De acuerdo con un análisis de Banorte, el arbitraje impulsado por la CFE podría provocar un retraso en la puesta en marcha del gasoducto, así como la percepción de los inversionistas en torno a la certidumbre de los contratos firmados.

Ciudad de México, 26 de junio (Economía Hoy).– El Embajador de Canadá, Pierre Alarie, expresó mediante su cuenta de twitter que está “profundamente preocupado” porque “México no desea respetar los contratos de gasoductos” que sostiene con ese país.

El diplomático emitió este tuit luego de que la CFE enviara a IMG – empresa socia de la canadiense TC Energy Corporation en el Gasoducto Marino Sur de Texas-Tuxpan -una solicitud de inicio de arbitraje mediante la que demanda la nulidad de ciertas cláusulas de servicios de transporte de ese ducto.

Según un comunicado emitido por IEnova, unidad mexicana de la estadounidense Sempra Energy, esas cláusulas se refieren a la responsabilidad de las partes en eventos de caso fortuito y fuerza mayor, así como el reembolso de pagos por capacidad relacionados a los eventos que la CFE inicialmente reconoció conforme al contrato y que ahora considera indebidos.

De acuerdo con un análisis de Banorte, el arbitraje impulsado por la CFE podría provocar un retraso en la puesta en marcha del gasoducto, así como la percepción de los inversionistas en torno a la certidumbre de los contratos firmados.

Por esta razón, las acciones de IEnova cayeron un 4.26 por ciento  en la Bolsa Mexicana de Valores este miércoles hasta 77.01 pesos por título.

El gasoducto requirió una inversión de más de 2 mil 500 millones de dólares y tiene la capacidad de transportar 2 mil 600 millones de pies cúbicos diarios de gas natural, incrementando la capacidad de importación de este hidrocarburo a México en aproximadamente 40 por ciento, según IEnova.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ECONOMÍA HOY. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.