GRANDES TEMAS

POR QUÉ NOS ESTÁ MATANDO EL AIRE

28/03/2014 - 12:00 am

México es el segundo país en América Latina con el mayor número de decesos a causa de la mala calidad del aire. Mexicali es la ciudad con más víctimas y mayores índices de partículas dañinas a nivel nacional. El problema aumenta cada año, hay incluso muertes prematuras a causa de este mal; los ancianos y los niños son los más vulnerables. De acuerdo con los especialistas, los principales causantes de las emisiones contaminantes son los automóviles. Sin embargo, ni autoridades ni ciudadanos parecen estar dispuestos a ayudarse a sí mismos y, menos aún, contribuir a la preservación del planeta.

Contaminacion_ciudad_DF-1
El 22 de febrero de 2014, la zona noroeste del Valle de México alcanzó 159 puntos en el Índice Metropolitano de la Calidad del Aire (Imeca) por ozono. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 28 de marzo (SinEmbargo).– La mala calidad del aire en México va en ascenso y a la par aumenta el número de muertes por esta causa, lo mismo en el país que en el resto del mundo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce que a nivel global una de cada ocho personas fallece por la contaminación del aire, mientras que cada año mueren hasta siete millones.

El deterioro de las condiciones atmosféricas se debe a la excesiva cantidad de partículas contaminantes que flotan en el ambiente, emitidas principalmente por automóviles y grandes industrias, además de otros factores como el ozono.

“En el caso del Valle de México, el parque vehicular (camiones de carga, autos particulares, microbuses) contribuyen con el mayor porcentaje de contaminantes. Sin embargo, los que provienen del hogar, del uso de gas LP (Licuado de Petróleo), también tienen una aportación importante a la contaminación”, explicó Roberto Muñoz Cruz, experto en calidad del aire e integrante de enPROdelAIRE, una Organización No Gubernamental (ONG).

La OMS refiere que “en los hogares donde se emplea la combustión de biomasa y carbón para cocinar y calentarse, los niveles de PM (Particulate Matter) pueden ser entre 10 y 50 veces superiores a los recomendados por la organización”.

En México, se producen cerca 9 mil 300 muertes al año asociadas con la contaminación del aire, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud. Nuestro país es el segundo con mayor número de decesos por esta causa en toda América Latina, según dio a conocer en abril del año pasado Clean Air Institute, mientras que Brasil ocupa el primer lugar con 23 mil muertes anuales.

Cifras del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) plantean que, de enero de 2010 a 2013, la mala calidad del aire provocó 19 mil 242 muertes prematuras, 53 mil 191 hospitalizaciones y más de 3 millones de consultas médicas. También parte de estos resultados causan ausentismo laboral, cuestión que provoca pérdidas económicas para las familias y para el país.

Según datos dados a conocer por la Secretaría de Salud en 2011, las causas de mortalidad en nuestro país que están relacionadas con la contaminación son: enfermedades del corazón, tumores malignos, influenza, enfermedades cerebrovasculares y enfermedad pulmonar obstructiva crónica, lo que está causando en nuestro país un importante número de decesos.

Por su parte, los especialistas en salud refieren que el problema de la contaminación debe ser atendido de inmediato por las ciudades con mayores índices de contaminación, ya que pueden afectar al desarrollo de los pulmones en niños, mientras que en los adultos mayores resulta una agravante de otras enfermedades que provocan la muerte.

OZONO, CALOR Y PARTÍCULAS MORTALES

En esta época de calor y sequía, las superficies que carecen de cubierta vegetal (terrenos baldíos o llanos) son afectadas por el viento que se produce, factor para que se levante el polvo, otro tipo de partículas que también son dañinas y una fuente importante de contaminación.

“Las partículas, dependiendo de su tamaño y origen, tienen un mayor efecto en la salud. Si son partículas muy finas, pueden ser menores a un micrómetro de diámetro o menores a 2.5 micrómetros y se producen por la reacción fotoquímnica de gases, son riesgosas. Estamos hablando de partículas que reaccionan con el sol, y esas son las que tienen mayor riesgo en la salud humana, pues se asocian con muchos problemas respiratorios”, explicó el especialista en calidad del aire .

