Filas y filas rodearon al templo ubicado en la Avenida Hidalgo. Desde temprano, en grupos de 50 personas ingresaron los fieles a las instalaciones de la iglesia. El proceso se repitió una y otra vez hasta las 16:00 horas de este miércoles 28, cuando se frenó de golpe el flujo de personas.

Ciudad de México, 28 de octubre (SinEmbargo).– Autoridades de la Ciudad de México rogaron a los seguidores de San Judas Tadeo que volvieran a sus casas durante varias horas este miércoles 28 de octubre. Recibieron a cambio el popular festejo del “¡sí se pudo!”.

Desde la noche del martes 27, miles y miles de feligreses comenzaron a reunirse en la periferia de la iglesia de San Hipólito, en la colonia Guerrero de la Alcaldía Cuauhtémoc. Todos buscaban venerar a San Judas Tadeo. Se trató del primer evento que juntó multitudes en la capital desde que la Secretaría de Salud declaró el inicio de la Jornada Nacional de Sana Distancia en marzo.

Hubo fiesta, cohetes, bebida. “¡Se ve, se siente, San Judas está presente!, ¡se ve, se siente, San Judas está presente!”. Las autoridades capitalinas anunciaron hace días que la ceremonia anual a San Judas se llevaría a cabo de manera virtual para evitar aglomeraciones. Eso no importó.

Filas y filas rodearon al templo ubicado en la Avenida Hidalgo. Desde temprano, en grupos de 50 personas ingresaron los fieles a las instalaciones de la iglesia. El proceso se repitió una y otra vez hasta las 16:00 horas de este miércoles 28, cuando se frenó de golpe el flujo de personas.

“No pongas en riesgo tu vida y la de tu familia. Si sales, mantén sana distancia. Usa tapabocas y usa tapabocas constantemente”. Esas fueron las palabras que repitieron patrulleros. Los fieles no atendieron lo dicho. Entre los miles, decenas optaron por no usar un cubrebocas.

Hasta la noche del martes 27 de octubre, en Ciudad de México se habían registrado 14 mil 920 defunciones por la COVID-19. La cuenta de contagios ya había rebasado los 157 mil acumulados. En el país van casi 90 mil defunciones por la enfermedad.

Las autoridades capitalinas anunciaron hace días que la ceremonia anual a San Judas se llevaría a cabo de manera virtual para evitar aglomeraciones. Eso no importó. Foto: Carlos Vargas Sepúlveda, SinEmbargo.

Desde temprano, en grupos de 50 personas ingresaron los fieles a las instalaciones de la iglesia. Foto: Carlos Vargas Sepúlveda, SinEmbargo.

Los fieles fueron a pedir que la economía familiar mejore, trabajo, abundancia. Foto: Carlos Vargas Sepúlveda, SinEmbargo.

Hubo fiesta, cohetes, bebida. “¡Se ve, se siente, San Judas está presente!, ¡se ve, se siente, San Judas está presente!”. Foto: Carlos Vargas Sepúlveda, SinEmbargo.

Los fieles fueron a pedir que la economía familiar mejore, trabajo, abundancia. Mujeres embarazadas, adultos mayores, personas con enfermedades crónicas, todos integrantes de grupos vulnerables ante la pandemia de la COVID-19, asistieron a los festejos de San Judas.

La Iglesia Católica designó al 28 de octubre como el día de San Judas Tadeo. Cada año miles y miles de seguidores llevan figuras del Santo a los templos. La mayor cantidad se congrega en la iglesia de San Hipólito. Estampas, playeras, gorras, todo va impregnado de la imagen del festejado.

Autoridades de la Ciudad de México crearon un cerco para controlar el acceso a la iglesia, sin embargo, hubo personas que saltaron las vallas metálicas para evitar las horas de fila. Los policías evitaron la confrontación.