Las secretarías de Gobernación y Relaciones Exteriores negaron que México sea el segundo país con más homicidios dolosos, después de Siria, como lo señaló ayer la Encuesta de Conflictos Armados. En un comunicado puntualizaron que la violencia, producto del narcotráfico, es un “fenómeno regional” y que involucra las fronteras que el país tiene con Estados Unidos, Guatemala y Belice.

Ciudad de México, 10 de mayo (SinEmbargo).- Autoridades mexicanas desaprobaron la Encuesta de Conflictos Armados difundida ayer por el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos de Reino Unido, en la que ubicaron en el 2016 al país como la segunda nación más letal del mundo durante el 2016 debido a la batalla contra los cárteles de la droga.

Este mismo día, el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, retuiteó una nota de Drudge Report, un agregado de un sitio web de noticias en Estados Unidos administrado por Matt Drudge, en el que se retomaban los datos de la encuesta.

Donald Trump ha calificado a los mexicanos de criminales, violadores y narcotraficantes. En repetidas ocasiones ha señalado su deseo de erigir un muro en la frontera sur de Estados Unidos para mantener alejados a los narcotraficantes y a los miembros de pandillas y detener el flujo de drogas a su país.

También ha comenzado a implementar en Estados Unidos un endurecimiento de las leyes migratorias, y ha prometido que expulsará a todos los inmigrantes ilegales criminales en su país.

En respuesta al informe, la Secretaría de Gobernación (Segob) y la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) emitieron un comunicado en el que afirmaron “el reporte señala de manera irresponsable la existencia de un ‘conflicto armado (no internacional)’ en México”.

Las dependencias tacharon el informe como “incorrecto”, ya que “la existencia de grupos criminales no es un criterio suficiente para hablar de un conflicto armado no internacional. Tampoco lo es el uso de las Fuerzas Armadas para mantener el orden al interior del país”, escribieron.

El Gobierno de México rechazó el informe donde coloca a México como el segundo país más violento. Foto: Cuartoscuro.

Además, precisaron que aunque el IISS, por sus siglas en inglés, es una autoridad líder en el mundo de la seguridad global, el riesgo político y el conflicto militar, las autoridades dijeron que ellos “utiliza cifras cuyo origen se desconoce, refleja estimaciones basadas en metodologías inciertas, y aplica términos jurídicos de manera equivocada”, por lo que “sus conclusiones no tienen sustento en el caso de México”.

La Segob y la SRE puntualizaron que la violencia producto del narcotráfico es un “fenómeno regional” que involucra las fronteras que el país tiene con Estados Unidos, Guatemala y Belice.

“Los retos que México enfrenta en este rubro no pueden aislarse de fenómenos relacionados en otras jurisdicciones, como el tráfico de armas y la demanda de drogas. El combate al crimen organizado transnacional debe analizarse de manera integral”, afirmaron.

También las autoridades señalaron que la estimación total de homicidios dolosos a nivel nacional del 2016 no es difundido aún por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y que es “inverosímil la suposición que hace el estudio al considerar que todos los homicidios que tuvieron lugar en México están relacionados con el combate a las organizaciones criminales”.

Finalmente, mencionó el Gobierno de México, “el ranking de países que realizan los autores con base en sus estimaciones de homicidios carece de cualquier rigor metodológico” y detalló que por lo menos en las cifras de la ONU de 2014, reporte más reciente a nivel internacional, México está lejos de ser uno de los países más violentos del mundo.

“Tan solo en América Latina países como Honduras, Venezuela, Belice, Colombia o Brasil registran tasas de homicidios por cada 100 mil habitantes de 90.4, 53.7, 44.7, 30.8, y 25.2 respectivamente, mientras que México registró una tasa de 16.4, cifra muy por debajo de muchos países de la región”.

El Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS) es una autoridad líder en el mundo de la seguridad global, el riesgo político y el conflicto militar. Fundada en 1958, el IISS promueve el desarrollo de políticas sólidas que aún más la paz mundial y la seguridad.

Según el informe de IISS, por sus siglas en inglés, solo Siria supera a México con 50 mil muertos por su guerra civil, pues el país registró 23 mil pérdidas de vidas humanas en 2016.

A los casos mexicano y sirio, le sigue Irak, con 17 mil muertos y Afganistán, con 16 mil. Además, la cifra de muertes en territorio mexicano, tuvieron una alza significativa comparada con la de 2015 (17 mil muertos) y la de 2014 (15 mil).

Anastasia Voronkova, editora del informe, dijo que los homicidios en 2016 en México aumentaron en 22 de los 32 estados y que puede explicarse porque las rivalidades entre los cárteles de la droga incrementaron la violencia.

Para la editora, “las guerras en Irak y Afganistán fueron rebasadas por número de muertes por los conflictos en México y Centroamérica, que han recibido mucha menos atención mediática y de la comunidad internacional”.