Según recoge el periódico South China Morning Post, la decisión se produce en un momento en que el país asiático está tratando de frenar la desinformación en las redes pero tendría el objetivo de atenuar las actuales disputas entre Washington y Pekín.

Pekín, 26 de mayo (EFE).- La red social WeChat -el equivalente chino de WhatsApp- ordenó el cierre de una cuenta que vilipendiaba a Estados Unidos en medio de una campaña gubernamental para eliminar “información ilegal y falsa” de Internet, informó hoy la prensa local.

Según recoge el periódico South China Morning Post, la decisión se produce en un momento en que el país asiático está tratando de frenar la desinformación en las redes pero tendría el objetivo de atenuar las actuales disputas entre Washington y Pekín.

Una de las últimas publicaciones de la cuenta, llamada Zhidao Xuegong (“Foro Académico para la Verdad Suprema”), afirmaba que el “coronavirus ha matado a un millón de personas en EU”, y que “los cuerpos de los fallecidos eran “muy propensos a ser procesados en carne congelada, carne de res o de cerdo falsas, o bien podrían procesarla como carne para hamburguesas y perritos calientes”.

“El canibalismo ha existido antes en EU, y apenas hace unas décadas los estadounidenses comían negros, indios y chinos”, escribe el autor del texto, apodado “Señor Nube”.

El artículo recibió más de 100 mil visitas, según la fuente.

Otras entradas de la misma cuenta, que tenía millones de seguidores, aseguran que “aprender inglés te hace estúpido”.

La cuenta habría sido creada por grupos ultranacionalistas chinos en connivencia con empresarios que buscan sacar partido económico de las malas relaciones entre China y Estados Unidos, según varios expertos citados por el periódico.

Además, el cierre se produce poco después de que la Administración del Ciberespacio de China -la máxima autoridad cibernética del país- diera inicio el pasado viernes a una campaña de ocho meses para eliminar “información ilegal y falsa” de Internet, agrega.

“Desde el punto de vista del Gobierno chino o los reguladores de Internet, es importante reprimir algunas expresiones y posiciones extremas. Pueden tener mucha repercusión”, comenta uno de los expertos citados.

“La cuenta ha sido cerrada porque iba demasiado lejos y podría ser contraproducente”, indica al periódico el profesor Zhan Jiang, de la Universidad de Estudios Extranjeros de Pekín.

La compañía china Tencent, creadora de WeChat, cerró la cuenta y otras relacionadas por “inventarse hechos, avivar la xenofobia y engañar a la gente”, agrega el periódico.

Además, la empresa cerró otras 2 mil 500 cuentas por “contenido engañoso” y unas 20 mil por publicar “noticias falsas” desde que comenzó el brote del coronavirus.

El 1 de marzo entró en vigor una nueva legislación para regular el ciberespacio chino que convierte la difusión de rumores en un delito, aunque en ocasiones el régimen considera como “rumores” noticias que se desvían de la “verdad oficial” o que no son lo suficientemente positivas.

Uno de los artículos de esa normativa pide que se evite “comentar de manera inadecuada” sobre desastres naturales, accidentes graves y otras catástrofes, y recuerda que “es ilegal publicar información que difunda rumores y perturbe el orden económico y social”.