Economía

Slim, Larrea y Salinas crean en un tris millones que nunca verá la mayoría en México

31/05/2022 - 12:05 am

Mucho se sabe de la desigualdad que hay en México entre ricos y pobres, pero cuando ésta se puede comparar mediante una herramienta como la que creó el Centro de Estudios Aplicados la diferencia se hace más visible. Por ejemplo, con un salario mensual de 25 mil pesos se tendrían que laborar unos 10 años para ganar lo que Germán Larrea obtiene en cinco minutos.

Ciudad de México, 31 de mayo (SinEmbargo).– Un segundo basta para que tres de los hombres más ricos de México obtengan miles de pesos, que a un ciudadano promedio le tomarían semanas. En este tiempo Carlos Slim gana 2 mil 421.10 pesos; German Larrea, 10 mil 183.79 pesos, y Ricardo Salinas Pliego, 518.36 pesos, revela una herramienta creada por el Centro de Estudios Aplicados.

Tomando como referencia el 2020, año en que la economía mexicana sufrió grandes consecuencias por la pandemia de COVID-19 y donde 9.8 millones de personas se añadieron a las filas de la pobreza por ingresos, el Centro de Estudios Aplicados analizó cuánto ganaron por segundo los más ricos de México.

Por ejemplo, estas cifras revelan cómo al dueño de Grupo México le llevaría sólo tres horas y 49 minutos crecer alrededor de 140 millones su fortuna, mientras que un mexicano con un salario mensual de 25 mil pesos tendría que laborar unos 10 años para ganar lo que Germán Larrea obtiene en cinco minutos.

“En cuanto a años nos llevaría más de nuestra vida el poder llegar a los ingresos de estas personas”, dijo en entrevista vía zoom Andrés Barrios Arenas, integrante del Centro de Estudios Aplicados. “Estas cuatro personas acaparan casi 8 de cada 100 pesos de riqueza que se genera en México, los otros 92 pesos nos los repartimos entre 126 millones de mexicanos, entonces sí es algo muy desigual”.

El objetivo de esta herramienta no sólo es evidenciar la desigualdad en México, también exigir que las autoridades, tanto del poder Ejecutivo y Legislativo, hagan sistemas fiscales más justos, donde los millonarios paguen impuestos por su riqueza, una de las exigencias a nivel mundial que incluso un grupo llamado Patriotic Millionaires puso sobre la mesa en el reciente Foro Económico Mundial de Davos.

Es a través de la herramienta “¿Cuánto ganan los mexicanos más ricos por segundo?”, que cualquier ciudadano puede saber cuántos años de trabajo les llevaría para alcanzar la riqueza de millonarios como Carlos Slim Helú (Grupo Carso), Ricardo Salinas Pliego (Grupo Salinas) y Germán Larrea Mota Velasco (Grupo México).

GRAVAR A LOS MÁS RICOS

La exigencia de que los ricos paguen más impuestos surgió a nivel mundial en el año 2016 a través del movimiento Fight Inequality (Lucha contra la desigualdad) y hasta el momento se han sumado 66 países, incluido México, donde organizaciones como Fundar, la Alianza contra la Desigualdad México y Nuestro Presupuesto han denunciado que ser millonario en el país es “muy barato” si se compara con otros.

Por ejemplo, multimillonarios mexicanos como Carlos Slim Helú, Ricardo Salinas Pliego o Germán Larrea Mota Velasco pagan de impuestos menos del 35 por ciento de sus ganancias, pero los ricos de otros países gravan porcentajes más elevados: Nueva Zelanda (36 por ciento), Senegal (40 por ciento); Reino Unido, Sudáfrica, Alemania, Japón (45 por ciento); España (47 por ciento) y Francia (49 por ciento).

Los empresarios Alberto Baillères, quien falleció en febrero pasado,  y Carlos Slim. Foto: Cuartoscuro.

