León, Gto., 24 Mar- La Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual por Sacerdotes (SNAP), lamentó que durante la visita del Papa Benedicto XVI, se haya excluído la posibilidad de un encuentro con víctimas de este flagelo, y pidió que haya un pronunciamiento.

“Hacemos un llamado al Papa para que, al menos, se pronuncie y así las cosas comiencen a cambiar en la Iglesia de México”, dijo el presidente de la Red, Joaquín Aguilar, y reiteró el llamado para que el Pontífice se pronuncie contra la pederastia durante su estancia en México.

Durante el foro “¿Jefe de Estado o pastor de la Iglesia?” organizado aquí en forma paralela a la visita apostólica, que inició la víspera, refrendó su compromiso por lograr que haya justicia y “caiga la política de encubrimiento en la Iglesia católica”.

“Estamos en contra del silencio que tanto ha lastimado a la sociedad mexicana, esta actitud provoca que el mismo Papa se vea involucrado con los delincuentes”, dijo, y lamentó que la supuesta intención de acercamiento de parte de la Iglesia a las víctimas “se ha quedado sólo en palabras”.

En estas circunstancias, dijo el activista Joaquín Aguilar, pareciera que “no les interesa reunirse, como curiosamente sí les ha interesado reunirse (con víctimas) en Europa”.

“La Iglesia en México sigue usando las políticas de 20 años atrás, no quieren que tenga lugar el encuentro con el Papa para no revivir el fantasma de Maciel”, señaló.

El encuentro de Benedicto XVI con las personas abusadas fue excluido de su agenda en México, según reveló el vocero del Vaticano Federico Lombardi, quien justificó la decisión en una supuesta falta de solicitud de los obispos del país.

Al respecto, el presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Carlos Aguiar Retes, sostuvo que las víctimas de estos delitos se encuentran en el corazón, en la mente y el alma del Papa, consideró que “el tema está abierto” y es uno de los asuntos en los cuales Joseph Ratzinger ha dado mayor testimonio en busca de la verdad.

Joaquín Aguilar deploró además que Aguiar Retes asegure no conocer la identidad de las víctimas del sacerdote pederasta Marcial Maciel Degollado, fundador de los Legionarios de Cristo, cuando se negó a escuchar su testimonio y lo remitió con el arzobisco Norberto Rivera Carrera.

Fuente: Notimex