La Auditoría Superior de la Federación, a cargo de David Colmenares Páramo, aseguró el fin de semana pasado que el costo de cancelar el NAIM fue de 331 mil millones de pesos, cifra 232 por ciento más elevada que la planteada por la administración del Presidente Andrés Manuel López Obrador. El dato de la ASF fue desmentido, con pruebas, por Arturo Herrera Gutiérrez, titular de la SHCP, quien criticó errores de principiantes en esa revisión. Luego vinieron severas críticas por el papelón de esa institución, al grado que esta noche el exauditor Juan Manuel Portal lo consideró el más grave error del organismo en sus casi 21 años de existencia.

Ciudad de México, 24 de febrero (SinEmbargo).– Juan Manuel Portal Martínez, extitular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), dijo que del 2000, cuando fue creada, hasta este 2021, no se tenía un antecedente de un error del tamaño del que cometió esa institución al auditar la cuenta pública de 2019 en el ya extinto Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). “Es inaudito lo que ha ocurrido y la verdad es que no hay grandes explicaciones, lo que se está viendo es producto de una mala ejecución de los trabajos y, sobre todo, de una falta de supervisión de la presentación de los resultados finales”, expuso.

En una entrevista en el programa “Los Periodistas”, que conducen Álvaro Delgado Gómez y Alejandro Páez Varela en la cadena La Octava, Portal Martínez agregó que si él fuera el titular de la ASF, como lo es hoy David Colmenares Páramo, “yo renunciaría”, pero ahí se trata de su decisión y la presión que pueda tener por la opinión pública y la profesión misma.

Exauditor Superior de la Federación entre 2010 y 2017, Portal expuso que a nivel internacional este tipo de errores no ocurren tan frecuentemente y, salvo que se haga un papel muy malo, el titular puede ser removido por parte del Congreso, dependiendo de las especificaciones legales y estatutarias de cada país.

En México, añadió el exfuncionario y Contador Público Colegiado (CPC), procede que la Comisión de Vigilancia haga una investigación, haga su análisis para ver, en su opinión, qué es lo que debiera suceder. Pero ante la opinión pública, añadió, “lo que se ve no se juzga” y no cree que la gente quede confiada de que esta institución seguirá teniendo la responsabilidad y el papel que se espera que tenga.

“Como se acaba de decir anteriormente en forma muy clara: esta institución, este organismo, es un instituto técnico profesional que le presenta a la Cámara de Diputados, en su responsabilidad de verificar el gasto público, que se haya efectuado de manera adecuada, como fue aprobado y distribuido”, planteó.

–Este Auditor [Colmenares Páramo] en particular ha tenido muchos cuestionamientos y se le ha relacionado con Enrique Peña Nieto, pero además llevó en años pasados casos muy importantes que, en su momento, marcaron un hito, como es la Estafa Maestra. Lo que vimos este fin se semana, desde el señalamiento hasta la corrección, ¿provoca un daño en la institución? –preguntó Páez Varela.

–Espero que no sea algo que quede permanente y espero que se pueda tener una adecuada presentación de las causas que originaron esto. Yo lo que sí creo es que el Auditor actual debe de responder a la brevedad y no esperar a ver cuándo analizamos. Por ejemplo, las normas de auditoría a las que está sujeta la propia Auditoría Superior, las normas que rigen al Sistema Nacional Anticorrupción y al Sistema Nacional de Fiscalización son ejemplo de lo que se hace a nivel mundial y una de las normas señala que el requerimiento de autonomía que debe tener los órganos auditores está estrechamente vinculado con la actitud de independencia de sus titulares, quienes toman decisiones en nombre del organismo auditor y, por lo tanto, son responsables ante terceros por las decisiones y acciones relativas: desde la planeación, programación, ejecución y el reporte que se hace, así como el seguimiento de las tareas. Por eso es una norma que se debe de cumplir y en acato a ello el Auditor debiera profundizar en sus comentarios y señalar claramente dónde está el error que el señala como “metodológico”, y que creo que el Secretario de Hacienda ya dio una idea muy clara de lo que debe de ser. Yo no he entrado a detalle, los informes son bastante extensos, y la verdad no me toca hacerlo así –respondió Juan Manuel Portal.

Delgado Gómez recordó que en el periodo de Portal y de Muna Dora Buchahin se descubrió la trama de la Estafa Maestra, un caso que hoy está judicializado y que tiene en la cárcel a Rosario Robles Berlanga, exsecretaria de Estado en el Gobierno de Peña Nieto. Y preguntó: “A usted no se le dejó reelegirse, ¿fue por eso?”.

Portal Martínez respondió: “No creo que haya sido por eso. En primer lugar le hago una aclaración: la doctora Muna Dora Buchahin seguía las instrucciones de la Auditoría Superior, primero del Auditor Especial porque la Auditoría Forense es una especialidad que continúa para buscar el sustento jurídico de los resultados, en este caso de complemento financiero así como las de inversiones físicas –que son las de obras públicas, etcétera–, porque se hace la auditoría, se aplican todos los procedimientos y donde hay indicios de fraude se pasan a que lo profundice la Auditoría Forense.

“Ahora, respecto a lo que se menciona, de que si esto fue el impedimento para que yo fuera reelecto, no. Me parece que, hoy lo leí y está bastante acertado a la realidad en cuanto a quiénes están formando hoy la Auditoría Superior, y algunos de ellos vienen desde la Legislatura y algunos otros grupos que dieron el apoyo a Colmenares para que finalmente fuera electo en la Comisión de Vigilancia. En esa Comisión, se dice, hubo un acuerdo entre partidos para que él fuera nombrado. A mí me estuvieron insistiendo en que yo siguiera y lo único que me pidieron es que me inscribiera al proceso, lo cual no acepté, salvo que me aseguraran que iba a ser reelecto si no, no iba a concursar porque yo había tenido, a diferencia de cualquier otro que se inscribiera, pues no sólo ocho sino 16 años de experiencia dentro de la ASF y no sé qué querían probar conmigo: si querían que participara en un proceso para ver mis capacidades y competencias. Entonces, la razón la estamos viendo ahora”.

–Es verdad que a usted, antes de dejar la Auditoría, le pidieron proteger a José Antonio Meade Kuribreña, entonces coordinador de los diputados priistas?–preguntó Delgado.

–No a mí. Yo me entero en una nota que se publica de Muna Dora Buchahin quien dice que su jefe, que era Juan Javier Pérez Saavedra, fue a quien le hicieron la propuesta, no a mí.

–¿Y en el periodo donde usted fue el Auditor tuvo presiones para que no tocara un tema o evadiera otro? –inquirió Páez.

–En absoluto. Aunque sí hubo intentos de presión un Gobernador en particular: uno de Veracruz [Javier Duarte de Ochoa] que, según, me había dado 100 millones de pesos. Y le dije al Gobernador: “me entero de esto, quiero que lo aclare”, porque se va a demostrar que esto no es cierto: de dónde sacó el dinero, cómo me lo dieron, etcétera, todos los datos que no podía contestar. Primero dijeron que ofreció 150 millones, luego que 100 millones. Finalmente se desvaneció eso porque lo que le dije es que íbamos a seguir presentando denuncias y se presentaron más denuncias, hasta que el señor cayó en la cárcel –concluyó.