El Diputado Pérez Negrón, de Morena, presentó la propuesta que plantea que cuando el fondo de Gastos Catastróficos acumule recursos dos veces superiores a lo aprobado en el presupuesto 2020 debe enviar el sobrante a la Tesofe para “fortalecer acciones en materia de salud”.

“No nos vengan a decir que esto es fundamentalmente para la compara de las vacunas, si eso es lo que quieren, pongan un artículo en este dictamen que los 33 mil millones de pesos que se van a reintegrar el próximo año, son específicos para la compara de la vacuna”, dijo
Fernando Galindo, Diputado del PRI.

Ciudad de México, 27 de octubre (SinEmbargo).- La Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados aprobó el dictamen que permite emplear el fondo de Salud de 33 mil millones de pesos, que estaba destinado a la atención de enfermedades de alta especialidad para personas sin acceso a la seguridad social, para la compra de la vacuna contra la COVID-19, pese a las llamadas en contra de Diputados de oposición.

Con 29 votos a favor, principalmente de Morena y partidos aliados, y 6 en contra los legisladores de la comisión avalaron el dictamen después de desechar la reserva presentada por Movimiento Ciudadano. El proyecto significa modificaciones en el artículo 77 (17 bis y 29 bis) de la Ley General de Salud.

De aprobarse el plan en el pleno y por sus pares en la Cámara Alta, los 33 millones serían transferidos del Fondo a la Tesorería de la Federación (Tesofe) con un plazo máximo el 1 de abril de 2021.

Arturo Pérez Negrón, Diputado de Morena, presentó la propuesta de dictamen que plantea que cuando el fondo, conocido como de Gastos Catastróficos, acumule recursos dos veces superiores a lo aprobado en el presupuesto 2020 el extra deberá regresar a la Tesofe para “fortalecer acciones en materia de salud”.

Por su parte, la Comisión de Salud que también sesionó este martes, aplaudió la decisión con lo que la propuesta fue enviada al Pleno para su debate.

Hace una semana el pleno de la Cámara de Diputados aprobó la Miscelánea Fiscal y la Ley de Ingresos. Los proyectos enviados al Senado para su aprobación contemplaron un presupuesto para el Ejecutivo Federal de 6 billones 262 mil 736.2 millones de pesos con la reducción de 33 mil millones de pesos menos al suprimir un transitorio que permitía agregarle los recursos del Fondo de Salud para el Bienestar.

Si se aprueba el dictamen, el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) será el encargado de instruir al Fondo de Salud para el Bienestar enviar el monto al que asciende el patrimonio del fideicomiso.

Fernando Galindo, Diputado del PRI, alegó que no hay certeza de que los 33 mil millones se destinen a la compara de vacunas contra la COVID-19. “No nos vengan a decir que esto es fundamentalmente para la compara de las vacunas, si eso es lo que quieren, pongan un artículo en este dictamen que los 33 mil millones de pesos que se van a reintegrar el próximo año, son específicos para la compara de la vacuna”, dijo.

Tonatiuh Bravo, de MC,  presentó la reserva desechada que permitía que el dictamen especificara el uso de los recursos millonarios en la compra, distribución y aplicación de la vacuna. Dijo que es el tercer intento de Morena de hacerse del fondo, primero con la un transitorio en la extinción de 109 fideicomisos y después con otro artículo transitorio en la Ley de Ingresos 2021.