En lo que va de 2019, las acciones de Televisa se sitúan como las más bajistas del IPC de la Bolsa Mexicana de Valores, con un descenso del 29 por ciento  y va camino de convertirse en su quinto año consecutivo de caída, ya que la última vez que cerró un balance mensual en positivo fue en 2014.

Ciudad de México, 24 de mayo (Economía Hoy).- A finales de junio de 2015, las acciones de Televisa cotizaban en máximos históricos al alcanzar los 122.86 pesos. Entonces, su capitalización bursátil superaba los 350,000 millones de pesos. En este periodo, las acciones de la televisora han dejado por el camino un 72 por ciento de su precio y ahora cotizan sobre los 34 pesos, por lo que su valor en bolsa está en torno a los 100,000 millones.

Para Alik García, analista bursátil de Intercam Casa de Bolsa, la corrección de las acciones de Televisa está relacionada con la iniciación en 2015 de un proceso de reestructuración de contenidos y al mismo tiempo con el aumento de sus precios en publicidad, “por lo que sus clientes comenzaron a buscar alternativas para distribuir la publicidad de sus productos, enfocándose principalmente en compañías de video por internet”, entre otros factores.

A partir del primer trimestre de 2018 Televisa decidió cambiar su esquema de cobro por publicidad para basarlo en el nivel de rating de los contenidos y atrás quedó el sistema de anuncios con costo fijo por spot, lo cual significó afectaciones a los ingresos de la compañía excepto por el periodo en el que se llevó a cabo el mundial de futbol, explicó el analista.

La caída de las acciones de Televisa “se podría atribuir a que las perspectivas para la compañía no son muy favorables. Los ingresos por contenidos han venido disminuyendo, en parte por un menor apetito por publicidad en México”, apuntó Manuel González, analista de Punto Casa de Bolsa.

Para este año, se espera que esta situación “se siga acentuando, ya que no se tendrá el efecto de la publicidad de Gobierno que se tuvo el año pasado, que fue año electoral”, puntualizó.

Derivado del cambio de administración del Gobierno federal, la televisora resintió el menor gasto del gobierno en publicidad por televisión abierta.

“Hay una percepción del mercado de una afectación importante por este tema. La trayectoria descendente en la venta de publicidad seguramente se mantendrá para el resto del año”, apuntó el analista de Intercam.

Si bien esta no es la principal línea de negocio, “el mercado sigue mostrando preocupación por su desempeño y ante un mensaje poco claro de la administración al respecto, nos parece que la incertidumbre continuará”, expuso Montserrat Antón, analista de Invex.

La experta consideró que en el caso de Sky, “las cifras muestran también poco dinamismo y aunque creemos que se normalizará la pérdida de clientes, no creemos que este año se sumen más a la base de usuarios. El reto está en mejorar el ingreso por suscriptor de la mano de mayores servicios; pero, somos poco optimistas de que esto ocurra de forma evidente en el corto plazo”.

El analista de Punto Casa de Bolsa, señaló que este segmento tampoco va muy bien, ya que ha registrado una gran cantidad de desconexiones, además, “este año tampoco se contará con los ingresos que se obtuvieron por el relicenciamiento del mundial de futbol”.

Ambos expertos señalaron, tan solo el segmento de televisión por cable cuyos ingresos han crecido un 21.7 por ciento en el primer trimestre del año. “Nos gusta el dinamismo en Cable y creemos que sigue existiendo potencial para crecer; a pesar de los retos de una industria con importante competencia”.

En lo que va de año, las acciones de Televisa se sitúan como las más bajistas del IPC, con un descenso del 29 por ciento. Este va camino de convertirse en su quinto año consecutivo de caída, ya que la última vez que cerró un balance mensual en positivo fue en 2014, con un alza del 27.8 por ciento.

¿RECUPERAR LA CONFIANZA?

“La principal pasa por un repunte en el segmento de contenido”, consideró Manuel González, sin embargo, “dada la coyuntura, vemos pocas posibilidades de que esto ocurra”.

Otra posibilidad que mencionó el experto de Punto Casa de Bolsa es que “se realice una adquisición importante, de lo cual ha habido muchos rumores. No obstante, la empresa ha comunicado que después de evaluar las opciones, han determinado que no llevarán a cabo ninguna adquisición por el momento, aunque seguirán buscando opciones atractivas para invertir”.

Para Alik García, de Intercam, el mercado no se está fijando todavía en el crecimiento de doble dígito que está teniendo el negocio de internet.

“El número de unidades generadoras de ingresos creció 15 por ciento en el primer trimestre del año”, recordó y señaló que el castigo de los inversionistas a sus acciones está sobredimensionado, igual que todo el mercado mexicano en estos momentos.

COLOCA BONOS DE DEUDA

En medio de este contexto, la emisora anunció la colocación de un bono de deuda por 750 millones de dólares ante la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés), con una tasa de 5.250 por ciento con vencimiento en 2049 y se espera que la oferta finalice el 24 de mayo.

El grupo anticipó que los recursos brutos provenientes de la oferta, antes del descuento por colocación y otros gastos de la misma, sean de 739.4 millones de dólares.

“Televisa planea utilizar los recursos netos obtenidos de la emisión para fines corporativos en general, mismos que pueden incluir el pago anticipado o recompra de deuda existente”, apuntó el grupo.

Como agentes colocadores participarán BBVA Securities Inc., Citigroup Global Markets Inc. y Goldman Sachs & Co. LLC, indicó.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE Economía Hoy. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.