México

La Marina manipuló el basurero de Cocula en caso Ayotzinapa, exhibe Grupo de Expertos

28/03/2022 - 1:08 pm

El material inédito dado a conocer este día fue captado por un vehículo aéreo no tripulado el 27 de octubre de 2014. También se difundieron imágenes en 3D para explicar el minuto a minuto de estas diligencias, agrupadas en seis eventos que inician alrededor de las 6:30 horas y que se extienden hasta las 12:00 horas con la llegada de peritos de la PGR y la EAAF, cuyas investigaciones se alargaron ese día hasta las 17:30 horas.

Ciudad de México, 28 de marzo (SinEmbargo).– Al menos 12 elementos de la Secretaría de Marina (Semar) manipularon el basurero de Cocula, en Guerrero, durante las investigaciones que se realizaron el 27 de octubre de 2014 con motivo de la búsqueda de los 43 normalistas de Ayotzinapa, desaparecidos un mes antes en Iguala, según consta en videos de inteligencia obtenidos por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y dados a conocer este lunes en el marco de su Tercer Informe por este caso.

El Grupo de Expertos difundió la grabación y dio a conocer que estas diligencias realizadas por la Marina eran “hasta ahora desconocidas” además de no existir constancia de ellas “en ninguna parte del expediente de investigación de la PGR”. También indicó que los elementos de la Semar estuvieron en este lugar, clave para la “verdad histórica” del Gobierno de Enrique Peña Nieto, horas antes de que llegara personal de la extinta Procuraduría General de la República (PGR), de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).

De acuerdo con la desmantelada versión del Procurador Jesús Murillo Karam, el basurero de Cocula fue el sitio en donde integrantes del grupo criminal Guerreros Unidos llevaron a los 43 normalistas de Ayotzinapa para arrebatarles la vida y después incinerar sus cuerpos. Esta “verdad histórica” del Gobierno de Enrique Peña Nieto fue cuestionada por el GIEI y el EAAF, así como por otros expertos, pese a ello, las autoridades de la administración anterior insistieron en su veracidad.

El material inédito dado a conocer este día fue captado por un vehículo aéreo no tripulado el 27 de octubre de 2014. También se difundieron imágenes en 3D para explicar el minuto a minuto de estas diligencias, agrupadas en seis eventos que inician alrededor de las 6:30 horas y que se extienden hasta las 12:00 horas con la llegada de peritos de la PGR y la EAAF, cuyas investigaciones se alargaron ese día hasta las 17:30 horas.

El video da cuenta de cómo entre las 6:39 horas y las 6:52 tres camionetas blancas de la Marina llegan al basurero, “lo que sería la escena del crimen principal” y en donde en un primer momento se aprecian tres bultos blancos. Minutos después, una de las camionetas retrocede para bloquear el acceso al lugar. Posteriormente, según estos videos, se ve una fogata a unos metros de las camionetas que permanecen cerca de la pendiente. Para ese entonces los tres bultos blancos desaparecen. A las 7:37, el fuego cesa y minutos más tarde, se ve a un grupo marinos regresar a las camionetas, subir algo y salir del basurero.

Hacia las 8:13 horas se ve la llegada de una camioneta de la Policía Federal a la que se le impide el acceso y 17 minutos después arriban elementos de la PGR, entre ellos el Procurador Jesús Murillo Karam, y personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). A las 8:31 comienza el descenso de un grupo de personas a la parte baja del basurero.

“Minutos antes de las 10:00 horas, se ve sobrevolando tres helicópteros, uno de éstos hace un intento de aterrizar en la zona A del basurero (la parte alta). Se ven objetos volando en todas direcciones por el aire impulsado por la aeronave cuando queda a pocos metros del suelo”, se lee en la narrativa de hechos.

Hace las 11:02 horas, de acuerdo con esta narrativa, llegan peritos forenses de la PGR. “Minutos más tarde, a las 11:18 horas, las personas caminan sobre la zona donde luego fueron halladas la mayor concentración de evidencias y remueven objetos de la superficie, arrojándolos a los lados”. Finalmente, una hora después acuden al lugar más peritos de la entonces Procuraduría y del EAAF, quienes resguardaron esta zona.

