Jerusalén, 19 Jun (Notimex).- Los movimientos palestinos Al-Fatah y Resistencia Islámica (Hamás) aplazaron hoy la reunión cumbre que tendrían el martes próximo en El Cairo tras fracasar en lograr un acuerdo sobre el nombramiento de un primer ministro.

Fuentes del movimiento Al-Fatah, que preside Mahmoud Abbas, dijeron en Ramalá que “no hubo acuerdo y por lo tanto se decidió aplazar la cita” en la que anunciarían la formación de un gobierno palestino de reconciliación nacional.

Azzam Al-Ahmed, portavoz de ese partido y quien participó en las negociaciones, aseguró que las partes no se han apartado de las negociaciones sino que “se fijará una nueva fecha” para cuando se haya alcanzado un acuerdo sobre el primer ministro.

Se trata de uno de los escollos principales del diálogo de reconciliación iniciado en mayo pasado a raíz de un acuerdo mediado por Egipto y que debía dirigir a los palestinos a un gobierno común por primera vez en cuatro años.

Fue en 2007 cuando Hamás y Al-Fatah quedaron enfrentados tras una violenta toma del poder en Gaza por parte de los primeros, acto que el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmoud Abbas, consideró un golpe de Estado.

Tras esos cuatro años de enemistad, las condiciones internacionales favorecieron un reacercamiento, el cual Abbas necesitaba para pedir el reconocimiento internacional de un Estado palestino en septiembre próximo.

La semana pasada las dos partes confirmaron que el martes se reunirían en El Cairo al máximo nivel, Abbas por Al-Fatah y Khaled Mashal por Hamás, para poner fin definitivamente a la disputa política y anunciar el nuevo gobierno de transición.

Pero el desacuerdo sobre el primer ministro, que ya existía al hacer el anuncio de la cumbre, no pudo ser resuelto en las últimas negociaciones, hasta hacerse imposible consolidar el gobierno de transición.

La opción preferida de Abbas es que su actual primer ministro, el reputado Salam Fayyad, siga al frente del ejecutivo nacional, postura rechazada por los islámicos que no ofrecieron alternativa alguna.

La elección de Fayyad, cuyo trabajo desde 2007 ha ganado el aprecio de la comunidad internacional, es crucial para Abbas, que no desea ver críticas internacionales al gobierno de reconciliación por quedar encabezado por un político de tendencia islámica y sin la confianza de occidente.

Fuentes de Hamás aún no confirman oficialmente la cancelación del encuentro, pero reiteraron que en cualquiera de los casos “las negociaciones continuarán” hasta encontrar al candidato idóneo y “aceptable para los dos partes”.