Economía

El peso y bolsas del mundo caen por variante de COVID; recuperación entra en riesgo

26/11/2021 - 11:09 am

La nueva variante del coronavirus eleva el riesgo de que se implementen medidas similares a las del segundo trimestre del 2020, con consecuencias negativas para la actividad económica global. Esta mutación del coronavirus llega en un momento de crisis inflacionaria global, sumada a los problemas en cadenas de suministros. Hasta ahora ha provocado que, mientras algunos países -entre ellos México- “vuelven a la normalidad”, otros regresen al confinamiento. 

Ciudad de México, 26 de noviembre (SinEmbargo/EFE/Europa Press/RT).– El pánico se apodera este viernes de las bolsas, que se desmoronan con fuertes caídas ante el temor de los inversores por la nueva variante sudafricana del coronavirus.

Desde la tarde de ayer, cuando se dio a conocer que la mutación de la COVID-19 ubicada en Sudáfrica, por ahora llamada B.1.1.529, se ha elevado la aversión al riesgo a nivel global.

Los movimientos a la baja en prácticamente todas las bolsas del mundo se produjeron después de que funcionarios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertaran desde ayer jueves sobre la detección de la nueva variante de COVID-19 en Sudáfrica. Esto ha desatado restricciones de viaje hacia África, principalmente Sudáfrica, en donde se identificó. A pesar de que se están implementando medidas de confinamiento, la nueva variante ya ha sido detectada en varios países como Hong Kong e Israel, por lo que probablemente ya se ha extendido a otras regiones del mundo.

“La nueva variante contiene más mutaciones en la proteína de espiga, el componente del virus que se une a las células, que la variante delta altamente contagiosa. Debido a estas mutaciones, los científicos temen que podría haber aumentado la resistencia a las vacunas, aunque la OMS dijo que se necesita más investigación”, planteó este viernes la CNBC, la cadena de noticias estadounidense líder en materia financiera y de negocios.

Reino Unido suspendió temporalmente los vuelos de seis países africanos debido a la variante. Israel prohibió viajar a varias naciones después de informar de un caso en un viajero.

Hoy, la OMS discute las características de la nueva variante del coronavirus, en donde determinarán si se trata de una variante preocupante, y de ser así, se definiría su nombre como “Nu”.

En México, el peso sufrió su peor desempeño en lo que va del año en el overnight y al inicio de esta última jornada de la semana, al cotizar en 22.11 pesos por dólar. Si bien la moneda mexicana ya era castigada por los más recientes datos de la inflación y de la contracción de la economía nacional en el tercer trimestre del año, la nueva variante de la COVID-19 hizo que los mercados cambiarios entraran en mayor aversión al riesgo.

A las 22:34 horas del 25 de noviembre, el tipo de cambio se ubicó en 21.9946 pesos, su mayor nivel desde octubre del 2020. Foto: Captura de pantalla, portal de Investing.

El nivel de los 22 pesos con 11 centavos por dólar lo alcanzó a las 2:00 horas de este viernes 26 de noviembre. La analista de Banco Base agregó que con tipo de cambio máximo alcanzado hoy, el peso mexicano muestra una depreciación de 9.5 por ciento respecto al cierre del 2020.

Esta mañana, el peso inició la sesión con una depreciación de 0.58 por ciento (12.6 centavos), cotizando alrededor de 21.69 pesos por dólar, perdiendo por séptima sesión consecutiva y acumulando una caída de 5.04 por ciento -o un peso y 4 centavos- en este periodo.

Pese a un desempeño más estable al inicio del día, el tipo de cambio se mantiene entre un mínimo de 21.5358 y un máximo de 22.1550 pesos por dólar.

Cabe recordar que la depreciación del peso no sólo es consecuencia de la nueva variante sudafricana, sino que también se ha elevado la percepción de riesgo sobre México desde el pasado martes con el retiro de la nominación del exsecretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, para ser el nuevo Gobernador del Banco de México (Banxico) -en su lugar, el Presidente Andrés Manuel López Obrador nominó a Victoria Rodríguez, Subsecretaria de Egresos de la Secretaría de Hacienda-. Además, esta semana se publicaron los datos de la inflación en la primera quincena de noviembre, que se ubicó en 7.5 por ciento; y la contracción del PIB en el tercer trimestre del año.

En el caso de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), abrió con pérdidas en sus operaciones iniciales arrastrada también por el temor de esta nueva variante, y lo que ésta pueda ocasionar.

Al arranque de la sesión, la Bolsa inició con operaciones negativas, pero con su primer indicador en 50 mil 304 unidades, pero desde las 8:37 horas de este viernes, su índice de referencia, el S&P/BMV IPC bajaba 1.92 por ciento, con lo cual quedó por debajo de las 50 mil unidades.

