La batalla al interior del PAN por la candidatura por la Presidencia parece acercarse a un punto si retorno: Margarita Zavala, la más fuerte aspirante del balnquiazul, podría abandonar el partido al que perteneció por décadas y que llevó a su esposo Felipe Calderón a Los Pinos.

La ex Primera Dama tendría que buscar una candidatura independiente o el cobijo de otro partido si insiste en convertirse en la primera presidenta de México. Las opciones, en particular la primera, son vistas por el PRI, MC y Morena como una muestra más del pacto entre los calderón y el Gobierno federal para mantener el actual régimen ante el actual avance del Frente Ciudadano por México y el de Andrés Manuel López Obrador.

Ciudad de México, 5 de octubre (SinEmbargo).– La posible renuncia de Margarita Zavala Gómez del Campo a su militancia en el Partido Acción Nacional (PAN) para registrar una candidatura independiente se lee entre los líderes y miembros de otros partidos de oposición como una fase más del pacto que mantienen los calderonistas y el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Analistas coinciden en que una candidatura independiente de la ex Primera Dama fraccionaría el voto de la base panista debilitando al Frente Ciudadano por México y en que el PRI impulsará a los aspirantes sin partido para ser competitivo.

Al interior de ese proyecto de coalición de partidista se habla de que Margarita Zavala le garantizaría “un trato amable” al Presidente Enrique Peña Nieto, como una compensación por la tranquilidad que disfrutó su esposo Felipe Calderón Hinojosa.

Por la tarde de este día, en su cuenta de Twitter, Margarita dijo que mañana a las 14:00 horas dará un posicionamiento sobre su la información de que abandonará el partido que llevó a su esposo a la Presidencia de la República. Una fuente dijo a SinEmbargo que la decisión de la ex Primera Dama está tomada desde hace tiempo, y que sólo se hace el último esfuerzo para evitar la renuncia.

Los políticos de oposición consultados por este diario digital aseguraron que una candidatura independiente de Margarita Zavala Gómez del Campo ayudaría a mantener el régimen actual.

Margarita Zavala, ¿adiós al PAN? Foto: Cuartoscuro

Uno de ellos es Jorge Álvarez Maynez, Diputado federal del partido Movimiento Ciudadano (MC), quien señaló que “en el escenario colectivo, el calderonismo representa una continuidad del régimen. La gente que está evaluando como una alternativa política el Frente Ciudadano por México, no está pensando en darle continuidad al calderonismo. Una posición de esas que representa el status quo. Es una continuidad de una alianza entre calderonistas y priistas”.

Y coincidió en la visión de que la estrategia del PRI es impulsar candidatos apartidistas: “El PRI apoyará a candidatos independientes que mejor le sirvan para su propósito alentando el registro de múltiples candidatos independientes con diversos perfiles para fragmentar el voto. Siento que en el Frente es sana la distancia con el calderonismo, porque significa una de las lecciones más trágicas que ha tenido el país en su historia: la guerra contra las drogas que cobró muchas vidas”.

Para Alejandro Sánchez Camacho, secretario de Acción Política Estratégica del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido de la Revolución Democrática (PRD), “históricamente el PRI y el PAN constituyen un mismo bloque de Gobierno. Es altamente probable que el PRI tenga operadores dentro del PAN y no se descarta que el equipo de los calderonistas sean los más confiables”.

El perredista perteneciente a la corriente interna del PRD Izquierda Democrática Nacional (IDN) opinó que “la nación ya no resiste una simulación en la alternancia en el Gobierno”, por lo que la demanda es de una “alternativa real”.

Y agregó que duda que la población pueda ver en Zavala Gómez del Campo una opción independiente, “porque ya tuvo la oportunidad en la administración pública a través de Felipe Calderón y dejaron un mal sabor de boca, amargo, en la población entera”.

La razón por la que los dirigentes que encabezan el Frente Ciudadano por México se niegan a abrir a los ciudadanos la elección de su candidato presidencial es el temor de que el PRI pueda manipular el proceso para imponer a Margarita Zavala.

Martí Batres Guadarrama, presidente del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en la Ciudad de México, apunta que la alianza entre el grupo cercano al ex presidente Felipe Calderón y el PRI se pudo ver en la elección de Ernesto Cordero Arroyo como presidente de la Mesa Directiva del Senado, “pero ellos pueden tener todo tipo de acuerdo, pero ahora no les va a funcionar porque existe Morena y la alternancia se irá hacia Morena”.

El líder partidista consideró que las aspiración presidencial de Zavala Gómez del Campo es un intento de “reelección” de lo que fue el sexenio de su esposo, “no es bueno, sea candidata independiente o del PRIANRD, sea de quien sea, representa un retroceso para México; y eso hay que tenerlo muy claro”.

Y agregó que el PRI y el PAN representan un proyecto sin direferencias, en el cual están Margarita Zavala y el resto de los miembros del Frente. “Todos estarán en lo mismo. Al final se van a unificar”.

El legislador Jorge López Martín, vocero del Partido Acción Nacional (PAN) en la Cámara de Diputados, dijo a SinEmbargo que la salida de Margarita Zavala no es oficial. “Confiamos en la prudencia, en la institucionalidad. Hacemos un llamado a todos los panistas a que sigamos conformando este Frente Ciudadano por México que le dará un nuevo rostro y rumbo a las políticas que la sociedad mexicana necesitamos”.

–¿También está llamada Margarita Zavala?– se le preguntó.

–En este llamado están incluidos todos los panistas, sin excepción– contestó.

El legislador reconoció la trayectoria de Margarita Zavala al interior del PAN y, aseguró, se respetará “cualquier tipo de manifestación”, pero añadió que un anuncio oficial de renuncia “no ha ocurrido”.