Algunos más y otros menos, pero ninguno se salvó. Los cuatro candidatos a la presidencia de la República comparten algo más que sus intenciones de llegar a Los Pinos: los memes.

Incluso desde antes de que las campañas iniciaran formalmente  había quienes ya tenían un buen número de ellos a cuestas.

Los memes no fueron gratuitos o parte de una campaña de desprestigio orquestada desde lo oscurito, como suele decirse; han sido responsabilidad de los candidatos, quienes con sus pifias y declaraciones dieron rienda  suelta a la imaginacion de millones de internautas mexicanos.

Enrique Peña Nieto

El candidato del Partido Revolucionario Institucional se lleva sin duda el primer lugar de memes hechos en su honor. A cuestas tiene su pifia en la FIL de Guadalajara, sus declaraciones sobre no ser la “Señora de la casa” y los tuits de su hija Paulina llamando “prole” a los mexicanos. Sin embargo, cuando las aguas parecían calmarse, aparecieron en su campaña los telemprompters y los baños de la Universidad Iberoamericana.

Andrés Manuel López Obrador

López obrador ha tenido como principal punto en contra su propuesta de “República amorosa”, la cual sirvió para que millones de usuarios de las redes sociales en México le hicieran sus memes. De igual manera, el primer debate entre candidatos también puso su grano de arena al respecto y las imágenes invertidas que López Obrador sostuvo se hicieron famosas.

Josefina Vázquez Mota 

La candidata blanquiazul aún es perseguida por su semi vacío en el Estadio Azul, además de su “ejercicio de imaginación” durante el segundo debate entre presidenciables. Los memes referentes a ella además hacen alusión a su parecido con personajes de dibujos animados y los reiterados comentarios que ella hace sobre su condición de mujer.

Gabriel Quadri

Gabriel Quadri de la Torre ha sido popular en las redes sociales por la “quadricombi”, además por la mirada indiscreta que le lanzó Julia Orayen, edecán del primer debate. Fuera de eso, la apariencia de Quadri propició su relación con algunos personajes de la cultura popular, además de ser catalogado como hipster por su look de lentes de pasta y bigote.