Ammán, 9 jun (EFE).- El primer ministro jordano, Maruf Bajit, dijo hoy que cerca de 4 mil prisioneros serán indultados, gracias a una amnistía general decretada la víspera por el rey Abdalá II, con el fin de favorecer la confianza entre la población y el Gobierno.

En una rueda de prensa, Bajit informó de que cerca de 1.500 prisioneros serán liberados de inmediato, mientras que el resto saldrá de la cárcel en varios turnos.

La amnistía general, decretada con motivo del duodécimo aniversario del ascenso al trono de Abdalá II, tiene el propósito de “establecer puentes de confianza entre los ciudadanos y el Gobierno para seguir adelante con pasos firmes hacia la reforma”, según Bajit.

Entre los presos liberados se encuentran cientos de fundamentalistas islámicos que participaron en los disturbios ocurridos en 2002 en la ciudad sureña de Maan.

Bajit dijo también que 457 de los presos indultados habían sido condenados por el Tribunal de Seguridad del Estado.

La medida excluye a aquellos condenados por delitos relacionados con el espionaje, la seguridad del Estado, el tráfico de drogas, la violación, el asesinato premeditado, la financiación del terrorismo, el blanqueo de dinero y la falsificación de billetes.

El decreto del monarca coincide con su compromiso de llevar a cabo de forma “real y rápida” las reformas políticas prometidas ante la convocatoria de protestas en Jordania durante los últimos cuatro meses, inspiradas en las revoluciones de Túnez y Egipto.

Los partidos de la oposición y grupos de activistas independientes anunciaron la convocatoria de nuevas manifestaciones mañana viernes para impulsar el proceso de reforma.