“En México, el porcentaje más alto del ISR que pagan los millonarios y que también pagan los mexicanos que ganan 21 mil pesos mensuales es del 34 por ciento, pero en países como en España y Francia hay más escalones que permiten que esas personas que tienen más ingresos su tasa de impuesto llegue a ser del 50 por ciento”, explicó Andrés Barrios. “Por un lado tendríamos que aspirar en México a igualar las tasas que se tienen en esos países desarrollados y por otra parte a que estas personas paguen ese dinero porque en promedio están pagando el 18 por ciento de impuestos y no el 34”.

Si bien algunos ricos mexicanos pagan impuestos por sus ganancias, como cualquier otro ciudadano, no lo hacen por su riqueza, es decir, por las herencias.

A diferencia de otros países, en México las personas que incrementan su riqueza al heredar fortunas multimillonarias no están obligadas a contribuir al gasto público, pues la ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR) establece que no se pagará impuesto alguno por la obtención de herencias, una exención que privilegia a las personas de mayores recursos y es una de las explicaciones de la baja recaudación de impuestos que históricamente ha caracterizado al Estado mexicano, refiere la organización Fundar.

Ricardo Salinas Pliego es presumiblemente la tercera persona más rica en México. Foto: Cuartoscuro.

No obstante, esto no siempre fue así: en la época posrevolucionaria y hasta 1961, la federación y las entidades federativas implementaron distintos esquemas para asegurarse de gravar la transmisión intergeneracional de la riqueza.

Una de las propuestas que han realizado organizaciones como Fundar y Alianza contra la Desigualdad México consiste en sustituir la exención actual —equivalente a todos los bienes heredados— por un límite exento de 8 millones de pesos, lo que sólo impactaría al 1 por ciento de la población más rica del país.

“Lo que se propuso es un impuesto a la riqueza neta, o sea todo lo que tengo, menos las deudas, es cobrar un impuesto anual, lo cual ayudaría al Gobierno a recaudar más recursos”, dijo en una entrevista con SinEmbargo Emmanuel Ramírez investigador del área de justicia fiscal en Fundar y mencionó que países como Suiza y Noruega ya lo implementan.

De acuerdo con datos de Fight Inequality, un impuesto anual a la riqueza en México recaudaría 19 mil 800 millones de dólares al año, cantidad suficiente para aumentar el presupuesto de salud en un 58 por ciento.

“Lo que se busca es que pudiéramos atacar no sólo las ganancias que tienen estas personas y que reportan ante el SAT, también la riqueza que no está en el banco, como obras de arte y propiedades, para que pueda tener una tasa de impuestos, porque justo una estrategia que usan estas personas es que ellos no reportan en su declaración anual las ganancias que están teniendo en estos activos, sin embargo cuando ellos quieren comprar una propiedad van al banco y en el banco ponen como garantía esos activos y acciones. Para Hacienda eso no significa dinero, pero para un banco sí”, explicó Andrés Barrios del Centro de Estudios Aplicados.

Germán Larrea, hijo de Sara Mota. Foto: Isaac Esquivel, Cuartoscuro.

La Alianza contra la Desigualdad México y Nuestros Presupuesto han impulsado la campaña en México #QueLosRicosPaguen a través de rodadas ciclistas, colocación de carteles en calles y foros en la Ciudad de México, Sonora, Cancún, San Cristóbal y Guadalajara para explicarle a la ciudadanía por qué los millonarios mexicanos deben de pagar impuestos por su riqueza.

En esta última campaña, que se dio en el marco del Foro Económico de Davos (22 al 26 de mayo), las organizaciones expusieron una vez más la desigualdad en México al comparar lo que gana un ciudadano y los millonarios en minutos de trabajo.

“Es una decisión política que están tomando los estados de seguir permitiendo estas desigualdades, a través de sus decisiones fiscales ellos siguen permitiendo que esto suceda, lo que estamos buscando es que esta agenda sea global, que estas personas millonarias paguen impuestos por su riqueza en todo el mundo para que no sea una opción para ellos trasladar su dinero a países donde no les cobren lo justo”, indicó Barrios.

Guadalupe Fuentes López
Periodista con más de una década en medios digitales. Edita y escribe sobre temas de economía, corrupción, política, derechos humanos
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas