El INE multó al PRI por intentar vender de la base de datos que se le entregó el 12 de febrero de 2015. Por otro caso, el instituto también sancionó a BBVA Bancomer ante el retraso de proporcionar información para investigar irregularidades en la campaña electoral del 2012.

Ciudad de México, 26 de octubre (SinEmbargo).– El Partido Revolucionario Institucional (PRI) deberá pagar una multa de 84.3 millones de pesos por poner a la venta en el sitio web de Mercado Libre la Lista Nominal de 2015.

El Consejo General del INE avaló hoy la multa millonaria contra el partido, también informó que el ciudadano que intentó vender los daros en internet deberá pagar 40 mil pesos.

“Tras una investigación exhaustiva se acreditó que Mario Silva Rodríguez es la persona que pretendía realizar la venta de la base de datos que se entregó al PRI el 12 de febrero de 2015 y que nunca fue reintegrada a la autoridad electoral”, detalló el INE en un comunicado.

El órgano electoral aseguró que los datos que intentaron venderse fueron resguardados desde que se detectó la oferta en el sitio web de ventas, en 2018.

Además de esta sanción, el INE aprobó multar a BBVA Bancomer y a una excandidata independiente de Morelos por el uso indebido de datos.

SANCIÓN A BBVA BANCOMER

La sanción aprobada por el Consejo General del INE contra BBVA Bancomer asciende a 377.4 miles de pesos. El órgano detalló que ésta fue impuesta por la negativa del banco a entregar información que permitiera conocer los movimientos opacos de Logística Estratégica Asismex en el 2012.

La relación del banco con Asismex fue documentada por el INE luego de que en 2012 se repartieran miles de tarjetas bancarias a representantes de casilla, las personas beneficiarias fueron en su mayoría representantes del PRI cuando Enrique Peña Nieto era el candidato presidencial.

La Consejera Claudia Zavala estimó que haber contado con la información a tiempo, “habría permitido abrir muchas más posibilidades”.

El Consejero Ciro Murayama aseguró que la dilación por parte de la institución financiera generó un retraso de tres años en la investigación, pero reconoció que desde ese incidente la colaboración con el banco ha mejorado.