Al corte de las 10:21, acumuló operaciones en rojo por 2.73 por ciento y el IPC se situó en 49 mil 240.72 puntos.  Los 12 principales indicadores se movían en rojo, impulsados por pérdidas en bancos.

MERCADOS BURSÁTILES TAMBIÉN CAEN

Todos los mercados europeos contabilizan importantes descuentos, que son del 3.86 por ciento para Madrid, del 3.21 por ciento para París, del 2.93 por ciento para Milán, del 2.58 por ciento para Londres y del 2.57 por ciento para Fráncfort.

En el caso del Euro Stoxx 50, que agrupa las principales compañías europeas, la caída es del 2.88 por ciento.

En Asia, la Bolsa de Tokio cerró hoy con una caída del 2.53 por ciento de su principal indicador, el Nikkei, debido a los temores por la nueva variante de la COVID-19 detectada en Sudáfrica y el ritmo global de contagios, junto a un fortalecimiento del yen.

El índice de referencia de la Bolsa de Hong Kong, el Hang Seng, registró hoy pérdidas del 2.67 por ciento en una jornada de pérdidas generalizadas y pronunciadas, en particular entre los gigantes digitales chinos y los operadores de casinos.

La Bolsa de Seúl cayó hoy y su principal indicador, el Kospi, perdió un 1.47 por ciento ante la preocupación que genera en el parqué el volumen de contagios en Europa y a nivel doméstico y el descubrimiento de una nueva variante.

También los mercados de valores del Sudeste Asiático cerraron este viernes con fuertes caídas arrastrados por los temores generados por la nueva variante del coronavirus detectada en el sur de África.

En Singapur, la Bolsa de la ciudad-Estado bajó 55.25 puntos, un 1.72 por ciento, en Indonesia, el parqué de Yakarta cayó 137.79 enteros, un 2,06 por ciento, en Malasia, la Bolsa de Kuala Lumpur perdió 5.38 puntos, un 0.35 por ciento, en Tailandia, el parqué de Bangkok descendió 37.85 puntos, el 2.3 por ciento.

Asimismo, en Filipinas, la Bolsa de Manila se dejó 90.83 puntos, un 1.23 por ciento y en Vietnam, el índice VN del parqué de Ho Chi Minh (la antigua Saigón) perdió el 0.52 por ciento.

Por su parte, los futuros de Wall Street, que hoy abrirá media sesión por el “fin de semana” largo de Acción de Gracias, que se celebró ayer, anticipan caídas en la apertura del 2.0 por ciento.

Cinco minutos después del inicio de la sesión en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones bajaba 715,15 puntos, hasta los 35 mil 089.23, mientras que el selectivo S&P 500 retrocedía un 1.22 por ciento o 57.59 unidades, hasta 4 mil 643.87.

Wall Street abrió este viernes en rojo y su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, caía un notable 2 por ciento, arrastrado por los temores que ha despertado la nueva variante de COVID-19 de Sudáfrica. Foto: EFE.

El parqué neoyorquino se veía claramente afectado por la preocupante variante del coronavirus detectada en Sudáfrica, que se teme podría ser más contagiosa, además de afectar la eficacia de las vacunas desarrolladas hasta ahora contra la COVID-19.

Sólo uno de los sectores operaba en verde, el sanitario (0.60 por ciento), mientras que el resto registraba pérdidas, especialmente el energético (-6.18 por ciento), el financiero (-4.26  por ciento) y el industrial (-2.96 por ciento).

PETROPRECIOS TAMBIÉN SUFREN NUEVA VARIANTE

También los precios del petróleo cayeron este viernes al nivel más bajo en más de dos meses, ya que la nueva cepa de COVID-19 despertó temores sobre una desaceleración de la demanda justo cuando la oferta comienza a subir.

El nerviosismo de los inversores quedaba especialmente patente en los mercados de energía, donde el precio del barril de crudo Brent, de referencia para Europa, caía hasta los 76.36 dólares, un 7.1 por ciento por debajo de los 82.25 dólares del cierre de ayer, mientras que el precio del barril de West Texas Intermediate (WTI), de referencia para Estados Unidos, se abarataba casi un 8 por ciento y cotizaba en los 72.13 dólares.

Esta corrección de los precios del petróleo se produce apenas unos días antes de la reunión que mantendrán el próximo 2 de diciembre los ministros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros productores aliados encabezados por Rusia.

