México

Morena arranca campaña en Coahuila, bastión histórico que podría quitarle al priismo

26/06/2022 - 12:07 pm

En el Estado de México y Coahuila habrá elecciones de Gobernador el próximo año, con lo que estos actos refuerzan la presencia de Morena en ambas entidades, las dos últimas que le quedan al PRI.

Ciudad de México, 26 de junio (SinEmbargo).- Las y los líderes de Morena se preparan este domingo para un segundo evento masivo que marque el inicio de su estrategia electoral para tratar de arrebatarle al Partido Revolucionario Institucional (PRI) uno de los últimos bastiones históricos que le quedan: la gubernatura de Coahuila. La disputa de este territorio clave será en los comicios del 2023, pero el oficialismo busca desde ahora tomar la delantera en la contienda.

Con la presencia de sus principales figuras, las y los morenistas congregarán en la explanada del Centro Cultural “Benito Macías”, ubicado en el municipio Francisco I. Madero, al medio día con el objetivo de unirse y movilizarse para que siga la transformación en el país.

Al igual que en el mitin del pasado 12 de junio, celebrado en Toluca, Estado de México, se espera la participación de los aspirantes a la candidatura presidencial de ese partido en 2024, las llamadas “corcholatas”, así como de quienes desean formar parte del proceso interno de selección para luchar por el Gobierno de Coahuila.

En el Estado de México y Coahuila habrá elecciones de Gobernador el próximo año, con lo que estos actos refuerzan la presencia de Morena en ambas entidades, las dos últimas que le quedan al PRI, partido que atraviesa por una fuerte crisis después de los pocos resultados favorables que obtuvo en los comicios del 5 de junio.

Esto llevó a que días más tarde, el 11 de junio, nueve expresidentes del tricolor reconocieran que atraviesan una crisis interna y solicitaran a Alejandro Moreno Cárdenas, actual líder del partido, un diálogo sobre el futuro de la institución política. Él aceptó la propuesta y los citó el martes 14 de junio a las 10:00 horas en el CEN.

En la reunión entre los exdirigentes y Moreno Cárdenas se pidió el término de su gestión, ya que ha perdido 10 gubernaturas entre 2021 y 2022, y se ha reducido como nunca en su historia: sólo gobierna tres estados, dos de los cuales se renovarán en 2023.

—¿Hubo una solicitud unánime de los expresientes de que terminara [su gestión]? —se le cuestionó ese día a Dulce María Sauri Riancho, una de las asistentes al encuentro, de tono más diplomático, pero severo.

La expresidenta nacional del PRI respondió: “Fue un planteamiento que se hizo, sobre todo pensando que es lo mejor para el partido”. Sin embargo, “Alito” descartó renunciar a su cargo.

Alejandro Moreno Cárdenas, dirigente nacional del PRI. Foto: Graciela López, Cuartoscuro

A la exgobernadora de Yucatán también se le preguntó si Alejandro Moreno tendría que renunciar ante la polémica que han causado los audios filtrados por la Gobernadora de Campeche, Layda Sansores, que lo relacionarían con enriquecimiento ilícito, sobre todo sabiendo que las autoridades de ese estado ya anunciaron investigaciones en su contra.

“Sería una cuestión estrictamente voluntaria porque los estatutos del PRI no plantean en ningún lugar una remoción de la dirigencia por una situación de esta naturaleza”, expuso.

Mientras que Moreno Cárdenas añadió a su vez que “lo que se planteó fue hacer una reflexión para saber si estamos preparados para la próxima elección”.

Lo cierto es que los números que tiene Alejandro Moreno son inéditos en la historia del priismo. Cuando inició su gestión, el PRI gobernaba 12 estados. Ahora en su breve mandato perdió: Campeche, Colima, Guerrero, Hidalgo, Oaxaca, Tlaxcala, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora y Zacatecas. Ha ganado sólo una gubernatura, la de Durango en la que contendió en la alianza.

Pero ahora tendrá el reto de mantener los dos últimos bastiones priistas: Coahuila y el Estado de México, para lo cual ha confiado su destino al Partido Acción Nacional (PAN), que se prevé que lleve mano en la designación de la candidatura mexiquense.

CUALQUIER DIVISIÓN ES TRAICIÓN: MARIO DELGADO A EL PAÍS

En una entrevista con el periodista Francesco Manetto para El País, Mario Delgado Carrillo, presidente nacional de Morena, aseguró que cualquier división que se presente en el partido “es traición” y añadió que no habrá favoritismo en la candidatura presidencial para los comicios de 2024.

El líder morenista señaló que entre simpatizantes debe haber respeto y aprendizaje para convivir con las distintas diferencias que existan para que el proyecto del Presidente Andrés Manuel López Obrador siga avanzando.

“En estos momentos tiene que haber un gran compromiso, de todos quienes participamos en este movimiento, de una gran unidad. Porque vienen momentos definitivos para este proceso histórico de transformación que encabeza nuestro Presidente. Entonces, cualquier división es traición. Porque no se están limitando ni los derechos ni la participación de nadie. Puede haber diferencias, pero ante todo debe haber unidad y compromiso con el proyecto del Presidente”, dijo al medio español.

Mario Delgado, dirigente nacional de Morena. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro.

Cuestionado sobre los posibles candidatos y la reunión que se llevó a cabo el pasado 12 de junio en Toluca, Estado de México, en la que estuvieron juntos los potenciales presidenciables Adán Augusto López Hernández, Marcelo Ebrard Causabón y Claudia Sheinbaum Pardo, el dirigente de Morena señaló que en la actualidad se debe vivir en una democracia plena y sin simulaciones, por lo que invitó a los que aspiran a la candidatura presidencial a que “lo manifiesten”.

“No tienen por qué andar con regateos y simulaciones. […] Entonces, todos los aspirantes que estén en este proceso deben ser respetuosos, hacer trabajo de partido, tener una gran lealtad con el Presidente de la República y con Morena. Y conducirse con cordialidad, con fraternidad, con respeto. No son adversarios, somos compañeros de un mismo proyecto”.

Mario Delgado reiteró a El País que en Morena “habrá absoluta imparcialidad”, por lo que no se va a favorecer a nadie. “Vamos a actuar con transparencia y vamos a llevar un proceso absolutamente democrático donde la gente tome la decisión y se va a respetar”. Además, el morenista afirmó que el partido no va a generar ningún pretexto para que haya alguna división o alguna ruptura justificada.

En cuanto a la encuesta que prevé realizar Morena para elegir al sucesor o a la sucesora de López Obrador, Delgado Carrillo refirió a El País que en junio de 2023 habrá una convocatoria, con la cual se podrá hacer el sondeo correspondiente y así saber el nombre de la o el candidato a la Presidencia de la República.

Ricardo Monreal Ávila, coordinador de Morena en el Senado. Foto: Cuartoscuro

No obstante, Ricardo Monreal Ávila, coordinador de los senadores de Morena y aspirante a la candidatura presidencial, ha manifestado en reiteradas ocasiones que el partido debe realizar un proceso interno de selección de la candidatura y no una encuesta como sugieren muchos simpatizantes, entre ellos, Andrés Manuel López Obrador.

A pesar de ello, Mario Delgado defendió el método, pues indicó en entrevista con el periódico español que es un instrumento que permite detectar la credibilidad y la honestidad”. “El beneficio de la encuesta es que finalmente es la opinión de la gente la que decide, la que termina influyendo. Y no debería haber tantos cuestionamientos a la encuesta si vemos los resultados que hemos tenido”.

Respecto a si fue o no invitado el Senador Monreal al evento en Toluca, el dirigente de Morena mencionó que el partido no ha discriminado ni va discriminar a nadie. Asimismo, insistió en la unidad adentro del movimiento.

“No vamos a cometer el error de excluir, de beneficiar a nadie. Hay garantías de piso parejo, de absoluta imparcialidad y transparencia en la actuación del partido”, expresó a El País.

En cuanto al balance de las elecciones del pasado 5 de junio, en las que Morena ganó cuatro de las seis gubernaturas en disputa, Mario Delgado dijo al medio que la valoración de dichos resultados “es muy positiva”, ya que en 2018 el partido no gobernaba ni una sola entidad y hoy gobierna 22 de 32 entidades.

El periodista Francesco Manetto también preguntó al líder morenista sobre las expectativas que tiene el partido oficialista para las elecciones en el Estado de México y Coahuila para el siguiente año. Mario Delgado mencionó que Morena quiere ganar y que para ello ya han comenzado a organizarse. En ese sentido, destacó la reunión en Toluca, en donde arrancaron formalmente el proceso de organización para poder triunfar en el 2023.

“Vamos a poner el mayor esfuerzo en el Estado de México y en Coahuila, que son los dos últimos estados priistas para que logremos la victoria en el 23 y en el 24”, concluyó.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas