¿Y si la esencia de una persona estuviera en su corazón? Un año después de perder al amor de su vida, Quinn Sullivan no consigue dejar el pasado atrás. Como parte del duelo, escribe a todas aquellas personas que se salvaron gracias a los órganos donados por su novio Trent. Consigue contactarlos a todos, excepto a aquel que recibió su corazón. Aunque Quinn sabe que no debería, descubre quién es el receptor, un chico de diecinueve años llamado Colton Thomas. Cree que si logra ver a Colton, podrá superar el dolor de su pérdida. Pero su atracción es innegable y entre ellos nace rápidamente una relación. Aunque este nuevo amor ayude a Quinn a sobreponerse, Colton cree que se han conocido por casualidad y ella no puede vivir ocultándole su secreto. La única salida es explicarle la verdad, pero ¿y si eso la lleva a perderlo? (Planeta)