De acuerdo con datos de una encuesta realizada por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y el Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación (Conapred), 6 de cada 10 personas encuestadas de la comunidad LGBT+ sufrió discriminación en el último año y más de la mitad (53 por ciento) reportó haber sufrido expresiones de odio, agresiones físicas y acoso..

Ciudad de México, 29 de junio (SinEmbargo).– Un contingente de personas de la tercera edad se unió al contingente de la Marcha LGBT+ que se lleva a cabo en el corazón de la Ciudad de México. Su objetivo: visibilizar a este grupo que, incluso es discriminado dentro de la propia comunidad, y difundir la labor de Vida Alegre, un refugio de día donde adultos mayores pueden “reunirse sin discriminación y sin ser juzgados”.

Arturo Arcos Soto, psicólogo de Vida Alegra habló con SinEmbargo previo a su participación de este sábado en la movilización. Durante el evento participarán con una carroza montada en un Turibús, donde los acompañarán al menos 10 adultos mayores. Para Arcos Soto, la visibilización de la comunidad de la tercera edad es fundamental pues “la lucha por sus derechos es la lucha por las libertades que tendremos en un futuro”.

“Quiero invitar a las personas a que tomen en consideración que los adultos mayores LGBT que existen el día de hoy son los responsables de que los más jóvenes tengamos los derechos que tenemos”, consideró.

“Hay que reconocerlos, agradecerles y celebrar que tenemos la oportunidad de vivir en un mundo en el cual las personas LGBT envejecemos. Y también recordarles que todos estamos en un proceso de envejecimiento, así que no podemos seguir invisibilizando a la población anciana, porque para allá vamos todos, y la lucha por sus derechos es la lucha por las libertades que tendremos en un futuro”, agregó.

De acuerdo con datos de una encuesta realizada por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y el Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación (Conapred), 6 de cada 10 personas encuestadas de la comunidad LGBT+ sufrió discriminación en el último año y más de la mitad (53 por ciento) reportó haber sufrido expresiones de odio, agresiones físicas y acoso.

Arturo Arcos explica que la discriminación, incluso dentro de la comunidad, es mayor hacia las personas de la tercera edad.

“Dentro de la comunidad LGBT existe mucho viejismo, que es la discriminación hacia las personas mayores. Y dentro del grupo de personas mayores de 60 años existe mucha discriminación por LGBTfobia, así que los adultos mayores LGBT se encuentran doblemente discriminados y doblemente desprotegidos por asociaciones e instancias gubernamentales, porque muchas veces nada más se avientan la bolita y nadie los quiere atender ni reconocer, y nosotros queremos que eso cambie”, dijo.

“El objetivo de nuestra participación en la marcha es darle visibilidad a la población anciana LGBT de la Ciudad de México y del país. En 41 años de marcha no ha existido nunca un contingente de adultos mayores, aunque se han hecho un par de intentos, no se han concretado”, agregó.

El psicólogo de Vida Alegra explicó que “el objetivo principal es ser un refugio para para los adultos mayores LGBT, un espacio en el cual ellos puedan reunirse sin discriminación y sin ser juzgados; en el cual puedan expresar tanto su identidad como su orientación sin ninguna clase de represalia. Muchos de ellos crecieron en momentos históricos en los cuales no lo podían mostrar libremente”.

“Nosotros lo que queremos es mostrar en la máxima celebración y exposición de la comunidad LGBT que las personas ancianas también existen, y que las personas LGBT también envejecen. Es importante reconocerlas, celebrarlas y luchar por sus derechos y visibilidad”, sostuvo.

DISCRIMINACIÓN Y FALTA DE DERECHOS

En México aún hay un largo camino que recorrer para que la comunidad LGBT+. De acuerdo con la Encuesta sobre Discriminación por motivos de Orientación sexual e Identidad de Género 2018 detalla que el 57.9 por ciento cree que hay poco respeto a los derecho de las personas LGBT en México; 50.4 por ciento cree que hay pocas medidas para promover el respeto a los derechos humanos de las personas LGBT.

El 59.8 por ciento de la población LGBT encuestada se sintió discriminada en el último año por motivos como su tono de piel, su manera de hablar o de expresarse, su forma de vestir, su clase social, su aspecto físico y otras.

Sin embargo, las personas con otra identidad de género no normativa son las que se sienten discriminadas con más frecuencia (80.2 por ciento de los encuestados); el 74.8 por ciento de los hombres trans dijo que que se ha sentido discriminado; el 74.4 por ciento de las mujeres trans; el 64.6 por ciento de las mujeres bisexuales; el 59.1 por ciento de los hombres bisexuales.

Así como el 58.8 por ciento de las personas con otra orientación sexual no normativa; el 55.9 por ciento de gays, y el 54.9 por ciento de lesbianas encuestadas.

Además el 25.3 por ciento dijo que se le ha negado injustificadamente algún derecho. En este rubro son las mujeres trans (53.3 por ciento) y los hombres trans (40.9 por ciento) quienes más manifestaron que les han sido negados derechos.

Los encuesta también arroja que manifestar abiertamente sobre su orientación sexual o identidad de género expone a las personas a mayor discriminación en el trabajo.

Las mujeres trans (39.8 por ciento) son las que más manifestaron haber sentido un trato desigual respecto a los beneficios, prestaciones labores o ascensos; le siguen los hombres trans con 30 por ciento, las personas con otra identidad de género no normativa (24.8 por ciento), las lesbianas (22.9 por ciento) y los gays (20.6 por ciento).

PLAN CONTRA DISCRIMINACIÓN

El pasado 17 de mayo, en el marco del Día Internacional contra la Homofobia, el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció, desde Palacio Nacional, la firma de un decreto para celebrar el Día Nacional de la Lucha contra la homofobia, lesbofobia, transfobia y la bifobia.

“Sin limitaciones, somos partidarios de las libertades y estamos en contra de la discriminación”, dijo el Jefe de Estado.

Cuestionado sobre si presentaría una iniciativa para que el matrimonio igualitario sea legal a nivel federal, el Presidente rechazo que sea necesario, pues, comentó, ya existe una legislación para proteger los Derechos de las personas.

“No es un asunto de tolerancia, es un asunto de respeto a las libertades”, resaltó el Jefe del Ejecutivo.