Galileo

Una miscelánea científica

#GALILEO ¬ Un cometa “diablo” ilumina los cielos del hemisferio norte, ¿dónde, cómo?

31/03/2024 - 3:59 pm

El cometa presenta un par de características inusuales. En primer lugar, las fotografías de su aproximación han captado el “curioso” color verde del cometa: eso se debe a que tiene una molécula llamada dicarbono.

Ciudad de México, 29 de marzo (SinEmbargo).– Manuscritos que datan de hace medio siglo, dinosaurios que confirman teorías usadas en el cine, un matemático que fue galardonado por revolucionar el tiro de una moneda al aire y un cometa “con cuernos” fueron los temas tratados en GALILEO, el programa de ciencia que se transmite por Estudio B.

A continuación, un resumen de lo discutido en la transmisión del viernes:

MÉXICO RECUPERA MÁS CODICES DE HACE 500 AÑOS

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó que México había recuperado tres documentos pictográficos denominados como los Códices de San Andrés Tetepilco, entre los que destaca uno que puede considerarse continuación de la Tira de la Peregrinación o Códice Boturini, con “autenticidad comprobada que los liga al periodo de transición entre los siglos XVI y XVII”.

En conferencia de prensa en el Museo Nacional de Antropología, la Secretaría de Cultura federal dio a conocer la adquisición de estos bienes patrimoniales, los cuales se incorporan a la Colección de Códices Mexicanos de la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia (BNAH).

Baltazar Brito, titular de la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia, muestra uno de los códices que se presentaron la semana pasada. Foto: Daniel Augusto, Cuartoscuro

La adquisición fue calificada como un hito comparable con la autenticación como prehispánico, del Códice Maya de México (antes Grolier), hace seis años. En este caso, son códices que preservan la tradición escritural mesoamericana y refieren a la fundación de San Andrés Tetepilco, así como su ingreso a un nuevo orden sociopolítico, en las primeras décadas del virreinato.

Estos tres documentos se suman a los 200 códices mesoamericanos –de los aproximadamente 550 que se reconocen en el mundo– bajo custodia de la BNAH, y que desde 1997 son parte de la Memoria del Mundo, por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

Gracias a este traslado de dominio, ahora el pueblo de México detenta los Códices de San Andrés Tetepilco que, de acuerdo con investigadores del INAH, se inscriben en los llamados códices mixtos, por contener pinturas de tradición indígena y textos en náhuatl o español, escritos con el alfabeto europeo.

Los exámenes preliminares demostraron que fueron hechos en papel amate, sobre el que se aplicó una capa de yeso, laca cochinilla, tintas obtenidas de plantas y de carbón, e índigo, para los colores rojo, amarillo ocre, negro y azul.

La Tira de Tetepilco, por ejemplo, está compuesta por 20 láminas plisadas en biombo, narra la historia de Tenochtítlan por medio de cuatro temas: la fundación de la ciudad, en 1300 (lo que implica un desfase de 25 años); el registro de los señores que la gobernaron en tiempos prehispánicos; la llegada de los españoles, en 1519, y el periodo virreinal, hasta 1611.

Inventario de la iglesia de Tetepilco. Foto: Secretaría de Cultura/INAH

EL HEMISFERIO NORTE PODRÁ VER UN “COMETA DIABLO” EN EL CIELO

Un cometa “diablo” del tamaño del Monte Everest que realizará su primera visita al sistema solar interior en más de 70 años puede ser visible a simple vista en las próximas semanas. El objeto, conocido como 12P/Pons-Brooks y que muestra una “apariencia con cuernos”, alcanzará su máxima aproximación al Sol el 21 de abril, que es cuando alcanzará su punto más brillante.

Para aquellos que se encuentran en el hemisferio norte, es probable que el cometa tipo Halley alcance su mejor visibilidad desde ahora hasta mediados de abril, aunque no será el más fácil de detectar.

“Esto es algo que podría ser visible a simple vista si no tienes una Luna en el cielo, si no hay contaminación lumínica y si el cielo está realmente despejado, entonces podrías tener una oportunidad. Pero la mayoría de nosotros necesitaremos un par de binoculares”, explica en un comunicado el Dr. Robert Massey, subdirector ejecutivo de la Royal Astronomical Society (RAS) británica.