El crudo de referencia estadounidense, que ayer no operó por la festividad de Acción de Gracias en EU, se veía afectado por el temor del mercado de que la nueva variante afecte notablemente a la economía global, dado que son varios ya los países que han anunciado restricciones de viaje para pasajeros llegados de Sudáfrica y de naciones vecinas.

El petróleo en Estados Unidos disminuyó un 12.2 por ciento, o 9.59 dólares, y se ubicó este viernes en 68.80 dólares por barril, en lo que es su peor jornada desde abril de 2020.

Estas medidas, que podrían adoptar un elevado número de países, previsiblemente afectará el volumen de traslados, por lo que se estima que la demanda del “oro negro” descenderá en un momento en el que precisamente se había empezado a aumentar la producción.

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) abrió este viernes con un importante descenso del 5.55 por ciento. Foto: EFE.

“Parece que el descubrimiento de una variante de COVID-19 en el África meridional está asustando a los mercados de manera global. Alemania ya está limitando viajes de varias naciones afectadas en la región”, explicó en una nota el representante de Again Capital John Kilduff.

“Lo último que necesita el crudo ahora mismo es otra amenaza a la recuperación de los viajes en avión”, agregó.

Además, esta misma semana el Presidente de EU, Joe Biden, ha anunciado que liberará 50 millones de barriles de crudo de la Reserva Estratégica de Petróleo en una iniciativa junto a otros grandes consumidores de energía importantes, como China, India, Japón, República de Corea y Reino Unido, explicó la Casa Blanca en un comunicado.

BITCOIN TAMBIÉN CAE

El precio del bitcóin ha caído alrededor del 9 por ciento en las últimas 24 horas hasta situarse en 53.651 dólares la unidad. Según datos de la plataforma Google Finance, se trata de la mayor caída registrada por la criptomoneda desde el pasado 6 de octubre, cuando cotizó en 55.344 dólares.

Una de las razones de la depreciación estaría en que este viernes caduca la fecha de vencimiento de opciones por un monto de aproximadamente 3 mil millones de dólares. La mayoría de las opciones que vencen esta jornada se fijaron a un precio mayor de 69 mil dólares.

Por su parte, Reuters señala que la caída de valor también se debe al descubrimiento de la nueva variante B.1.1.529 de coronavirus, potencialmente resistente a las vacunas, que ha hecho que inversores se deshicieran de activos con alto riesgo.

En el caso del Ethereum, pierde un 9 por ciento y otras criptodivisas como Binance Coin, Solana, XRP o Dogecoin se desploman por encima de los 2 dígitos al corte de esta nota.

NUEVA VARIANTE PONE EN RIESGO LA RECUPERACIÓN 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) convocó este viernes una reunión de expertos para evaluar la nueva variante del virus de la COVID-19 que se ha detectado en Sudáfrica con el objetivo de determinar si esta variante “debe ser designada como variante de interés o variante preocupante”.

De su lado, Reino Unido e Israel anunciaron ayer la introducción de restricciones a los viajes procedentes de varios países del sur de África debido a la detección de esta nueva variante del virus altamente mutable y que se ha propagado rápidamente en Sudáfrica.

Asimismo, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, ha anunciado este viernes que los países del bloque se disponen a estudiar la posibilidad de coordinar la prohibición de vuelos con salida o destino a la región del sur de África como medida de emergencia para evitar la propagación de una nueva variante detectada en Sudáfrica y que preocupa por su capacidad de mutar.

El encuentro del Grupo Asesor de Expertos en la Evolución de Virus, que se organiza desde Ginebra aunque algunos de los participantes se conectarán virtualmente, analiza junto a colegas sudafricanos los últimos datos que se tienen de la variante, identificada por primera vez el pasado 11 de noviembre.

En específico, como ya comenzó a hacer Reino Unido y varios países de Europa, la variante sudafricana puede hacer que todo el mundo entre en confinamientos nuevamente. Las restricciones de viajes comenzarán a lanzarse, pese a que tiene muy poco tiempo que se han levantado para la mayoría de los países del mundo.

Y la reacción ha sido inmediata: Alemania, Italia, Francia ya han anunciado que suspenden los vuelos con Sudáfrica.

Europa hasta ahora es el caso más notable de lo que puede aguardar, ya que es la zona que llevaba mayor tiempo “gozando” de una pandemia más controlada, sin embargo, todos los avances logrados podrían caer por miedo al contagio de esta nueva variante, ya que hasta ahora se desconoce si es, o no, “inmune” a las vacunas desarrolladas contra la COVID-19.

Hay que recordar que la variante B.1.1.529 llega en un momento en el que el mundo está sufriendo presiones inflacionarias importantes, y pese a que los especialistas apuntan a que son transitorias, aún no se sabe qué tanto pueden afectar a la economía.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video