Para especialistas de la izquierda mexicana, el Frente Amplio Democrático que propone el PRD y que ha sido aplaudido por el PAN, como una alianza entre opositores para derrotar al PRI en las elecciones de 2018, tiene posibilidad de concretarse, pero en el camino dejará aún más rupturas –internas y externas– a las que ya se evidencian hoy en ambos partidos.

Además, el PRD no tiene la menor posibilidad de colocar a uno de los suyos como el candidato de esa alianza, y eso incluye a Miguel Ángel Mancera, dice el investigador Telésforo Nava. En tanto, la Senadora perredista Dolores Padierna considera que el llamado de la presidenta de su partido para dar paso a este Frente “es un disfraz”, es una “fórmula perdedora” que no hará sino desprestigiar todavía más a esos institutos políticos por lo que, afirmó, llamará a militantes del Sol Azteca a que se rebelen contra esa opción.

Ciudad de México, 26 de junio (SinEmbargo).– No habían pasado 24 horas de que Alejandra Barrales Magdaleno, presidenta nacional del PRD, presentó la iniciativa del Frente Amplio Democrático (FDA), que busca integrar a partidos de oposición para contender en 2018 con un solo candidato y derrotar al Partido Revolucionario Institucional (PRI), del Presidente Enrique Peña Nieto, cuando el perredista Juan Zepeda Hernández levantó la mano: “yo quiero”.

Eso sí, aclaró el ex candidato del PRD a la gubernatura del Estado de México, si esa alianza se da solamente con el Partido Acción Nacional (PAN) y el candidato presidencial es del blanquiazul, entonces no apoyará dicho Frente.

Lo mismo sucedió del lado panista, que aplaudió la iniciativa pero con sus reservas.

Mauricio Tabe Echartea, presidente del PAN en la Ciudad de México, celebró la disposición de distintas fuerzas políticas para conformar un Frente Amplio y construir un proyecto común que reúna las diversas visiones políticas, sociales y ciudadanas.

Pero, aclaró, “estamos abiertos a las alianzas, claro que sí, siempre y cuando estén en condiciones las otras fuerzas políticas u otros personajes a suscribir los postulados de nuestras plataformas”.

Esos caprichos y el “gran ego” de los protagonistas son los que, a pesar de que el FDA se concrete, no dejará a nadie conforme y, en cambio, provocará fuertes roces dentro y fuera de sus partidos, coincidieron analistas y políticos.

“El primer problema que tienen, al menos en el PRD, ya que faltan otras instancias para sacar adelante el acuerdo, y lo van a sacar adelante, es que va a profundizar la división del partido e incluso lo va a deteriorar aún más”, dijo Telésforo Nava Vázquez, profesor e investigador de la Universidad Autónoma de México (UAM), campus Iztapalapa.

El especialista en Estado y el sistema político mexicano, además de Gobierno y movimientos sociales en la Ciudad de México, expuso en entrevista con SinEmbargo que, por ejemplo, la corriente Izquierda Democrática Nacional (IDN), encabezada por René Bejarano Martínez y la Senadora Dolores Padierna Luna, van a aprovechar las negociaciones para plantear una alianza a favor de Andrés Manuel López Obrador, dirigente del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), y claro candidato de ese instituto político a la Presidencia en 2018.

Además, destacó el profesor Nava Vázquez, en el PAN también fuertes diferencias entre quién será el elegido para la contienda. En todo caso, dijo, en este acuerdo el PRD en lo único que puede influir es en que la candidata no sea Margarita Zavala Gómez del Campo, por sus antecedentes y los de su marido, el ex Presidente Felipe Calderón Hinojosa.

Y en toda esta definición se va a generar “una lucha de egos y roces muy fuerte” entre la gente del PRD y el PAN, aun así van a llegar a un acuerdo.

“Eso sí les digo: el candidato de ese Frente va a ser del PAN, sea quien sea, pero el PRD no tiene la mínima posibilidad de poner a alguien de sus filas para encabezar esa apuesta”.

