Los próximos 28 y 29 de septiembre se llevará a cabo esta reunión respaldada por el IPN, en la que planean establecer políticas en torno al aprovechamiento y conservación de esta planta milenaria.

Por Dioreleytte Valis, Agencia Informativa Conacyt

Ciudad de México, 17 de marzo (SinEmbargo/AgenciaConacyt).– El estudio de las especies endémicas es uno de los ejes del Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional (CIIDIR) Unidad Oaxaca, y respaldado por el Instituto Politécnico Nacional (IPN), prepara un congreso de talla nacional enfocado en presentar información científica y tecnológica sobre el agave y el mezcal.

La primera edición del Congreso Nacional de Agave-Mezcal, a celebrarse los días 28 y 29 de septiembre, busca reunir a especialistas en la especie e industria del mezcal, para impulsar el aprovechamiento integral de la planta y su preservación.

“Deseamos tener la información científica suficiente y actualizada para generar, al menos en el estado de Oaxaca, las bases para la implementación de políticas públicas en torno al aprovechamiento y conservación del agave, además de la incorporación de tecnologías sustentables a la agroindustria del mezcal y subproductos”, puntualizó el doctor Gabino Alberto Martínez Gutiérrez, organizador del evento.

Gabino Alberto Martínez es catedrático e investigador adscrito al CIIDIR Unidad Oaxaca, y especialista en horticultura, en entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, detalló que los temas contemplados para el evento son: clima y medio ambiente, cultivo y nutrición, propagación y genética, y alimentos funcionales.

ESPECIE SEGURA Y RESISTENTE

La planta de agave habitualmente se encuentra en entornos áridos o semiáridos, y es una de las especies vegetales que mejor resisten la sequía y demás cambios climáticos.

“El agave no compite con otras especies vegetales de interés económico por agua, nutrientes y espacio, siendo en comunidades indígenas de alta marginación, la única especie segura y capaz de complementar el ingreso familiar. Por esta razón, es de suma importancia su conocimiento, conservación y aprovechamiento racional”.

En cuanto a propagación y genética, explicó que una planta de agave tiene un proceso de maduración que toma entre ocho y 27 años, lo que puede ser interrumpido por plagas o enfermedades. Además, el uso de especies silvestres de agave en zonas serranas ha provocado pérdida de la biodiversidad, erosión, deforestación y especies semelparas, es decir, plantas que mueren después de reproducirse.

“Es de suma importancia el conocimiento y uso de técnicas modernas como el cultivo in vitro de células y tejidos y la variación somaclonal e hibridación somática, para incrementar la variabilidad genética y generar genotipos sobresalientes”, resaltó Gabino Alberto Martínez.

Un punto más por tratar durante el congreso nacional de agave es el tema de los alimentos funcionales derivados de la planta. Particularmente en este tema, el CIIDIR se encuentra estudiando los compuestos bioactivos en las diferentes especies de agave y su efecto sobre algunas patologías, como la obesidad.

El congreso tendrá lugar en el CIIDIR Unidad Oaxaca, los días 28 y 29 de septiembre. La entidad académica emitió la convocatoria para que investigadores y expertos del agave e industria mezcalera presenten sus ponencias o exposiciones, misma que estará vigente hasta el 15 de abril.