Enfermedades como la diabetes, hipertensión y obesidad han provocado que mexicanos estén más vulnerables ante la COVID-19, de acuerdo con autoridades de salud federales. 

Ciudad de México, 25 de julio (SinEmbargo).– En el día 55 de la nueva normalidad, México reporta 43 mil 374 defunciones provocadas por la COVID-19, además de 385 mil 036 casos confirmados acumulados.

De acuerdo con información de la Secretaría de Salud federal, en el país hay 93 mil 433 casos sospechosos de COVID-19. Desde que inició la epidemia en México se han registrado 433 mil 384 casos negativos.

A nivel nacional, 54 por ciento de camas de hospitalización general están disponibles y 46 por ciento ocupadas. En camas con ventiladores, 62 por ciento están disponibles y 38 por ciento ocupadas.

Durante las últimas 24 horas en el país latinoamericano se confirmaron 6 mil 751 nuevos contagios y 729 fallecimientos.

En conferencia de prensa, las autoridades sanitarias detallaron que hasta la fecha se han recuperado un total de 247 mil 178 personas.

Tras confirmar el primer muerto por coronavirus el 18 de marzo, México tardó 75 días en superar los 10 mil fallecidos justo el 1 de junio, cuando comenzó su plan de reactivación de la “nueva normalidad”.

Pero solo pasaron 51 días más para sumar otras 30 mil defunciones, lo que significa más de cuatro mil muertes por semana.

Enfermedades como la diabetes, hipertensión y obesidad han provocado que mexicanos estén más vulnerables ante la COVID-19.

México es el país con mayor mortalidad de adultos jóvenes por la COVID-19, informó la semana pasada Hugo López-Gatell Ramírez, titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud.

Lo anterior, agregó el funcionario, se debe a las enfermedades crónicas que afectan a la población causadas por modelos alimenticios que predominan en la nación desde hace décadas.