Una investigación que estudio la relación entre el sueño y el comportamiento con una muestra de 287 niños, concluyó que aun cuando los niños consumieron una cantidad de azúcar superior a la recomendada no se relacionó con problemas de comportamiento o de sueño.

Por Alba Hernández

Ciudad de México, 24 de septiembre (LaOpinión).- Es común escuchar que el azúcar afecta el comportamiento de los niños, los pone más traviesos, más activos y sin querer ir a la cama. Pero, ¿qué dice la ciencia?, ¿el azúcar aumenta el riesgo de hiperactividad?

No vamos a defender al azúcar agregado, porque tiene efectos negativos ya sea en niños o adultos. En los infantes no solo favorece la caries, la obesidad y un déficit de nutrientes, sino también un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular según la Asociación Americana del Corazón.

En cuanto a la hiperactividad, la mayoría de los estudios no han encontrado hasta ahora una conexión entre el azúcar y el comportamiento inquieto de los niños.

Un metaanálisis que revisó los hallazgos de 23 experimentos en 16 artículos científicos concluyó que de acuerdo a los estudios analizados, el azúcar (principalmente sacarosa) no afecta el comportamiento o el rendimiento cognitivo de los niños.

Paletas de manzana, dulce típico mexicano. Los niños de 2 a 18 años deben consumir menos de 25 gramos o 6 cucharaditas de azúcar agregada al día para tener un corazón sano según la AHA. Foto: Mario Nulo, Cuartoscuro.

En los estudios se compararon los efectos del azúcar con los de un placebo (sin ingrediente activo) y los niños como los padres involucrados no supieron quién había recibido el azúcar y quién había recibido el placebo.

“Incluso cuando la ingesta excede los niveles dietéticos típicos, ni la sacarosa ni el aspartamo de la dieta afectan el comportamiento o la función cognitiva de los niños”, concluyó otro estudio publicado en The New England Journal of Medicine donde se incluyó también a niños cuyos padres consideraban sensibles al azúcar.

El azúcar tampoco interviene con el sueño

Una investigación que estudio la relación entre el sueño y el comportamiento con una muestra de 287 niños, concluyó que aun cuando los niños consumieron una cantidad de azúcar superior a la recomendada no se relacionó con problemas de comportamiento o de sueño, según lo publicado en la Revista Internacional de Ciencias de la Alimentación y Nutrición.

Cuestión de expectativas

Algunos padres ya anticipan que sus hijos se volverán más activos luego de consumir alguna golosina, comida o bebida con azúcar. Como muestra un estudio experimental, donde se les dijo a las madres que sus hijos habían recibido una gran dosis de azúcar (en realidad habían recibido un placebo). Los grabaron mientras interactuaban y luego ellas calificaron a sus niños de más hiperactivos. En el video ellas ejercían más control al estar más cerca, además de mostrar tendencias a criticar, mirar y hablar con sus hijos.

Si bien hay una falta de conexión del azúcar con la hiperactividad. Algunos niños pueden tener este comportamiento por otras causas y necesiten recibir la atención de un profesional médico.

¿Cuánto es demasiado azúcar?

Reducir la ingesta de azúcar en niños sigue siendo una buena medida, esto procura su salud actual y en un futuro. Los niños de 2 a 18 años deben consumir menos de 25 gramos o 6 cucharaditas de azúcar agregada al día para tener un corazón sano según la AHA.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE LAOPINIÓN. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.