El Dr. Massey dijo que los observadores de estrellas deberían mirar hacia el oeste-noroeste después de la puesta del sol para vislumbrar Pons-Brooks, que completa su órbita una vez cada 71.3 años y, por lo tanto, no volverá a ser visible hasta 2095.

Posición prevista del cometa Pons-Brooks. Foto: Stuart Atkinson vía Europa Press

El cuerpo helado, que se cree que tiene un núcleo de unos 34 kilómetros de diámetro, fue reconocido como un cometa en 1812. Sin embargo, ya se había visto en el siglo XIV. Lleva el nombre del astrónomo francés Jean-Louis Pons, que lo descubrió a principios del siglo XIX, y del astrónomo británico-estadounidense William Robert Brooks, que lo observó en su siguiente órbita en 1883.

El cometa presenta un par de características inusuales. En primer lugar, las fotografías de su aproximación han captado el “curioso” color verde del cometa. “Eso se debe a que tiene una molécula llamada dicarbono”, explicó el Dr. Massey. “Lo que hace es absorber la luz solar y reirradiar parte de ella con ese característico tinte verde”.

El otro atributo que ha despertado el interés de los observadores de todo el mundo es su ocasional “apariencia con cuernos”, lo que le valió a Pons-Brooks el apodo de “Cometa Diablo”.

La razón por la que aparecen estas formas de cuernos puntiagudos es porque el objeto helado está clasificado como un cometa criovolcánico, lo que significa que regularmente entra en erupción con polvo, gases y hielo cuando aumenta la presión en su interior a medida que se calienta.

UN MATEMÁTICO QUE REVOLUCIONÓ LA PROBABILIDAD GANA EL PREMIO ABEL 2024

Este 2024, el Premio Abel, uno de los galardones más importantes entregados cada año a científicos por sus investigaciones en el campo de las matemáticas, ha sido otorgado al francés Michel Talagrand “por sus contribuciones pioneras a la teoría de la probabilidad y el análisis funcional, con aplicaciones sobresalientes en la física matemática y la estadística”.

Dos de los méritos mencionados por la academia noruega de ciencias y letras hacen referencia explícitamente a la probabilidad y a la estadística. Tienen que ver con el estudio de los llamados procesos estocásticos, un concepto probabilístico que nos rodea sin que reparemos en él.

Un ejemplo que suele utilizarse mucho para hablar de procesos estocásticos es el clima. entender cómo evoluciona un temporal es fundamental para tomar las medidas oportunas para evitar desastres. Algunos de estos procesos son sencillos de estudiar, y están sustentados por reglas básicas como las de los procesos llamados “markovianos” (en honor al matemático ruso Andrèi Markov), un tipo de proceso por el cual el estado del sistema solo depende de lo que estaba sucediendo en el instante anterior.

Otros procesos, sin embargo, son mucho más complejos y dependen de lo que llamamos sistemas dinámicos. en ellos se ven involucradas ecuaciones matemáticas que explican cómo va cambiando el sistema (como los que usamos para modelizar epidemias) en relación a muchas otras variables que pueden tener influencia.

Además, las condiciones bajo las que se desarrolla un temporal, las que hacen crecer un fruto o las que rodean al lanzamiento de una moneda pueden ser extremadamente cambiantes y difíciles de controlar, añadiendo incertidumbre al sistema.

El presidente del comité que entregó el Premio Abel, el profesor Helge Holden, dijo que Talagrand es “un matemático excepcional y un magnífico solucionador de problemas. ha aportado profundas contribuciones a nuestra comprensión de los procesos aleatorios y, en particular, de los Procesos de Gauss. Su trabajo ha remodelado varias áreas de la teoría de la probabilidad. además, su demostración de la exactitud de la célebre Fórmula de Parisi sobre la energía libre en vidrios de espín es un logro asombroso”.

La entrega del premio se realizará en Oslo el 21 de mayo de 2024. El ganador recibirá 7.5 millones de coronas noruegas (unos 659 mil euros).

