México

Será complicado sacar reformas de AMLO: Monreal a Bloomberg

23/06/2021 - 4:04 pm

Monreal Ávila reconoció que ve poco interés de los partidos de oposición por llegar a consensos, lo que dificultará la aprobación de reformas impulsadas por López Obrador.

Ciudad de México, 23 de junio (SinEmbargo).– Ricardo Monreal Ávila, coordinador de la bancada de Morena en el Senado, reconoció que aprobar las reformas del Presidente Andrés Manuel López Obradorserá complicado” ante la posibilidad de no llegar a acuerdos en el Congreso.

Entrevistado por Bloomberg, el morenista reconoció que será cauteloso, pues avecina que los partidos mostrarán resistencia a llegar a consensos.

“Será complicado. No estoy rebosante de optimismo, soy cauteloso”, dijo Monreal Ávila al periodista .

Morena ganó 11 gubernaturas de las 15 que tuvieron elecciones este 6 de junio, pero la Ciudad de México, que había sido el gran bastión del partido, sorprendió a analistas y al propio Gobierno porque casi la mitad de sus habitantes votó por una opción diferente en la pasada elección. Ricardo Monreal reconoció que los resultados electorales deben tomarse como una advertencia.

“Fue un buen resultado con algunas manchas que deben ser atendidas. Son llamadas de advertencia oportunas”, expuso.

Ricardo Monreal, senador de Morena en conferencia de prensa. Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro.

El legislador también adelantó que la bancada de Morena defenderá “más austeridad” y estará a la espera de que la administración federal proponga una reforma fiscal para moderar la inflación sin aumentar los impuestos.

Monreal Ávila ha estado en el ojo del huracán recientemente por las elecciones en la capital mexicana, donde un partido ligado a él le compitió votos a Morena y una Alcaldía que él gobernó quedó en manos de una de sus allegadas que jugó por la alianza Va por México.

Recientemente rechazó que haya operado políticamente en contra de Morena en las elecciones del 6 de junio. “No traicioné al movimiento. No soy responsable de nada, no puedo torcerle el brazo a los electores de la Cuauhtémoc, están bastante capacitados, politizados”, dijo el Senador zacatecano ante las presiones.

También expuso que no tuvo ninguna responsabilidad en los resultados en los que Morena perdió seis alcaldías (entre ellas, justamente Cuauhtémoc) y 13 diputados. Pidió que cada quien asuma su responsabilidad.

“No soy dirigente de partido, no tuve responsabilidad partidista en la Ciudad de México ni en el Valle de México ni en ninguna parte, y no estoy dispuesto a ser chivo de nadie”, dijo. “Que cada quien asuma su responsabilidad y cada uno asuma su propia respuesta frente a los acontecimientos”, dijo.

Monreal comentó que su partido debe revisar su estrategia, sus procedimientos de selección de candidatos y su cercanía con los electores. “No estoy pidiendo renuncia de nadie. A mí no me corresponde eso. Ya bastante trabajo en el Senado para andar metiéndome en asuntos que no me corresponden. El partido hará lo propio”, dijo.

Ricardo Monreal dijo en esa conferencia que no está pensando en ser candidato presidencial, pero pronto aclaró, después, que no se descartaba. “Aquel que se atreva adelantar en los tiempos, no es sino un suicida político. Y yo no lo soy. No actuaré de manera precipitada ni de manera ventajosa o mezquina. Para mí falta bastante tiempo”.

¿QUÉ REFORMAS QUIERE AMLO?

El 15 de junio, el Presidente López Obrador habló de las reformas que presentará ante el Congreso en este y el próximo año. Una es para fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE); otra es la Reforma Política, que revisa al Instituto Nacional Electoral (INE) y además la composición del Congreso para eliminar los legisladores plurinominales; y una tercera que afianza la Guardia Nacional.

López Obrador detalló que la primera de las tres reformas que impulsará, será para fortalecer a la CFE, la cual fue “debilitada durante el periodo neoliberal”. Agregó que con ésta se buscará que las familias mexicanas sean quienes paguen menos por el servicio de electricidad, y no las empresas, con las cuales se tenía un acuerdo y pagaban poco dinero por el gasto de luz.

