el examen para distintas especialidades sólo son aceptados poco más del 30 por ciento por la deficiencia en la apertura de plazas.

“Tenemos un remanente de médicos que quedan con esa condición de querer hacer la especialidad y están esperando una oportunidad. Consideramos que sí hay médicos, no hay escasez de médicos, sino más bien no hay la apertura para plazas”, mencionó la expresidenta del Colegio Médico de México.

Académicos también se han pronunciado al respecto, por ejemplo en el estudio “La formación de médicos especialistas en México” (2015), de la Academia Nacional de Medicina, los doctores Germán Fajardo Dolci, actual Director de la Facultad de Medicina de la UNAM; Javier Santacruz Varela, Jefe de la Subdivisión de Medicina en el posgrado de la misma universidad; y Francisco Hernández Torres, Delegado del IMSS en Guerrero, ya alertaban que “la demanda por las plazas para formarse como especialistas supera por mucho su oferta en el sistema de especialización del país, lo que significa que un gran número de médicos egresados no tienen posibilidad de continuar su formación profesional a través de los programas de especialidad”.

Esta problemática, indicaron, es una de las causas por las que hay una baja retención de especialistas en el sector público.

El Secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, reconoció esta semana una carencia de especialistas al informar que en el país hay 107 médicos especialistas por cada 100 mil habitantes, una cifra lejana a la recomendación internacional de la OCDE, que es de 230.

Además, México fue golpeado por la pandemia de COVID-19 en este ámbito, pues antes de la emergencia sanitaria había 119 especialistas por cada 100 mil habitantes; una de las causas de la disminución, dijo Alcocer Varela, fue la falta de recertificación.

El Secretario detalló que en total hay 135 mil 46 médicas y médicos especialistas certificados en el país, pero la mayoría labora sólo en tres estados: la Ciudad de México (35 mil 474); el Estado de México (19 mil 053) y Jalisco (11 mil 222).

Médicos especialistas certificados en el país. Foto: Secretaría de Salud.

Mientras que cifras de la Dirección General de Información en Salud muestran que la distribución de los tipos de especialistas también es desigual. Por ejemplo, hasta 2019 en las instituciones públicas del país abundaban los anestesiólogos (13 mil 039), pediatras (11 mil 212) y ginecoobstetras (10 mil 823). En contraste, otras especialidades como las de los cardiólogos y traumatólogos sumaban apenas mil 516 especialistas y 4 mi 33 respectivamente.

LAS PLAZAS: OFERTA E INSEGURIDAD

Para justificar la contratación de médicos extranjeros el Secretario Jorge Alcocer expuso que tan sólo el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tiene dos mil 678 plazas vacantes de base para médicos no familiares en 28 entidades, 510 de ellas llevan desocupadas más de tres años.

Plazas para médicos especialistas disponibles en el IMSS. Foto: Secretaría de Salud.

Ante este panorama, la doctora Cázares Gómez opinó que las autoridades sanitarias podrían reunirse con los colegios médicos del país para analizar los registros estatales de profesionales “y estudiar posibilidad de convocar a los médicos de esas localidades o que ya viven en otras para saber si tienen esa intención de dar atención a esas zonas y plantearles los beneficios que se les otorgaría, como seguridad y la infraestructura necesaria”.

Al igual que Belinda Cázares, la doctora Cinthya Flores resaltó la importancia de brindar garantías de seguridad para las y los médicos que aceptan plazas lejos de los centros urbanos, una preocupación generalizada entre el gremio. “Ellos han denunciado casos de hostigamiento, abuso sexual y, en algunos casos, intimidaciones de grupos del narcotráfico”, mencionó. Lo que se suma a los registros de homicidios y feminicidios contra pasantes de Medicina.

En ese sentido celebró que el Gobierno federal dé detalles esta semana de las plazas vacantes de médicos, pero destacó que es importante informar también si los lugares donde se trabajará cuentan con equipos y recursos humanos necesarios, con caminos que permitan el traslado seguro de la población y trabajadores, y si se garantizará su seguridad.

La doctora insistió en que la convocatoria deber ser precisa porque los médicos no aceptan o rechazan las vacantes sólo por si tendrán o no un mejor sueldo, también consideran su seguridad.

Otro dato expuesto en la semana por el Secretario de Salud federal fue el del aumento de médicos en formación, dijo que contabilizan a 13 mil 725 médicos internos de pregrado en este año, cinco mil 500 hacen sus internados en hospitales de la Secretaría de Salud, siete mil 095 en el IMSS y mil 130 en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

En México también el personal de Enfermería es bajo en comparación con el promedio de la OCDE. Foto: Elizabeth Ruiz, Cuartoscuro.

A ello se suma que el número de estudiantes aceptados para formarse como especialistas luego de aplicar el Examen Nacional de Aspirantes a Residencias Médicas aumentó de nueve mil 480 previo al 2018 a 19 mil 480, esto por la decisión que tomó la administración de aceptar a más candidatos, por lo que la Secretaría de Salud proyecta que para 2030 México contará con cerca de 28 mil aspirantes a especialidades médicas.

Flores Félix y Cázares Gómez reconocieron este esfuerzo, pero recordaron la importancia de que también se abran plazas. “No termina de ser congruente el hecho de formar más médicos especialistas si al final no van a tener la oportunidad de tener una plaza digna, segura, donde ellos estén bien para también dar una buena atención a sus pacientes”, enfatizó la presidenta de la Asociación Mexicana de Médicos.

Para ello, Belinda Cázares destacó la disponibilidad que tiene el gremio de las y los médicos para dialogar con las autoridades y apoyar en la toma de decisiones y la creación de políticas públicas para la atención a la salud.

Montserrat Antúnez Estrada
Periodista y editora. Feminista. Comprometida con comunicar temas sobre acceso a la justicia y derechos humanos. Trabaja por un periodismo con perspectiva de género y que respete la dignidad de las personas.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas