Ejidatarios de Temamatla, San Pablo Atlazalpan y San Mateo Huitzilzingo, en el Estado de México, necesitan agua para regar sus cultivos frente a la sequía derivada de la crisis climática. La Comisión de Agua estatal otorgó en 2015 millonarios contratos para la construcción de tres plantas de tratamiento de aguas residuales, documentó ControlaTuGobierno. Sin embargo, no han sido entregadas por un cúmulo de irregularidades.

Chalco, Estado de México, 26 noviembre (SinEmbargo).- Un corazón con la frase “seis lindos meses” y “eres mi universo” se ven en la obra negra abandonada de 47 millones de pesos “desperdiciados”. En 2015, cuando el priista Eruviel Ávila Villegas era Gobernador,  se proyectó construir una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales en el municipio rural Temamatla, Estado de México. Se canceló sin explicación clara. Sin lluvia suficiente, derivado de la crisis climática, los 108 ejidatarios deben regar los cultivos en 200 hectáreas con agua contaminada.

“Hubo pérdidas porque ve que no llovió. Si llovió en dos ocasiones fue mucho. Y pues, si hubiera estado esto en función, hubiéramos salvado algo. Todo eso –señala las hectáreas de campo– está para siembra, y se perdió. No hubo maíz, frijol, hubo sequía, ¡chihuahua!”, dijo Sabino Ortiz, Tesorero del Comisariado Ejidal, quien comentó que “está mal” usar aguas negras porque puede provocar enfermedades.

A lado del “elefante blanco”, dos ejidatarios recogían la cosecha de hortalizas, regadas con agua negra de la laguna detrás del edificio.

En 2015 se proyectó construir una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales en el municipio rural Temamatla, Estado de México. Se canceló sin explicación clara. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo.

Alrededor de la zona de Chalco, en la comunidad de San Pablo Atlazalpan y San Mateo Huitzilzingo, también se repiten las irregularidades en la entrega de las plantas tratadoras que permitirían sanear el agua residual de uso doméstico descargada en el río Amecameca, donde hace medio siglo se podía nadar y lavar ropa, pero se convirtió en un canal de aguas negras. Las garzas blancas aún lo sobrevuelan.

La organización ControlaTuGobierno presentó una denuncia ciudadana para que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detecte si hubo corrupción en el caso de Huitzilzingo y audite los otros casos.

“Decían que íbamos a tener un beneficio para el ejido cuando estuviera terminada, pero no hicieron entrega de nada. Se han robado láminas y materiales, porque dejaron abandonado. Hay una empresa responsable de todos estos robos”, afirmó Carlos Sabines, presidente del Comisariado Ejidal de Temamatla.

“Si esta Planta Tratadora trabajara, también nos llevaríamos unas redes de agua para el pueblo, a las escuelas, a los jardines. Ya no usaríamos tanto el agua potable que aquí está bien escasa. Echan andar el pozo solo una vez por semana. No puedo creer que el Gobierno derrochara tanto dinero, fue tirado a la basura, mucha corrupción”, acusó parado frente a la obra gris e invadida por hierba.

ControlaTuGobierno presentó una denuncia ciudadana para que la Auditoría Superior de la Federación detecte si hubo corrupción en el caso de Huitzilzingo y audite otros casos. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo.

El 29 de mayo de 2015, durante la administración del priista Ávila Villegas, la Comisión de Aguas del Estado de México (CAEM) contrató a VALSI Infraestructura para construir la Planta de Tratamiento para un plazo de ejecución en 190 días, por 29 millones 390 mil pesos de recursos federales y estatales, documenta ControlaTuGobierno. Se inició sobre una antigua laguna de oxidación en los límites entre Temamatla y Chalco.

“La abandonaron, se fueron, se ve que desviaron”, dijo Sabino, quien pide que “caigan los corruptos” y entreguen la Planta al municipio de 11 mil habitantes.

Los otros cuatro contratos que suman los más de 47 millones de recursos estatales y federales, provenientes del Programa de Tratamiento de Aguas Residuales 2015, son el otorgado el 18 de julio de 2014 a Grupo Arquitec RS de Morelos para la primera etapa de la construcción de colectores por 7 millones 886 mil pesos; el 3 de marzo de 2015 para la segunda etapa por 9 millones 173 mil pesos; el 17 de julio de 2015 para Grupo Enriquez Soluciones Ambientales y Desarrollo Empresarial para el estudio ambiental por 997 mil pesos; y el 20 de julio de 2015 para ESGON de México para el estudio socioeconómico por 349 mil 191 pesos, ha documentado ControlaTuGobierno a través de solicitudes de transparencia.

Alrededor de la zona de Chalco, en la comunidad de San Pablo Atlazalpan y San Mateo Huitzilzingo, también se repiten las irregularidades en la entrega de las plantas tratadoras. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo.

Elvia Arzate Estrada, coordinadora de Proyectos en ControlaTuGobierno, compartió en entrevista que no ha sido fácil obtener la información, ya que se las han negado (desconocen si es porque no quieren o no la tienen), por lo que la han “peleado” con recursos de revisión.

“Se canceló la obra y no tenemos información de cuál fue el motivo. Únicamente pudimos obtener un oficio donde se daba por cancelada”, afirmó.

La Comisión de Aguas del Estado de México (CAEM) debe ser la encargada de iniciar un nuevo proyecto y entregarlo funcionando.

“El cambio climático ha afectado directamente a los campesinos, porque su sistema de riego es por temporal de lluvias. Pero no ha llovido tanto en el año y sus cosechas se han perdido. Ellos requerían de agua tratada para poder continuar con el proceso de cultivo”, dijo Arzate.

El 29 de mayo de 2015. la Comisión de Aguas del Estado de México contrató a VALSI Infraestructura para construir la Planta de Tratamiento para un plazo de ejecución en 190 días. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo.

“QUE NUESTRO CAMPO SIGA FLORECIENDO”

A la entrada del pueblo originario San Pablo Atlazalpan, Chalco, se encuentra una forrajería, donde venden maíz y alfalfa para el alimento del ganado. Este año no ha llovido y, ante la falta de entrega de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de 22 millones 617 mil pesos, han perdido cosechas del maíz nativo y frijol.

En la comunidad de 20 mil habitantes tienen un Comité de administración del agua autónomo denominado Sistema de Agua Potable y Alcantarillado, cuya dirección se elige en asamblea cada tres años.

Julio García, del Colectivo Consejo Comunitario Atlazalpan, destacó que en este ciclo agrícola perdieron un 90 por ciento de su producción por la sequía, porque es de temporal de lluvias. Los terrenos muestran maizales secos, sólo para alimentar a los animales.

“A eso se le llama calentamiento global”, dijo. “Atlazalpan tiene cerca de 500 hectáreas de producción agrícola. El maíz nativo tiene una gran importancia para la diversidad, pero debido a las mala aplicación de las políticas se está perdiendo. Estamos exigiendo que esto (la planta) sea destinado para nuestra producción agrícola, porque tenemos ese derecho. Haremos lo posible porque nuestro campo siga floreciendo”, afirmó porque, dijo, no quiere migrar a la ciudad, sino conservar sus cultivos.

Julio García, del Colectivo Consejo Comunitario Atlazalpan, destacó que en este ciclo agrícola perdieron un 90 por ciento de su producción por la sequía, porque es de temporal de lluvias. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo.

El comunitario Vicente García acusó que la planta se las prometieron desde 2015, “pero ya estamos casi en 2020 y no hemos visto ningún avance”, por lo que el Comité de administración de la comunidad propuso continuar la obra, pero la Comisión de Agua del Estado de México (CAEM) se los negó a pesar de que el predio es comunitario.

“Sentimos que al gobierno municipal les incomoda que nosotros decidamos qué hacer con nuestra agua. La queremos para nuestra producción agrícola. Este año la temporada fue de mucha sequía, se ha dejado en el abandono al campo y buscamos que se impulse”, aseguró el Presidente del Consejo de Vigilancia del Comité de Agua.

Pese al crecimiento de la mancha urbana, “en la parte del cerro tenemos todavía mucho más terreno que podemos seguir cultivando, pero requerimos del agua”, lamentó.

ControlaTuGobierno documentó que se dieron cinco contratos por 22 millones 670 mil pesos de 2013 a 2018, derivados de los programas federales APAZU, PROTAR y Fideicomiso 1928.

Consorcio Luyet recibió 949 mil pesos el 17 de octubre de 2013 por el estudio ambiental; MM Ingeniería e Hidroconsultoría se benefició de 2 millones 331 mil pesos el 21 de julio de 2014 para el proyecto ejecutivo; Farah Ingenieros tuvo 99 mil 999 pesos el 31 de julio de 2014 para el estudio socioeconómico; la Constructora de la Conciencia ganó 13 millones 939 mil pesos el 4 de junio de 2015 para la construcción; y Desarrollos y Construcción Opción Uno obtuvo 5 millones 350 mil pesos el 22 de febrero de 2018 para la construcción.

En la comunidad de 20 mil habitantes tienen un Comité de administración del agua autónomo denominado Sistema de Agua Potable y Alcantarillado, cuya dirección se elige en asamblea cada tres años. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo.

“En este momento no está funcionando. Solo dos meses estuvieron simulando el procedimiento de estabilización (calibrar las distintas etapas del sistema de tratamiento), pero nunca nos mostraron la calidad del agua”, expuso Vicente.

Durante la visita de la prensa a la planta sin operar, arribaron los ingenieros actuales a dialogar. Ervia Arzate, de ControlaTuGobierno, explicó que les argumentaron que están en proceso de entrega-recepción.

“Para entregarla a la CAEM, debe estar en funcionamiento. Parece que ya fue entregada (a inicios de este 2019), pero la dejaron de trabajar, lo que generó pérdidas de recursos, por lo que tienen que volver a estabilizarla”, dijo.

“EL CLIMA HA ESTADO MAL” 

A lado del río Amecameca, ahora un canal de aguas negras municipales y del reclusorio local, la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de 108 millones 570 mil pesos en San Mateo Huitzilzingo, Chalco, se hunde sobre el terreno fangoso.

En 2015 la obra se pasó del predio en la parcela escolar, donde se invirtieron 2 millones de pesos para el estudio ambiental y socioeconómico, a un núcleo agrario, pero en 2016 el Ayuntamiento de Chalco permitió que se trasladara a un predio privado ofrecido a cambio de condonación de impuesto. Sin estudios de por medio, ahí se construyó.

“Tenemos bueno nuestro campo, pero lo que nos hace falta es con qué trabajarlo. Lo que nos hace falta es agua. Hay temporadas en que llueve, y es cuando se fortalece un poquito la sequedad de todo esto que no le cae nunca el agua”, afirmó la ejidataria Nazaria Mireles Gutiérrez, mientras mostraba un campo donde se ven zonas verdes con alfalfa y acelga, y áreas secas. “Ahorita como no han caído heladas hay verde. Pero en tiempo de secas, todo se se ve café; no se da. A veces se queda el cultivo tirado completamente”.

“Nosotros sembramos lechuga, rábanos, cilantro, espinaca, maíz, ahorita hay brócoli (pero le entró plaga), que se lleva a la Central de Abastos. A veces se dan los cultivos y a veces no. Se necesitan abonos, químicos para las plagas, maquinaria para acomodar las avenidas”, compartió.

A lado del río Amecameca, ahora un canal de aguas negras municipales y del reclusorio local, la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales se hunde sobre el terreno fangoso. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo.

Pero los programas sociales de la Secretaría de Agricultura “no llegan a las comunidades que los necesitamos. Que nos apoyen con semillas, pero nosotros no hemos gozado de nada, nada, nada. Llevamos varios sexenios que nada. Todo lo sembramos como Dios y la suerte dice. Nos vamos a medias o se hacen grupos”.

A lo lejos del ejido, se ve el reclusorio local. “Nosotros teníamos un hibernadero, pero se echó a perder porque hasta ahí llega el agua del reclusorio, porque sacan las pipas y las riegan. Y hubo gente que se salió de sus casas por el olor”, señaló Nazaria. “Este pueblo está mal completamente y abandonado por todos nuestros mandos, que es el Gobierno”.

Al ejidatario Reyes Castro este año no se le dio su cosecha de maíz por falta de agua, contó frente a la planta tratadora-elefante blanco, a espaldas del río Amecameca contaminado, que antes estaba más elevado por el agua proveniente de los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl. Aunque el Gobierno federal les prometió fertilizantes, no llegan.

“El clima ha estado mal, porque se ha atrasado la lluvia. Y cuando llueve, se siembra, y ya cuando el maíz está de 10 u 8 centímetros, deja de llover y se empieza a secar la siembra. Esta temporada fue mala. Se hicieron los gastos normales, unos 5 mil pesos en una parcela, pero el maíz está chiquito, solo para pastura para los animales. Tendría que estar más alto y eso que está pegado a la humedad del río”, afirmó.

En 2015 la obra se pasó del predio en la parcela escolar a un núcleo agrario, pero en 2016 el Ayuntamiento de Chalco permitió que se trasladara a un predio privado ofrecido a cambio de condonación de impuesto. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo.

“Según hace dos años iban a echar andar esta planta, pero vemos que se está hundiendo. Necesitamos el agua porque es temporal y por la sequía que hay no alcanza para sacar la cosecha”, dijo Castro. “Uso el agua (del río contaminado) solo para riego de alfalfa (encima de la tierra). Antes sembraban con agua limpia, mi tío se dedicaba a eso con los tomates”.

Los más de 108 millones de pesos son de PROSAN 2016, PROAGUA 2017 y Fideicomiso 1928 en 2018. El 16 de junio de 2016 Acquasu recibió 47 millones 672 mil pesos para construir la planta; y Halcón Internacional de Proyectos Ecológicos obtuvo 39 millones 708 mil pesos en junio de 2017 y otros 17 millones 819 mil pesos en diciembre de 2018. Pero no funciona por las condiciones del terreno.

ControlaTuGobierno ha documentado solo la región de Chalco. “Creemos que el problema de saneamiento del agua es a nivel nacional. Quien tendría que hacer una política hídrica nacional y vigilarla es la Comisión Nacional de Agua. Tendrían que trabajar en conjunto y con los municipios para que pudiera funcionar”, expuso Elvia Arzate Estrada, coordinadora de Proyectos en ControlaTuGobierno.