Miguel Ángel Mancera Espinosa, dijo, Telésforo Nava, “ha sido de los grandes promotores de este acuerdo y para eso puso a Barrales: para que buscara esta alianza. Porque Mancera –no sé si tiene mucho de ingenuidad o de ignorancia–cree todavía que puede ser el candidato, el “independiente”, y a eso está jugando Mancera, como a eso juegan Silvano [Aureoles Conejo] o Graco [Ramírez Garrido Abreu] o cualquier otro político en el PRD.

“Veo casi imposible que el PRD pueda poner a alguno de sus representantes, y el mismo Mancera está descartado por su gran ineficiencia en la Ciudad de México, es un gran desastre como gobernante de la capital”, afirmó.

En este contexto, consideró, tampoco hay espacio para que López Obrador y Morena entren a esta alianza, y mucho menos que se subordine al candidato de otro partido.

“Él no es, y ya se vio en distintas ocasiones y recientemente en las elecciones del Estado de México, un hombres que diga: ‘vamos a sentarnos, vamos a hacer acuerdos, vamos a consensuar’. Es su vena autoritaria lo que lo impide. “Ahora, su autoritarismo no implica que no tenga razón. En la lógica de ser consecuentemente democrático no se puede aliar con la derecha, eso no va a suceder”.

Sin embargo, dijo Nava Vázquez, nadie debe llamarse a la pureza.

“Si se revisa la historia reciente, ¿quién fue el candidato del PRD en Oaxaca en las elecciones de 2010? El ex priista Gabino Cué Monteagudo. Y Andrés Manuel lo puso, él fue a hacer campaña por Gabino”.

Igual el PRD ha hecho alianzas con candidatos a los que el tricolor no les da preferencia en sus estados, y se ha aliado con todos.

Entonces, afirmó el investigador, aquí no hay puristas. “Andrés Manuel es también como la mayoría de los políticos: pragmático y oportunista. Y así son también en el PRD y en el PAN”, expuso.

Por la noche del domingo pasado, y de gira por Aguascalientes, el propio AMLO fijó su postura frente a la propuesta perredista.

“[La alianza] La tienen consolidada desde hace mucho tiempo, desde el Pacto por México, que no es más que Pacto contra México, ahí se unieron el PRI, el PAN, el PRD, es lo mismo, están al servicio de la mafia del poder”, dijo.

LA ALIANZA ES UN “DIFRAZ”: PADIERNA

Dolores Padierna Luna, fundadora del Sol Azteca e integrante de la corriente Izquierda Democrática Nacional, sostuvo que el frente anunciado “es un disfraz para ocultar una alianza PAN-PRD”.

La actual Senadora de la República sostuvo que el acuerdo partidista pretende hacer que un panista se quede con la candidatura de la Presidencia de la República y un perredista con la de Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

Esta decisión, consideró es “muy lamentable” y “ muy errada”, y dijo que en su caso no llamará a impugnarla debido a que “no se trata de un debate jurídico sino político”. También expuso que llamará a los militantes a “que se rebelen” contra esa línea política.

La legisladora descartó que el frente sea el origen de una desbandada de perredistas hacia Morena y aseguró que es “preferible” ir solo en 2018 que hacer el “ridículo” ante una “fórmula perdedora” que le quitará credibilidad a ambos partidos.

“No es que [con la alianza] se hagan más competitivos [PAN-PRD]. Es un cálculo errático el pensar que un panista va a votar por la izquierda, si ellos se han caracterizado por ser de derecha y ser muy neoliberales […]. En las elecciones anteriores locales, municipales y estatales, donde se ha formalizado la alianza PAN-PRD, los panistas jamás votan por el PRD y la izquierda, a su vez, no vota por el PAN”, expresó en entrevista con este diario digital.

Si la alianza fuera “genuina”, si esa intención de la unión partidista tanto de los candidatos panistas y perredistas fuera auténtica, todos deberían de renunciar a sus aspiraciones presidenciales en favor de una candidatura ciudadana.

“Es un disfraz, están queriendo engañar. Si fuera genuino dirían: ‘ningún panista ni ningún perredista va a ser nuestro candidato. Vamos a buscar un candidatura ciudadana’. Que lo digan y entonces ya valoraríamos a ese frente democrático”, destacó.

FRENTE NO ES OPOSITOR: BATRES

Al respecto, el líder de Morena en la Ciudad de México Martí Batres Guadarrama sostuvo que el Frente “en realidad es la continuidad del ‘pacto contra México'”.

Aseguró que la alianza partidista no representa una oposición real: “Tiene que ver con la lógica del PRIAN, cuando el PRI está muy desgastado impulsan el PAN, como ocurrió en 2006, y luego cuando el PAN está muy desgastado impulsaron el regreso del PRI, y ahora quieren regresar al PAN disfrazado de frente opositor”.

“Esos partidos no son oposición. Esos son satélites del PRI”.

El líder partidista señaló que sí ve la posibilidad de que la unión partidista logre concretarse, aunque sostuvo que “nos le afecta a Morena porque es la oposición real”. Y sostuvo que parte de la militancia perredista sí se unirá Morena en caso de que se concrete el Frente.

¿QUÉ PROPONE EL FAD?

Ayer, el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido de la Revolución Democrática (PRD) aprobó impulsar la creación de un Frente Amplio Democrático (FAD) para derrotar al PRI en las elecciones presidenciales de 2018.

La decisión, sin embargo, aunque avalada por la totalidad de los consejeros: 16 votaron a favor, cinco en contra y se registró una abstención.

En el CEN participan los gobernadores Silvano Aureoles Conejo, de Michoacán; Arturo Núñez Jiménez, de Tabasco; Graco Ramírez Garrido Abreu, de Morelos, y el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa.

El PRD propuso crear una amplia alianza opositora que congregue a distintos partidos y a ciudadanos.

En conferencia de prensa, Alejandra Barrales Magdaleno, presidenta nacional del Sol Azteca, destacó que el llamado a la conformación del FAD será enviado mediante misivas a los diferentes sectores sociales de oposición, entre los que se encuentran la mayoría de los partidos políticos, con excepción del PRI.

La dirigente recordó que el pasado 8 de abril, en una concentración masiva de militantes y dirigentes perredistas en el zócalo capitalino, el PRD planteó, por primera vez, la construcción de este frente.

El próximo año, recordó, se elegirán al Presidente de la República, 128 senadores [3 por cada una de las 32 entidades federativas y 32 por lista nacional], 500 diputados federales [300 por mayoría simple y 200 de representación proporcional], y 30 elecciones concurrentes.

Además de votará también por nueve gobernadores en Chiapas, Ciudad de México, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Puebla, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

El documento con el que aprobó la creación del llamado FAD destaca que para 2018 se espera una elección inédita y altamente competida. En ella se perfilan tres grandes tendencias electorales:

“Una que impulsa el extremismo y la polarización social y política del País. Otra, la del PRI que representa la continuidad, el status quo y defienden el modelo de desarrollo neoliberal y sus reformas estructurales”.

La ruta de este proyecto se plantea en tres puntos.

1. Contribuir inmediatamente con todas las fuerzas políticas y sociales al consenso para la constitución del FAD.

2. Convocar una mesa de diálogo para construir de modo plural el programa común, las plataformas electorales de las elecciones federales y las locales, diseñar la propuesta de gobierno democrático de coalición, y definir el método, priorizando el consenso, y los mejores perfiles para determinar a los candidatos idóneos que representen al FAD.

3. Buscar la participación amplia de ciudadanos académicos, periodistas, artistas, empresarios, mujeres, jóvenes, indígenas, trajadores, campesinos, dirigentes sociales, representantes de organizaciones y movimientos de la sociedad civil y de los partidos políticos de oposición al régimen actual.