SPIELBERG TENÍA RAZÓN: LOS TRICERATOPS VIVÍAN EN MANADAS

Años de investigación en un lecho de huesos de cinco triceratops en Wyoming muestran que vivieron y murieron como un grupo, tal y como aparecen en la saga Jurassic Park de Steven Spielberg.

Hasta este descubrimiento, el registro fósil de este famoso dinosaurio con tres cuernos y un gran volante en el cuello apuntaba a que se trataba de una especie solitaria.

El equipo del Centro de Biodiversidad Naturalis en los Países Bajos ha estado diez años trabajando en una excavación que ha desenterrado mil 200 huesos y fragmentos de huesos de al menos cinco individuos, que vivieron hace 67 millones de años. Un equipo de paleontólogos y técnicos profesionales y voluntarios pasó años sacándolos de la cantera.

Fotograma de la película Jurassic Park, de Steven Spilberg. Foto: Especial

“El material óseo es de muy buena calidad”, reflexiona el paleontólogo de la Universidad de Utrecht Jimmy De Rooij, que pàrticipó en el estudio. “Esto nos permitió demostrar que, por ejemplo, estos triceratops crecían muy lentamente”. Los detalles del lecho de huesos indican que los cinco dinosaurios murieron juntos, posiblemente atrapados en un pantano. Se encuentran en una fina capa de roca, sin huesos de otras especies”, explica en un comunicado.

La investigación sobre las propiedades físicas y químicas de los cientos de dientes de triceratops habla de una existencia migratoria, que era la misma para los cinco dinosaurios. En otras palabras: esta especie de dinosaurio formó equipo, al menos ocasionalmente. “Y eso, por supuesto, lleva a todo tipo de nuevas preguntas”, dice De Rooij: “¿Cómo de complejo era exactamente este comportamiento social?”.

DESCUBREN 49 NUEVAS GALAXIAS EN APENAS 3 HORAS

Años de investigación en un lecho de huesos de cinco triceratops en Wyoming muestran que vivieron y murieron como un grupo, tal y como aparecen en la saga Jurassic Park de Steven Spielberg.

El radiotelescopio MeerKAT, ubicado en Sudáfrica, permitió el descubrimiento de 49 galaxias nuevas. Foto: Europa Press

Hasta este descubrimiento, el registro fósil de este famoso dinosaurio con tres cuernos y un gran volante en el cuello apuntaba a que se trataba de una especie solitaria.

El equipo del Centro de Biodiversidad Naturalis en los Países Bajos ha estado diez años trabajando en una excavación que ha desenterrado 1.200 huesos y fragmentos de huesos de al menos cinco individuos, que vivieron hace 67 millones de años. Un equipo de paleontólogos y técnicos profesionales y voluntarios pasó años sacándolos de la cantera.

“El material óseo es de muy buena calidad”, reflexiona el paleontólogo de la Universidad de Utrecht Jimmy De Rooij, que participó en el estudio. “Esto nos permitió demostrar que, por ejemplo, estos triceratops crecían muy lentamente”. Los detalles del lecho de huesos indican que los cinco dinosaurios murieron juntos, posiblemente atrapados en un pantano. Se encuentran en una fina capa de roca, sin huesos de otras especies”, explica en un comunicado.

La investigación sobre las propiedades físicas y químicas de los cientos de dientes de triceratops habla de una existencia migratoria, que era la misma para los cinco dinosaurios. En otras palabras: esta especie de dinosaurio formó equipo, al menos ocasionalmente. “Y eso, por supuesto, lleva a todo tipo de nuevas preguntas”, dice De Rooij: “¿Cómo de complejo era exactamente este comportamiento social?”.

Manuel Gonzalez
Ciudad de México | 1993. Estudió periodismo. Actualmente trabaja como Editor en la redacción de SinEmbargo MX. Antes, fue corresponsal para Infobae México, la Agencia Alemana de Prensa (dpa) y El País América. Tiene un blog (Apuntes en la ciudad), un newsletter (Apuntes subrayados) y un podcast (Al otro lado del sueño) personales.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video