El sujeto, identificado como el autor material del feminicidio de Mariana Fuentes, fue detenido por el delito de robo y en unos minutos su aseguramiento será dado a conocer por la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal de Puebla.

Por Edmundo Velázquez

Puebla, 27 de junio (PeriódicoCentral).– Elementos de la Policía Municipal detuvieron en calles del centro de la ciudad de Puebla a Cristian “N”, el asaltante que disparó en contra de Mariana Fuentes, la estudiante de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) asesinada el 30 de septiembre del 2017.

El sujeto, identificado como el autor material del feminicidio de Mariana Fuentes, fue detenido por el delito de robo y en unos minutos su aseguramiento será dado a conocer por la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal de Puebla.

Como PÁGINA NEGRA informó, Mariana Fuentes fue atacada por cuatro hombres: Gerardo Iván “N”, alias “El Mexicano”; José de Jesús “N”; Cristian “N”, y otro sujeto identificado como “El Güero”, quien sigue prófugo.

Gerardo Iván “N”, “El Mexicano”, fue detenido ya en dos ocasiones, la primera en 2018 cuando sólo fue acusado por otro robo cometido con violencia el pasado 11 de octubre contra dos alumnos de la BUAP, por lo que salió en libertad, y la más reciente en la colonia Las Carmelitas en mayo del 2019. Por ser reincidente no fue liberado en esta ocasión.

El segundo implicado detenido en octubre del 2018 fue José de Jesús “N”, el conductor del UBER en el que viajaban los asaltantes.

José de Jesús “N” fue imputado por el delito de feminicidio en grado de coautor material, pues fue el conductor del vehículo UBER quien acompañó a los otros tres hombres cuando sucedió el asesinato.

Con la detención de Cristian restaría “El Güero”, el único de los participantes en el feminicidio que se mantiene prófugo.

El 30 de septiembre del 2017, Mariana acababa de descender del transporte público, incluso iba hablando por teléfono con su amiga para informarle que ya estaba por llegar a su domicilio, ubicado en la 17 Sur y 45 A Poniente, cuando recibió el disparo en la cabeza que terminó con su vida.

Mariana iba a la casa de su amiga, ya que ese fue el punto de reunión para después irse juntas a otro lugar. Aunque los vecinos comentaron que nadie escuchó ni vio nada, la familia de la amiga de Mariana afirmó que alcanzaron a escuchar el grito de la joven y enseguida el disparo. Sin embargo, aunque de inmediato salieron a ver lo que ocurría, el cuerpo de Mariana ya estaba tirado al pie de la puerta sin vida.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE PERIÓDICO CENTRAL. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.