“Entre más chiquitas [las partículas] es más fácil que floten. Entonces, si son más pesadas, caen. Entre más chicas, más peligrosas pueden ser, además de que entran al torrente sanguíneo y a los pulmones”, detalló por su parte José Alberto Lara Pulido, especialista en temas ambientales de la Universidad Iberoamericana (UIA) y Doctor en Economía.

El ozono es otro contaminante fotoquímico que se forma en la atmósfera. “Es también causante de problemas en las vías respiratorias y, actualmente, uno de los contaminantes que sobrepasan los niveles permitidos por la OMS y por el que, generalmente, se declaran las precontingencias”, agregó Muñoz.

En esta época del año (febrero, marzo, abril y parte de mayo) es cuando se registra una radiación solar más intensa y cuando se propicia la formación de contaminantes, dijo. “El ozono se forma por la reacción que produce el sol de contaminantes como los hidrocarburos y óxidos de nitrógeno; esa reacción se potencializa dada la radiación solar que tentemos en esta temporada”, detalló.

“El ozono te quema por dentro, es muy oxidante y provoca que las partículas suspendidas de los combustibles se queden en el aire como una ‘nata’”, agregó Lara Pulido.

En el Distrito Federal, la norma establecida plantea que a partir de la detección más de 100 puntos IMECA (Índice Metropolitano de la Calidad del Aire), es necesario declarar precontingencia ambiental.

Captura de pantalla 2014-03-26 a la(s) 17.57.05

 

Captura de pantalla 2014-03-26 a la(s) 17.56.42
Reglamento para establecer alerta de contingencia, de acuerdo a los puntos IMECA registrados en el aire del DF. Foto: Gaceta Oficial del Distrito Federal

En 2012, la OMS dio a conocer que en la Ciudad de México se registraron al menos 4 mil muertes relacionadas con la contaminación.

Lara Pulido explicó que las partículas en el aire “mortales como tal, no son […] tú porque estés respirando eso todo un día no te vas a morir, no, pero si estás expuesto a esas partículas todo el tiempo, muchos meses, eventualmente puedes desarrollar enfermedades respiratorias. Sin embargo, el ozono sí envenena si se está muy expuesto”, alertó.

Además existen también moléculas que se derivan de la quema de combustibles, como el diesel, y se les asocia con problemas como el cáncer, comentó Roberto Muñoz.

De acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), en nuestro país se registran más de 5 mil muertes al año por contaminación; 14 mil hospitalizaciones y 818 mil 697 consultas, lo que representa un gasto en salud de 728 millones de pesos al año.

LA NATURALEZA “AMIGABLE”

Foto: Cuartoscuro
El ser humano se lleva sólo 24 horas en ensuciar el aire con contaminantes, dice especialista. Foto: Cuartoscuro

Ambos especialistas en calidad del aire coinciden que aparte de las medidas que las personas pueden tomar para inhibir la emisión de contaminantes, el propio ambiente “hace lo suyo”.

“Hay días en que el viento limpia de contaminantes a la ciudad y son esos días en que hasta vemos los volcanes, ese aire que está limpio tardamos menos de 24 horas en volverlo a ensuciar” reconoció el integrante de enPROdelAIRE.

La dinámica que tenemos como ciudad por el uso de combustibles hace que rebasemos la capacidad de carga que tiene el aire contenido en la olla del Valle del México para mantenerse limpio; es decir, contaminamos más de lo que podemos soportar.

El especialista detalló que “hasta ahora no tenemos definido cuál es el volumen contaminación que debería estar circulando para mantener el aire limpio. No sabemos cuánto debemos quemar […] aun cuando podamos tener la mejor tecnología. Es algo que podríamos investigar con las universidades para conocer con mayor detalle cuáles son los escenarios que nos garantizarían tener aire limpio”, dijo.