“¿Qué nos queda? Pues tres reformas constitucionales. […] Una que fortalezca a la Comisión Federal de Electricidad porque durante el periodo neoliberal apostaron a destruirla para dejar el mercado de la industria eléctrica a los particulares, sobre todo a las empresas extranjeras que se apoderaron de México. Era nuestro país como una tierra de conquista y esto afectó a los usuarios, a los consumidores, al pueblo porque aumentaban y aumentaban los precios de la luz mientras se les daban subsidios a las empresas particulares. Tan abusaron que una empresa española, Iberdrola, se atrevió a ofendernos a los mexicanos, contratando como empleado al expresidente [Felipe] Calderón. También a la que había estado de Secretaria de Energía se la llevó a trabajar a la empresa”, remarcó.

En ese sentido, AMLO aclaró que su reforma no promoverá la desaparición de empresas particulares, sino que se legislará para que el 54 por ciento del mercado corresponda a la CFE y el 46 por ciento a particulares.

El oriundo de Tabasco confesó que no se tenía planeado llegar a una reforma constitucional en materia energética, por eso se hizo una reforma a una Ley para resolver este problema, pero que debido a que los jueces comenzaron a mover amparos en contra de ésta incluso antes de ser publicada, se tomó la decisión.

“Yo no quería llegar a una reforma constitucional en materia eléctrica, por eso se hizo una reforma a una Ley para resolver este problema, pero todavía no se publicaba la Ley que fue aprobada y empezaron a aprobarse por los jueces los amparos. ¿Qué nos queda? Pues una reforma constitucional. Si los legisladores dicen que no, yo ya cumplí. Si ellos quieren seguir apoyando esta injusticia, el que empresas particulares tengan mejor trato que la Comisión Federal de Electricidad, pues que asuman su responsabilidad”.

La segunda reforma que promoverá será de índole electoral, con la cual pretende que “de verdad haya independencia” de parte de las instituciones electorales y que éstas no sirvan a intereses a favor de grupos específicos.

“Esa es una. Dos: una reforma electoral para que de verdad haya independencia en todo el proceso de las elecciones, que no domine el conservadurismo. […] Tenemos que buscar la forma de que quienes coordinen los procesos electorales sean gente de inobjetable honestidad, rectos, auténticos demócratas. Se lo dije a los empresarios. ¿Qué es un demócrata? Es una gente que independientemente de su origen de clase o de su manera de pensar, actúa con rectitud”, añadió y explicó que los actuales órganos electorales intervinieron en su momento para “evitar que llegara un populista a la Presidencia”, promoviendo el fraude electoral.

Ahondó que la reforma electoral también legislará en los costos, pues “no es posible que se destinen 20 mil millones de pesos a las elecciones, para partidos, para el INE y el Tribunal”. El Presidente dijo que “el país no está para eso” y que de hecho, las elecciones en México son las más caras del mundo.

También aprovechó para comentar que no debería haber tantos diputados y senadores y que en las cámaras sólo podría quedarse la mayoría y no los 200 plurinominales.

“Necesitamos esos recursos para el desarrollo, para el bienestar del pueblo. Otra cuestión: ¿para qué tantos diputados? ¿Por qué no nada más se quedan los de mayoría? ¿Por qué no se quitan los 200 plurinominales? Pero esto no sólo en la Cámara de Diputados, sino también en la de Senadores. Vamos a reformar la Ley, la Constitución para que haya democracia plena”, añadió el morenista.

Finalmente, dijo que se reformará a la Guardia Nacional para que se incorpore a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y así no se padezca lo que sucedió con la Policía Federal, además de lo que sucedió con el Secretario de Seguridad Pública en el Gobierno de Felipe Calderón.

“Y la tercera: la Guardia Nacional. No quiero que suceda lo que pasó con la Policía Federal, que se integró y se echó a perder, al grado de que está preso el que fue Secretario de Seguridad Pública en el Gobierno de Felipe Calderón. Y además esa policía no cumplió, no actuó con profesionalismo. Y nunca tuvo el apoyo que necesitaba. Los elementos tenían que acampar, ir a vivir en hoteles, en situaciones lamentables. Nunca se preocuparon. Manejaban muchísimo dinero con poca transparencia porque consideraban el presupuesto como un asunto de seguridad nacional. No informaban”, indicó.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas