De acuerdo con el mandatario estatal, Alfonso Durazo Montaño, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana ( SSPC) le comunicó ayer que “en el Gabinete de Seguridad se acordó que los responsables de las fuerzas federales en el estado sesionen diariamente, por su lado, en la zona militar, atendiendo los temas de su ámbito de competencia”.

Ciudad de México, 23 de septiembre (SinEmbargo).– Javier Corral Jurado, Gobernador de Chihuahua, denunció este miércoles que el Gobierno federal dejó de brindar su apoyo en la cooperación que mantenían en materia de seguridad “como mecanismo de represalia” ante la postura que mostró sobre el conflicto del agua que se vive en la entidad.

“Les informo de un asunto que me parece bastante delicado, y que asoma ya, otra dimensión en la relación del Gobierno federal con el Gobierno del estado de Chihuahua, derivado de nuestra posición por el tema del agua”, así fue como abrió un hilo a través de su cuenta de Twitter.

De acuerdo con el mandatario estatal, Alfonso Durazo Montaño, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) le comunicó ayer que “en el Gabinete de Seguridad se acordó que los responsables de las fuerzas federales en el estado sesionen diariamente, por su lado, en la zona militar, atendiendo los temas de su ámbito de competencia”.

El motivo de la decisión, reveló, fueron las críticas del Gobierno del estado a su participación en la custodia de diversas instalaciones cuya custodia es su responsabilidad constitucional, dado su carácter estratégico, generan un ambiente de confrontación que queremos evitar hasta donde sea posible”.

“De esta manera se me comunica oficialmente, después de haber dejado de asistir por dos semanas consecutivas los representantes de las fuerzas federales, que abandonan la coordinación en materia de seguridad pública con el Gobierno estatal”, anunció Corral Jurado.

En su red social, consideró que se trata de “una decisión que muestra un talante autoritario y vengativo contra el pueblo de Chihuahua, a quien finalmente se perjudica. Se incumple así el compromiso de hacer de la seguridad un campo de neutralidad política, y se usa como mecanismo de represalia”.

“El pacto federal se sostiene como acuerdo de colaboración recíproca, y cobra mayor relevancia en la materia más importante del Estado que es la salvaguarda de vidas y la integridad de las personas: lo que constituye ni más ni menos que la Seguridad Pública”, subrayó Javier Corral.

Por lo que, señaló, “al romperse ese pacto básico, la Federación pierde su sentido. Y eso es lo que cada vez más va envileciendo el Pte. @lopezobrador_, no sólo en una concentración muy peligrosa de poder y recursos, sino del uso de los instrumentos del Estado para vulnerar a quienes nos le oponemos”.

“Bajo este escenario, ¿cómo pueden decir que son diferentes?. ¿Que no son iguales a los anteriores? Porque esto exactamente es lo que nos hizo Peña Nieto; en represalia por nuestra lucha vs la corrupción, nos retiró el apoyo del Ejército y la Policía Federal. Ccp. @Luis_C_Sandoval”, recordó el chihuahuense.

CORRAL ACUSA GOLPETEO POLÍTICO

Apenas hace dos días, el Gobernador de Chihuahua acusó al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador de golpeteo político por el conflicto del agua de la presa “La Boquilla”.

Corral Jurado aseguró que maniobras como las que el Gobierno federal ha realizado sólo se hacían durante el Gobierno de Enroque Peña Nieto.

“Nunca pensamos que lo iba a hacer este Gobierno”, señaló en un comunicado de prensa.

Según el mandatario, el golpeteo contra su administración inició cuando el Gobierno federal envió al Subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía Bermeja, a dialogara para destrabar el conflicto.

Corral Jurado señaló que Mejía Bermeja ya ha metido el tema de la inseguridad en la discusión, para convertir el conflicto en “politiquería”.

“Lo que pasa es que se ha magnificado de una manera brutal el tema de Chihuahua. Pues vean ustedes al Subsecretario de Seguridad Pública, a Mejía Berdeja como golpeador político. O sea, ya hasta el tema de la seguridad pública lo llevaron al ámbito de la politiquería, es gravísimo, es una regresión brutal que manden a un subsecretario de Seguridad al golpeteo político”, apuntó.

El político de Acción Nacional (PAN) acusó que la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, no había buscado mediar en el tema hasta varios meses después.

“Ahora sí que hay que dar gracias que se aparecieron después de varios meses, casi seis meses. La única reunión que había habido en Gobernación fue el 3 de diciembre del año pasado, fue cuando nos convocaron para darnos a conocer que querían sacar mil millones de metros cúbicos de agua de La Boquilla”, indicó.

La presa "La Boquilla", punto del conflicto.

La presa “La Boquilla”, punto del conflicto. Foto: Christian Chávez, AP

Por ello, criticó la ausencia de Sánchez Cordero en la discusión.

“Ahora un poco tarde, pero siempre es bueno que se aparezcan porque Chihuahua está cumpliendo en la medida de sus posibilidades”, expresó.