Después del anuncio de la farmacéutica, sus acciones en la Bolsa de Valores de Nueva York crecieron más de un 7 por ciento y terminó la jornada siendo la que más ganancias reportó.

Nueva York, 30 de marzo (EFE).- La farmacéutica Johnson & Johnson (J&J) anunció este lunes que comenzará el próximo septiembre a probar en humanos su vacuna experimental contra el COVID-19 y que podría estar lista para un uso de emergencia a principios de 2021.

La farmacéutica informó en un comunicado de que ha invertido más de mil millones de dólares en asociación con la Autoridad federal para el Desarrollo y la Investigación Biomédica Avanzada, que depende del Departamento de Salud estadounidense, para su desarrollo, que comenzó el mes de enero.

La vacuna que está desarrollando la compañía entrará en la fase de prueba con humanos sobre septiembre, según J&J, que explicó que espera tener los datos necesarios sobre sus efectos para finales de año y que, en caso de que las pruebas avancen bien, podría estar lista para un uso de emergencia a principios de 2021.

Tras el anuncio, las acciones de la farmacéutica subían más de un 7 por ciento en la Bolsa de Nueva York.

Según informa el canal CNBC, la empresa está también aumentando su capacidad de fabricación en Estados Unidos y en otros países para producir más rápido esta potencial vacuna.

En este sentido, explicó que esperan producir más de mil millones de dosis.

El presidente de Johnson & Johnson, Alex Gorsky, aseveró que la compañía tiene “muy buenos indicadores previos” sobre el hecho de que la vacuna será “segura”.

Según Gorsky, la empresa está trabajando sobre la “base de no lograr beneficios” aunque no dio detalles sobre cuánto podría ser su precio final de venta.

Los muertos por coronavirus superan ya los 2.000 en Estados Unidos, que ha registrado hasta el momento 2.467 fallecimientos, según los últimos datos de la Universidad de Johns Hopkins, lo que ubica al país con el mayor número de casos en el mundo.