Rechazan comisión legislativa para investigar sobornos a Martinelli

 

Panamá, 18 Abr (Notimex).- El Parlamento de Panamá, dominado por el oficialismo, rechazó hoy la creación de una comisión especial para investigar el presunto pago de sobornos al presidente panameño, Ricardo Martinelli, por el empresario italiano Valter Lavitola.

El gobernante partido Cambio Democrático (CD) impuso su mayoría en la Asamblea Nacional para votar en contra de la propuesta de colectivos opositores.

La iniciativa fue presentada por diputados de los opositores Partido Revolucionario Democrático (PRD) y Partido Panameñista (PPA), este último aliado del presidente Martinelli hasta agosto de 2011.

Los opositores lamentaron la decisión y afirmaron que la única intención es que exista una investigación independiente, toda vez que la única instancia que puede iniciar pesquisas sobre el presidente es la Asamblea Nacional.

Lavitola fue detenido el lunes en Roma a su retorno de Buenos Aires, tras permanecer prófugo varios meses, acusado de varios delitos, entre ellos el pago de sobornos a Martinelli y otros funcionarios panameños, según fiscales citados por la prensa italiana.

De acuerdo con los medios italianos, Lavitola pagó coimas para obtener contratos para la construcción de cuatro cárceles en Panamá, aunque el gobierno panameño en su defensa ha señalado que ningún presidio ha sido edificado por empresas italianas.

El propio Martinelli ha rechazado haber recibido dinero de Lavitola, quien cuando estuvo en Panamá en 2009 y 2010 se trasladaba en autos oficiales, de acuerdo con diarios locales.

Ante el escándalo, el canciller encargado de Panamá y ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, anunció el miércoles que está a la espera de viajar a Roma para aclarar al gobierno de Italia que Martinelli no ha participado en ningún acto de corrupción.


Leer más sobre este autor


Publicaciones anteriores de


Deja un comentario

SinEmbargo no está obligado a publicar todos los comentarios. Eliminará aquellos que no contribuyan al debate porque discriminan, humillan, incitan al odio, no respetan la diversidad y la divergencia o son simplemente ofensas. Todos queremos debatir, expresarnos con libertad y leer puntos de vista. Se puede hacer, sin romper estas mínimas reglas. No nos asustan las "malas palabras".

comm comm comm