Un empleado que se encontraba en el crucero se percató del suceso y fue quien auxilió a su compañero y al resto de los turistas, acabando con la vida del oso de un disparo. El guía que sufrió el ataque tuvo que se trasladado al hospital en helicóptero y a pesar de las heridas sufridas se reporta como estable.

Luego de que se difundiera el hecho, Hapag-Lloyd Cruises indicó lamentar lo ocurrido y argumentó que la muerte del oso polar fue un simple acto de autodefensa. Foto: Especial

Ciudad de México, 30 de julio (LaOpinión).- El pasado sábado, un guía de turistas de aproximadamente 40 años y quien trabaja para la empresa alemana Hapag-Lloyd Cruises, se encontraba haciendo sus labores en el barco “MS Bremen”, tuvo un percance con un oso polar y que terminó con la muerte del animal.

El guía y un grupo de turistas desembarcaron en el archipiélago de Svalbard, en Noruega, para hacer un recorrido por el lugar, cuando de repente fueron sorprendidos en el camino por el oso, quien comenzó a atacar al líder del grupo.

Un empleado que se encontraba en el crucero se percató del suceso y fue quien auxilió a su compañero y al resto de los turistas, acabando con la vida del oso de un disparo. El guía que sufrió el ataque tuvo que se trasladado al hospital en helicóptero y a pesar de las heridas sufridas se reporta como estable.

Luego de que se difundiera el hecho, Hapag-Lloyd Cruises indicó lamentar lo ocurrido y argumentó que la muerte del oso polar fue un simple acto de autodefensa. También informaron que tenían permiso de las autoridades locales para desembarcar en el sitio, aunque en lugares muy específicos.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE LAOPINIÓN. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.