El director de la Policía Nacional Civil (PNC) no especificó cuántos homicidios de policías ordenó la MS13 , tampoco brindó los nombres y edades de los mismos.

En lo que va de 2017 suman 14 policías, 6 militares y un custodio asesinados. Foto: EFE/Oscar Rivera

San Salvador, 10 agosto, (EFE).- Al menos 23 miembros de la pandilla Mara Salvatrucha (MS13), entre ellos seis líderes de esta estructura que ordenaron asesinatos de efectivos de la Policía Nacional Civil (PNC), fueron capturados la madrugada de hoy, informó el director de la PNC, Howard Cotto.

Cotto explicó que los pandilleros fueron detenidos en una casa de playa ubicada en el municipio de Acajutla (suroeste), “al momento en que se disponían a tener una reunión para articular acciones criminales y planificar atentados contra miembros de la PNC”.

“Estos seis detenidos son importantísimos cabecillas de la MS13 que venían ordenado homicidios contra miembros de nuestra corporación policial (…) estoy seguro que en los últimos meses este es el golpe más importante que hemos dado a la MS13”, afirmó el director de la PNC durante una entrevista en el canal estatal.

El también comisionado añadió que durante el operativo de capturas, realizado por agentes del Grupo de Reacción Policial (GRP) y de las Fuerzas Especializadas de Reacción, se incautaron dos armas de fuego, una de ellas propiedad de la PNC “que pudo ser hurtada o robada en algún momento”.

El director de la PNC no especificó cuántos homicidios de policías ordenaron estos pandilleros, tampoco brindó los nombres y edades de los mismos.

Este miércoles, el Gobierno de El Salvador trasladó a 50 pandilleros de la MS13 y Barrio 18, involucrados en una reciente ola de asesinatos de policías y soldados, a una prisión de máxima seguridad donde estarán “totalmente incomunicados”.

En lo que va de 2017 suman 14 policías, 6 militares y un custodio asesinados, principalmente cuando están en su día libre y la minoría en enfrentamientos armados con las pandillas.

El Salvador es asediado por la MS13, a la que Estados Unidos busca erradicar, el Barrio 18 y otras pandillas minoritarias que poseen más de 600 células en todo el país y a las cuales el Gobierno atribuye la mayoría de los crímenes.