Según el experto, el Valle de México tiene una capacidad de carga sobre los contaminantes que puede recibir y si se rebasan esos niveles difícilmente el viento podría depurar el aire.

LAS MÁS CONTAMINADAS

Ciudades donde se ha detectado mala calidad del aire. Foto: Instituto Mexicano  para la Competitividad (IMCO)
Mexicali, Monterrey, Tijuana y el Valle de México son las regiones con peor calidad del aire en el país. Foto: Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO)

Según datos procesados por el IMCO, las ciudades que rebasaron, por mucho, los índices de contaminación sugeridos por la OMS en 2010 son Mexicali, Monterrey, Cuernavaca, Tijuana y la Zona Metropolitana del Valle de México,  zonas que  por ende son las más afectadas en salud.

Así, en la Zona Metropolitana del Valle de México la concentración promedio anual de partículas menores a 10 micras (PM10) fue de 50.32 microgramos de contaminación por metro cúbico de aire, cuando la recomendación de la OMS es de 20.

Monterrey registró 72.70 microgramos de contaminación por metro cúbico, mientras que Tijuana obtuvo 97.72 y Cuernavaca reportó 72.70. Pero la ciudad que alcanzó el nivel más alto de contaminación fue Mexicali, al rebasar al resto de las entidades con 137.70 microgramos de contaminación por metro cúbico.

Sin embargo, el IMCO detalló que sólo 12 ciudades de la muestra reportaron concentraciones de partículas en 2010: Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), Guadalajara, Monterrey, Puebla, Toluca, Tijuana, León, Mexicali, Cuernavaca, Chihuahua, Celaya e Irapuato.

“Lo alarmante de las ciudades que no miden es que no sabemos qué tan grande es el problema de contaminación que enfrentan”, alertó el Instituto Mexicano para la Competitividad.

El IMCO también registró las ciudades del país que en el 2010 se documentaron  varias muertes prematuras por contaminación.

La ciudad con el mayor número de decesos tempranos fue Mexicali, al registrar 30; Cuernavaca con 15, Monterrey 13, Tijuana 10 y la Zona Metropolitana del Valle de México con nueve, al igual que Toluca.

En nuestro país se pierden más de 3 mil millones de pesos por bajas en la productividad derivadas de los fallecimientos tempranos y el ausentismo laboral que provoca la contaminación, según datos del IMCO.

En 2013, el Valle de México sobrepasó durante 144 días los límites establecidos por las normas mexicanas y alcanzó el estatus de “mala” o “muy mala” calidad  del aire por la presencia de ozono y partículas menores a 10 micras (PM10). Lo mismo le ocurrió al Valle de Toluca en 89 días y a Monterrey en 77.

De acuerdo con un análisis realizado por la asociación civil El Poder del Consumidor sobre la contaminación del aire en las grandes ciudades de México, el año pasado la Zona Metropolitana del Valle de México y Monterrey registraron 6 por ciento y Toluca 18 por ciento de días con calidad del aire aceptable para la salud de la población.

LEGISLACIÓN “EN PROCESO”

21 de marzo de 2014. La Comisión Ambiental Metropolitana no levantó la fase de precontingencia declarada un día antes por ozono en el Valle de México. Foto: Cuartoscuro
21 de marzo de 2014, la Comisión Ambiental Metropolitana no levantó la fase de precontingencia declarada un día antes por ozono en el Valle de México. Foto: Cuartoscuro

Pese a que existen diversas Normas Oficiales que regulan la emisión de contaminantes, el problema de la mala calidad del aire en nuestro país va en aumento. Por ello, diversas organizaciones encargadas de preservar el medio ambiente han realizado varias acciones para mitigar el daño al planeta.

En 2012, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), organizaciones de la sociedad civil, académicos y organizaciones sociales propusieron al Gobierno del Distrito Federal (GDF) que se modificara la NADF-009-AIRE-2006, conocida como norma del IMECA.

La propuesta debía incluir en la norma el enfoque de los derechos humanos como una condición y el garantizar la difusión del IMECA a la población cada 20 minutos (de las 7:00 a las 22:00 horas). En la actualidad se difunde cada hora y una vez que la contaminación ya se registró.

Al respecto, Roberto Muñoz explicó que la propuesta se entregó al cierre de la administración de Martha Delgado Peralta [ex Secretaria de Medio Ambiente del Distrito Federal] y a principios de la administración de Tanya Müller García [actual Secretaria de Medio Ambiente en el GDF] “hubo un compromiso por parte de su equipo técnico y se quedó pendiente. Sin embargo, a casi un año, no se han realizaron las mesas de planeación que pudieran abordar la iniciativa para revisarla con detalle”.

Hace dos días, organizaciones protectoras del medio ambiente se reunieron en el Congreso Ciudades Saludables y Competitivas con una propuesta ciudadana para implementarla a nivel federal “y la idea es llevar a la agenda política la discusión del tema de contaminación del aire en las metrópolis sobre todo, en ciudades que están creciendo y están empezando a tener problemas de contaminación del aire”, explicó Muñoz.

En junio de 2013, se publicó en el Diario Oficial de la Federación la Norma Oficial Mexicana NOM-156, que dicta que las ciudades que cuentan con más de 500 mil habitantes deberán monitorear sistemáticamente la calidad del aire.

Al tener monitoreo sobre la calidad del aire, se pueden definir las estrategias que deben seguir las ciudades implementar medidas de prevención y combate contra la mala calidad del aire; el monitoreo es una medida para la vigilancia.

“La propuesta que realizamos trata de temas como la salud ambiental, monitoreo atmosférico, combustibles limpios, transporte eficiente, la comunicación y percepción de riesgos sean puestos de nuevo en la agenda, se discutan y se impulsen”, dijo el integrante de enPROdelAIRE.

Al respecto, el especialista de la Universidad Iberoamericana comentó que lo que piden las organizaciones “es un tema complicado. Si tú declaras una contingencia ambiental, detienes la actividad económica porque la gente tiene que salir a realizar sus actividades […] desde mi punto de vista lo que se tiene que hacer es implementar otro tipo de medidas como mayor impuesto a los coches”, opinó.

El economista y experto en temas ambientales dijo que en otros países se cobra a los dueños de los autos si entran a una vialidad muy congestionada; esto se hace mediante un chip. También mencionó que otra medida es el cobro de la tenencia de los automóviles que más contaminan.

En enero de este año,organizaciones de ciclistas de la Red Nacional de Ciclismo Urbano (BICIRED) demandaron al gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto asumir su responsabilidad para combatir la mala calidad del aire en nuestro país.

Por medio de una carta dirigida al Jefe de Ejecutivo federal, 55 organizaciones manifestaron que a más de un año de haberse iniciado los grupos de trabajo para actualizar las Normas Oficiales Mexicanas: NOM-020-SSA1-1993 y NOM-025-SSA1-1993, que regulan las emisiones de ozono y partículas suspendidas, respectivamente, aún no se publican los nuevos límites, que deberían estar apegados a lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud.

Este 30 de marzo, diversas organizaciones planean salir a las calles para demandar a los legisladores normas que regulen la calidad del aire, y por medio de carteles exigirán al Presidente de México, Enrique Peña Nieto, tomar medidas para que se impulse mejor calidad del aire.

Lo cierto es que la contaminación está generando no sólo grandes problemas al medio ambiente, sino que se ha convertido además en un tema de salud pública, pues se estima que de no ser atendido en este sexenio podría generar cerca de 37 mil 488 muertes prematuras, según previsiones del Instituto Mexicano para la Competitividad. Otras organizaciones expusieron que en México ocurren cerca de 2 mil 500 muertes prematuras por año, e incluyen enfermedades cardiovasculares y respiratorias, infartos y cáncer pulmón.

Captura de pantalla 2014-03-26 a la(s) 18.35.03
Campaña de la Red Nacional de Ciclismo Urbano que busca mejorar la calidad del aire en las ciudades mexicanas. Foto: Facebook / HazlaDeTos