México

Redim: Prohibir o retirar los videojuegos, falsa solución para frenar la violencia

24/10/2021 - 12:07 pm

Redim dijo que es necesario que se tipifique el reclutamiento, en cualquiera de sus modalidades, dentro de los delitos que deben ser castigados en nuestro país. Además, aseveró que buscar, investigar y juzgar a quienes realizan estas prácticas contra los menores de edad debe ser una prioridad del Estado y sus autoridades.

Ciudad de México, 24 de octubre (SinEmbargo).- La Red para los Derechos de la Infancia en México (Redim) alertó este domingo que la violencia hacia niñas, niños y adolescentes está en el territorio y no en los videojuegos como lo ha advertido el Gobierno federal.

El pasado 20 de octubre, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) presentó un decálogo sobe videojuegos en línea a fin de que los padres y madres de familia lo debatan con sus hijos e hijas, pues alertó que se ha visto que mediante éstos los menores de edad socializan con delincuentes, quienes utilizan dichas plataformas para ejecutar delitos como el tráfico de personas, extorsión o secuestro.

Ante esto, Redim señaló que se requiere de una estrategia integral de seguridad que proteja a la niñez en México, sin embargo, aclaró que ni los videojuegos, ni las plataformas digitales son las responsables de las violaciones en contra de los derechos de las infancias en México.

Por el contrario, dijo, “estas plataformas son lugares de comunicación, de acceso a la información y expresión de las propias opiniones que en el contexto de resguardo por la pandemia aumentó la participación y socialización digital”.

“Es una falsa solución pensar que se deben prohibir los videojuegos o retirarlos como la forma de atención a un problema estructural de violencia que aún no resuelve el Estado”, añadió.

Niños juegan videojuegos en el mercado Abelardo Rodríguez. Foto: Moisés Pablo, Cuartoscuro.

En su informe “Reclutamiento y utilización de niñas, niños y adolescentes por grupos delictivos en México”, Redim detalló que los menores de edad son víctimas permanentes de as desigualdades sociales y económicas, y muy especialmente de la violencia generalizada y armada “que los hace vulnerables de caer en manos del crimen organizado”.

Por ello, señaló que es necesario que se tipifique el reclutamiento, en cualquiera de sus modalidades, dentro de los delitos que deben ser castigados en nuestro país y aseveró que buscar, investigar y juzgar a quienes realizan estas prácticas contra los menores de edad debe ser una prioridad del Estado y sus autoridades.

Además, urgió la necesitad de que haya atención y seguimiento particular a las acciones de prevención de la violencia ya encausadas en la Comisión para poner fin a toda forma de Violencia hacia las Niñas, Niños y Adolescentes (COMPREVNNA), del Sistema de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), con un enfoque de derechos humanos que evite criminalizar a los menores de edad, así como a sus familias.

Por último, Redim recordó que según datos del Observatorio Nacional Ciudadano, en México la población entre 0 y 17 años en riesgo de reclutamiento por parte de grupos delictivos ascendía entre 145 mil y 250 mil niñas, niños y adolescentes en 2020. El Estado de México, Jalisco, Chiapas, Puebla y Guanajuato concentran 41.5 por ciento de esta población.

ESTIGMATIZAR LA TECNOLOGÍA NO ACABA CON EL CRIMEN

Además del decálogo, autoridades mexicanas, alertaron a los padres que menores fueron reclutados por el crimen organizado a través de estos juegos y pidieron vigilarlos; sin embargo, expertos en tecnología consideran que estigmatizarlos no acabará con el problema y que el primer reclutamiento de menores empieza desde las calles, donde miles de niños están expuestos sin que la autoridad los proteja.

Capitalinos se reúnen en la Alameda Central para jugar con sus amigos videojuegos móviles a través de aplicaciones. Foto: Graciela López, Cuartoscuro.

De acuerdo con académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), un niño o adolescente no es violento por su afición a los videojuegos; la conducta violenta deriva de múltiples factores sociales y familiares.

“No hay relación directa entre la violencia y el uso de videojuegos; son otros los factores que podrían desencadenar conductas indeseables, como el fácil acceso a las armas, la falta de comunicación intrafamiliar o alguna enfermedad psicológica”, destacó la doctora Adriana Reynaga del Centro de Investigación La Finisterra, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) durante una conferencia de videojuegos realizada en enero de 2020.

Para los expertos, el verdadero reclutamiento de menores está en las calles, en especial en comunidades pobres, sin necesidad de utilizar estas tecnologías.

“Lo más importante es centrarnos en el problema del crimen organizado. Crear un miedo falso o pánico moral sobre las tecnologías o videojuegos solo distrae del problema real y obstaculiza las acciones para combatirlo”, destacó Grecia Macías en entrevista con SinEmbargo.

De acuerdo con cifras de la asociación civil Reinserta, más de 30 mil niños mexicanos son reclutados por parte del crimen organizado y reciben un pago de hasta 35 mil pesos mensuales.

En México la población entre 0 y 17 años en riesgo de reclutamiento por parte de grupos delictivos ascendía entre 145 mil y 250 mil niñas, niños y adolescentes en 2020. Foto: Graciela López, Cuartoscuro.

En su estudio “Niñas, niños y adolescentes reclutados por la delincuencia organizada”, la asociación expone que la forma más común de reclutamiento de los menores de edad es a través de conocidos, como amigos y familiares.

“Existe una relación de admiración y lazos afectivos muy fuertes con las figuras de autoridad de la delincuencia organizada. Niñas y niños fungen como reclutadores de otras niñas, niños y adolescentes”, señala el informe. “El consumo de drogas, el entorno de violencia y la llamada ‘narcocultura’ también son factores“.

-Con información de Guadalupe Fuentes López

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas