Bruno Gaya Cortés, encargado de controlar las muestras de las pruebas de detección de la COVID-19 en Laboratorios Gaya, denunció que no había sido atendido en dos sucursales poblanas y que fue discriminado por su labor.

Hoy, el banco Santander negó la participación de sus empleados en dichos actos y aseguró que se le dio atención en la sucursal Las Ánimas de la ciudad de Puebla.

Ciudad de México, 29 de junio (SinEmbargo).- El banco Santander anunció que el director de Laboratorios Gaya, Bruno Gaya Cortés fue atendido por la sucursal Las Ánimas, en la ciudad de Puebla. Sin embargo, aseguró que no hay registro de su presencia en la sucursal La Paz.

“Ni tuvo que esperar hora y media afuera de las instalaciones, ni se le impidió el acceso, y desde luego jamás se le pidió que se alejara, ni se le dijo que podría contaminar a los demás, como se refiere en las publicaciones”, destacó hoy la institución financiera en un comunicado de prensa.

En entrevista con “Rayas” de Periódico Central, Gaya Cortés relató que el problema comenzó al presentar problemas para ingresar a la banca móvil desde su teléfono para realizar operaciones relacionadas con la empresa.

De acuerdo con sus declaraciones, el personal del Banco Santander de las sucursales de Las Ánimas y La Paz le negaron la atención y le gritaron: “¡Aléjate, nos estás contaminando!”. Incluso explicó que le pidieron que se fuera porque podía infectar a los clientes.

El encargado de controlar las muestras de las pruebas de detección de la COVID-19 en Laboratorios Gaya no fue discriminado por los trabajadores de la institución bancaria, aseguró Santander. Este lunes anunció en un comunicado que llevó a cabo una “exhaustiva investigación interna con personal, y la revisión puntual de los videos de las sucursales”.

Snatander determinó que tiene evidencia que documenta que el señor Gaya Cortés fue atendido con normalidad “como se ha atendido a todo el personal médico que suele asistir a nuestras sucursales”.

El caso de una supuesta agresión a Gaya Cortés se volvió viral en redes sociales y medios de comunicación.

“Los hechos descritos sobre la supuesta discriminación de parte de nuestros colaboradores, son falsos”, aseguró Santander. “Como institución, Santander rechaza cualquier expresión discriminatoria y, en particular, frente al personal médico con el que hemos sido solidarios en estos momentos por medio de diversas donaciones de equipos de protección para sus actividades, alimentos y otros apoyos”, continuó el pronunciamiento.

Además, el banco puntualizó que rechaza los “señalamientos falsos” sobre el actuar de sus colaboradores.