México

Presidente enviará de una vez plan B de Reforma Electoral. Oposición bloqueará el A

29/11/2022 - 9:04 am

La Reforma Electoral del Presidente Andrés Manuel López Obrador será discutida el próximo 6 de noviembre, informó el coordinador de Morena en la Cámara de Diputados.

Ciudad de México, 29 de noviembre (SinEmbargo).- Ignacio Mier Velazco, coordinador de las y los diputados de Morena, anunció esta mañana que el análisis del dictamen de Reforma Electoral en la Cámara de Diputados se pospuso para la siguiente semana. Mientras que el Presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que presentará un plan B ante el hecho de que la oposición no respaldará la iniciativa.

A través de un mensaje en su cuenta de Twitter, Mier Velazco detalló que será el próximo 6 de diciembre cuando la reforma impulsada por el Jefe del Ejecutivo federal sea debatida. La decisión, dijo, fue acordada por los coordinadores de la coalición “Juntos Hacemos Historia” conformada por los partidos del Trabajo (PT), Verde Ecologista de México (PVEM) y Morena.

“Por prudencia y dar tiempo para el análisis del dictamen de Reforma Electoral, aprobado en comisiones, los coordinadores de la Coalición Juntos Hacemos Historia acordamos pedir a la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados que dicho proyecto sea abordado el próximo martes”, escribió en un tuit.

Por su parte, el mandatario federal reconoció que la Reforma Electoral no se podrá llevar a cabo debido a que la oposición adelantó que no apoyará la iniciativa, sin embargo, reiteró que presentará una reforma que permita modificar los principios establecidos en la propia Constitución, por ejemplo, el que no haya compra de votos.

“Ya está por resolver la Cámara. Es ya políticamente un hecho que el bloque conservador va a impedir la reforma constitucional. Es tiempo, pero el bloque conservador no quiere que haya menos diputados, menos senadores, quiere seguir manteniendo a los plurinominales, quieren seguir entregando muchísimo dinero a los partidos, quieren que sigan los partidos nombrando, sobre todos los partidos al servicio de la oligarquía conservadora a los consejeros, no quieren que los elija el pueblo. Eso es lo que ya resolvieron: el INE no se toca”, dijo en su rueda de prensa diaria.

“Entonces lo que vamos a hacer es proponer una Reforma Electoral, no la reforma constitucional, sino una Reforma Electoral que no se contraponga, que no viole la Constitución y que permita reformar principios establecidos en la propia Constitución, por ejemplo, el que no se compren los votos porque, ¿qué tiene esta oligarquía y este bloque reaccionario y conservador? Básicamente dinero, mucho dinero y no aceptan que es lo mismo el voto de un campesino que de un potentado, que eso es la democracia”, indicó.

El Presidente López Obrador criticó que sus opositores sólo definen a la democracia cuando ellos “se imponen y dominan”. Y adelantó que este fin de semana podría enviar la propuesta de Reforma Electoral y recordó que para ser aprobada no se necesitarán de las dos terceras partes de los votos, además de que “no se viola la Constitución”.

“Para qué espero si ya es de dominio público que ya se pusieron de acuerdo […] En esto es muy claro de que no quieren una Reforma Electoral porque quieren tener el control de los órganos electorales, del Consejo y del Tribunal Electoral”, acusó.

Cuestionado sobre qué cambios podrían realizarse con la nueva propuesta de reforma, el Jefe del Ejecutivo federal señaló que “muy pocos” y ejemplificó que no se podrá reducir el número de diputados plurinominales ni se le podrá bajar el dinero a los partidos políticos, en ese sentido, el mandatario le aplaudió a la oposición.

“Aplauso para el bloque conservador porque van a seguir habiendo 500 diputados. O sea, 300 electos de manera democrática y 200 de lista. Aplauso. Eso no lo puedo hacer porque eso está en la Constitución, por eso estábamos planteando la reforma a la Constitución, pero ya dijimos que eso no va a permitirse. Aplauso, no se le puede quitar dinero a los partidos”, expresó.

Además, el Presidente aplaudió al bloque conservador porque los partidos políticos serán quienes nombren a los consejeros y magistrados electorales, aspectos que no se podrán incluir en la reforma secundaria.

“Aplauso, van a seguir los partidos, los que, por órdenes de sus jefes, nombren los consejeros y a los magistrados del Tribunal Electoral, no el pueblo. Van a votar en contra de lo que quiere la mayoría del pueblo porque ellos no son representantes populares”, añadió.

López Obrador consideró que los conservadores deberían de renovarse y les recomendó cambiar de asesores “porque los están timando”. “Imagínense de político a Claudio X. González. Si la política es un noble oficio, como el del carpintero, para hacer un mueble se necesita saber”, agregó.

La iniciativa de Reforma Electoral, tal y como está, necesitaría una mayoría cualificada porque supone cambios a la Constitución, sin embargo, Morena y sus aliados carecen de suficiente apoyo parlamentario. Por eso, de constatarse su rechazo, el Presidente anunció que se presentaría un “Plan B” para intentar salvar lo que se pueda con leyes menores y sin tocar la Constitución.

El dictamen de la reforma constitucional que se discutirá en el pleno de San Lázaro fue modificado hace unos días y ahora propone adelantar la salida de los 11 consejeros para dar paso a un Consejo General de siete miembros.

Es en el artículo segundo transitorio del dictamen en donde se establece que, por única ocasión, la elección de consejeros electorales y magistrados del Tribunal Electoral se llevará a cabo el primer domingo de febrero de 2023. Se indica además que el INEC sustituirá plenamente al INE “y los integrantes del Consejo General de este último cesarán en sus funciones al momento en que sea declarada la elección de las personas integrantes del Consejo General del Instituto Nacional de Elecciones y Consultas y éstas rindan protesta de Ley”.

Los titulares de la presidencia y de las consejerías electorales durarían en su cargo seis años y no podrán ser reelegidos. Serán votados de manera directa y secreta por la ciudadanía a nivel nacional, el primer domingo de agosto del año que corresponda, a excepción de la primera votación que se realizaría por única ocasión en febrero de 2023. Y quien reciba más votos al momento de su elección ocupará la presidencia del órgano electoral.

Para el proceso de elección, ​​cada uno de los Poderes de Unión postulará veinte personas de manera paritaria: el Poder Ejecutivo lo hará a través del Presidente de la República; el Legislativo postulará diez personas por cada Cámara, mediante votación calificada de dos tercios de sus integrantes presentes; y el Poder Judicial de la Federación, por conducto del Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), con mayoría de ocho votos.

En el mismo sentido, refiere que “a partir de la rendición de protesta de las personas magistradas de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, quienes ocupan actualmente dichos cargos cesarán en sus funciones”. Se señala también que desaparecerán los organismos públicos locales electorales a partir de la instalación del Consejo General del Instituto Nacional de Elecciones y Consultas.

-Con información de Obed Rosas y Dulce Olvera

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video