Monterrey, 20 Jun. (Notimex).- El alcalde regiomontano Fernando Larrazabal Bretón indicó que su administración asumirá paulatinamente la vigilancia policial en todas las colonias de la ciudad, cuyo control está en su mayoría a cargo del gobierno de Nuevo León.

En entrevista, dijo que ya tienen avanzadas las negociaciones al respecto, con lo que una cifra indeterminada de policías estatales pasaría al mando municipal y el control empezaría por las zonas poniente y sur de la ciudad.

La división actual de la vigilancia en las colonias de Monterrey genera confusión en el ciudadano, quien ante la problemática de inseguridad, desconoce en quien recae la responsabilidad y el mando.

Lo anterior, agregó, toda vez que 70% de cobertura policíaca en esta capital está a cargo del estado y el resto de la policía regiomontana.

“Buscamos un esquema donde podamos llegar a un común acuerdo, firmar un convenio para que la policía de Monterrey recaiga en el alcalde y vamos a establecer alcances económicos, tiempos para que esto vaya sucediendo”, enfatizó.

“Vamos a establecer también ahí los alcances económicos, establecer ahí de manera clara los tiempos para que esto vaya sucediendo”, señaló.

Lo anterior, añadió, bajo la premisa de “que en la Policía Municipal de Monterrey siempre estaremos subordinados a un mando único superior que es el mando estatal, para que se puedan hacer operativos en el municipio de Monterrey con el apoyo de la Policía Estatal”.