Horas antes de que se cumpliera el plazo establecido por Donald Trump, el gobierno estadounidense otorgó una prórroga a los impuestos para la Unión Europea, Mexico y Canadá; Argentina, Brasil, Australia y Corea del Sur podrían estar exentos de por vida.

Ante el inminente vencimiento del plazo inicial, Trump optó por una prórroga, hasta el 1 de junio, de la exención tarifaria a México en el comercio de metal. Foto: Juan José Estrada Serafín / Cuartoscuro.

Washington, 30 de abril (EFE).- El Gobierno de Estados Unidos pospuso hoy un mes la imposición de aranceles a las importaciones de aluminio y acero a los países de la Unión Europea (UE), México y Canadá, unas imposiciones de las que eximió indefinidamente a Argentina, Brasil y Australia, según informó la Casa Blanca.

Cuando el presidente de EU, Donald Trump, impuso a finales de marzo los aranceles del 10 por ciento al aluminio y del 25 por ciento al acero, eximió a estos países de su pago hasta el primer minuto del próximo 1 de mayo para dar así un mayor margen a la negociación de acuerdos comerciales paralelos con algunos de los principales socios estadounidenses.

En la lista inicial de países temporalmente exentos también figuraba Corea del Sur, con el que Washington ya alcanzó un acuerdo definitivo con el que Seúl esquiva el pago de los aranceles.

Ante el inminente vencimiento del plazo inicial, Trump optó hoy por una prórroga “final” de otros 30 días, hasta el 1 de junio, de la exención tarifaria a México, Canadá y la Unión Europea, los únicos países con los que todavía no ha alcanzado un acuerdo.

“El Gobierno está extendiendo las negociaciones con Canadá, México y la Unión Europea por unos 30 días finales”, apuntó en un comunicado la Casa Blanca.

Asimismo, el Gobierno de Estados Unidos anunció que el acuerdo con Corea del Sur es “definitivo” y que los pactos con Argentina, Brasil y Australia son “principios de acuerdo” cuyos detalles se darán a conocer próximamente.

“En todas estas negociaciones, el Gobierno se centra en cuotas que restrinjan las importaciones, eviten el transbordo y protejan la seguridad nacional”, afirmó la Casa Blanca.