EN UN CLIC

ESTÁS EN LA SECCIÓN MÉXICO

Al menos 100 sicarios atacan al jefe de policía de Ahome, Sinaloa; vuelan su auto de un bazucazo, y se salva

 
Foto: Especial

Foto: Especial

Ciudad de México, 9 de mayo (SinEmbargo).– Jesús Carrasco Ruiz, Jefe de la Policía Municipal de Ahome, Sinaloa –en donde el pasado 4 de mayo fueron localizados los cuerpos de seis personas–, fue emboscado esta mañana por al menos 100 sicarios que dispararon al vehículo en donde se transportaba, para después hacerlo explotar con un bazucazo.

El mando policial salió ileso del atentado. Sin embargo, un agente municipal y tres gatilleros perdieron la vida durante la refriega.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 7:00 horas en la carretera México 15, justo enfrente del poblado Adolfo Ruiz Cortines, cuando el comandante se dirigía de Los Mochis a Culiacán, a una reunión de trabajo.

En ese punto, los presuntos delincuentes a bordo de un camión blindado, con logos de una marca cervecera, y otros dos vehículos arremetieron contra la camioneta Dodge Ram color blanca en la que se trasladaba Carrasco Ruiz.

Los agresores dispararon en diversas ocasiones contra el vehículo oficial, del que pudo escapar el alto mando. Momentos después un bazucazo hizo explotar la camioneta.

En la autopista quedó el cuerpo acribillado del agente Julian Dima Soto, además de que resultaron heridos otro agente municipal y un ministerial, y una señora que se encontraba en las inmediaciones.

La refriega se extendió a la comunidad El Coloradito en Gusave, donde fueron abatidos tres de los presuntos atacantes que pretendían escapar en una lancha.

De acuerdo con la prensa local, la persecución se prolongó 35 kilómetros.

El resto de los gatilleros escapó. Unos se dirigieron rumbo al poblado Batamote, otros se metieron al poblado Ruiz Cortines y otros más tomaron con dirección al Huitusi.

El Jefe Policial denunció que dos patrullas municipales de Guasave que estaban presentes durante la agresión escaparon, sin apoyar a los agentes municipales de Ahome.

Al lugar arribaron elementos de la Policía Federal, quienes discutieron con los agentes ministeriales que se molestaron cuando los primeros tomaron fotografías del lugar.

Apenas el pasado 4 de mayo, los cuerpos de seis personas fueron localizados en Ahome, a un costado de la Carretera México- Nogales.

Los primeros reportes informaron que los cadáveres se encontraban al aire libre y esposados. Dos de ellos estaban decapitados.

De acuerdo con informes periodísticos , los homicidios fueron atribuidos a la banda criminal conocida como “La Mochomera”, que dejaron cartulinas con mensajes bajo los cadáveres.

Ambos mensajes los firma “el dos letras” presunto jefe del clan que reclama ser dueño de las tierras en esa región.

Conductores que pasaban por el lugar dieron reporte a la autoridades judiciales, quienes estaban tratando de identificar a las victimas, que al parecer eran campesinos.

Las víctimas pudieron haber sido ejecutadas en el lugar, ya que se encontraron 20 casquillos de arma AK-47, conocidas como “cuerno de chivo”.

Jesús Carrasco dijo en esa ocasión que el multihomicidio se le atribuyó al mismo grupo delictivo que le quitó la vida a seis jornaleros agrícolas el pasado 20 de abril, los cuales fueron encontrados en el interior de una camioneta.

La agrupación delincuencial “La Mochomera”, se formó en lealtad a Alfredo Beltrán Leyva, “El Mochomo”, quien está detenido desde el 2008. Beltrán Leyva operaba para Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, y se presume, era su brazo derecho en el cártel de Sinaloa.

Sin embargo, su arresto provocó una división dentro de las filas del cártel de Sinaloa, que condujo a un enfrentamiento que aún no concluye.

 

 

Textos y fotos realizados por reporteros, editores y/o agencias noticiosas para SinEmbargo.

1Comentario
  • Manuel
    00:45h, 28 enero Responder

    Si lo extraditan se van a dar cuenta que no es el chapo. Asi nos mantienen “engañados” de que las calles son mas seguras scon el en las rejas y al mismo tiempo dejan trabajar sin enemigos a su socio

Escribe un comentario

SinEmbargo no está obligado a publicar todos los comentarios. Eliminará aquellos que no contribuyan al debate porque discriminan, humillan, incitan al odio, no respetan la diversidad y la divergencia o son simplemente ofensas. Todos queremos debatir, expresarnos con libertad y leer puntos de vista. Se puede hacer, sin romper estas mínimas reglas. No nos asustan las "malas palabras".