DENUNCIAN INFILTRADOS

El GIEI reveló que hubo dos operaciones de inteligencia por parte del Ejército Mexicano cuando ocurrió la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, en la que ellos dieron un seguimiento casi contrainsurgente a los estudiantes, operaciones en las que incluso, tenían a elementos de inteligencia infiltrados.

En la presentación del Tercer Informe, el GIEI reveló —con base en documentación militar y de inteligencia— que hubo una orden expresa para dar un seguimiento casi “contrainsurgente” por parte de las fuerzas castrenses a los estudiantes de Ayotzinapa desde días antes de la desaparición de 43 de ellos.

“Un seguimiento que vamos a llamar histórico, casi contrainsurgente a las actividades de la escuela, un seguimiento a las actividades de los estudiantes. Hay una orden expresa por parte de autoridades militares de dar seguimiento a los movimientos de los estudiantes dos días antes del 26 de septiembre, es decir, que las autoridades en aquel momento contaban con información prácticamente minuto a minuto de lo que está ocurriendo”, indicó Claudia de la Paz y Paz, integrante del GIEI.

La experta enfatizó que el Ejército sabía lo que ocurría a detalle porque contaba con información del C4, porque había hombres siguiendo el trayecto de los estudiantes y porque los mismos estudiantes que iban en el autobús estaban infiltrados, es decir, que había gente de inteligencia con fachada de estudiantes que se encontraban en los autobuses y seguramente estaban informando de lo que acontecía.

“Autoridades que estaban trabajando en el Centro de Coordinación Guerrero contaban con información muy pormenorizaba de las actividades de trasiego, siembra, cultivo de amapola y fabricación de heroína y trasiego en autobuses. Y también contaban con información muy pormenorizada de que eso se transportaba, no era ninguna novedad, aunque esa información se nos ocultó. Y es así como la noche del 26 —además que había información clara porque había intervención de comunicaciones en tiempo de real—, se sabía lo que estaba ocurriendo en el momento de la detención y posterior desaparición de los estudiantes”, detalló Paz y Paz.

La experta Angela Buitrago reiteró por su parte que durante las investigaciones encontraron que hubo aseveraciones falsas, simulaciones en las fechas de captura de los detenidos, en los lugares donde los detuvieron y en cómo fueron reenviados a la autoridad, además de que las puestas a disposición también fueron falsas.

Las autoridades alteraron todo el contenido de las bitácoras y – ratificó la experta– que se cambiaron el número de las patrullas que intervinieron en los hechos. Se destruyó evidencia, como el video de Palacio de Justicia.

Buitrago reconoció también el trabajo también de la Unidad de Investigación y Juzgamiento para el Caso Ayotzinapa, a cargo de Omar Gómez, porque dijo que “aquí las presiones son muy fuertes” y señaló que la obtención de información del caso pone en evidencia a actores que todavía están dentro de las instituciones y que también los que no están tienen redes de poder muy fuertes.

Claudia Paz y Paz, una de las miembros del GIEI, explicó que el informe presentado esta mañana complementa y amplía las revelaciones de los informes previos del GIEI, los cuales dejaron al desnudo la famosa “verdad histórica” del sexenio de Enrique Peña Nieto “fue una farsa”.

Destacó además que las revelaciones realizadas el día de hoy y los hallazgos en la investigación fueron posibles gracias a la apertura de archivos militares y de inteligencia, que ordenó el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

No obstante, destacó que aún falta que se entreguen otros documentos, sobre todo de inteligencia, y que hasta la fecha el Grupo de Expertos insiste en la importancia de entregarlos para el esclarecimiento de los hechos.

“Hay información que se nos ha ocultado a nosotros como expertos, pero más importante que se ha ocultado a la investigación (penal) y esto ha impedido y obstaculizado el pleno esclarecimiento de los hechos”, comentaron las especialistas.

Sugeyry Romina Gándara
Ha trabajado como reportera y fotoperiodista de nota roja en Chihuahua. Los últimos años, ya radicada en CdMx, los ha dedicado a cobertura sobre temas de desaparición, seguridad y víctimas de la violencia.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video