"Cerrar un zoo sería sinónimo de perder la posibilidad de transformarlo", afirma ZOOXXI, que busca cambiar los santuarios como se conocen. Foto: ZOOXXI.

“Cerrar un zoo sería sinónimo de perder la posibilidad de transformarlo”, afirma ZOOXXI, que busca cambiar los santuarios como se conocen. Foto: ZOOXXI.

Ciudad de México, 25 de junio (SinEmbargo).–El zoológico Bioparque Convivencia Pachuca de México anunció su adhesión al proyecto ZOOXXI, lo cual lo convierte en el primer centro de este tipo en el mundo en aplicar un programa de reconversión y adaptación de los zoológicos a la ética y la ciencia.

Se trata de un programa diseñado por la Asociación Animalista LIBERA! y la Fundación Franz Weber (FFW) que animan a zoológicos a convertirse en centros más éticos, científicos, educativos y empáticos.

Ambas asociaciones anunciaron que esperan que el zoológico de Barcelona en España, sea el siguiente santuario animal en aplicar el programa.

ZOOXXI es una propuesta de orden internacional para la reconversión de los parques zoológicos tal y como los conocemos hoy en día.

El programa no busca la clausura de los zoológicos, sino un modelo nuevo que esté orientado al desarrollo de programas de conservación y reintroducción para las especies autóctonas de su zona.

“Un zoológico que pueda albergar, cuidar y recuperar un animal salvaje herido o procedente de un decomiso o de una situación de maltrato es un zoológico necesario. Necesitamos mantenerlo, pasando de la utilización de los animales hacia la utilidad para ellos”, explica el proyecto en su página.

La propuesta de la adhesión del centro zoológico al proyecto fue realizada al Presidente Municipal de Pachuca, Eleazar García Sánchez, por Gustavo Lozano, el representante de la Fundación Franz Weber en México.

Él solicitó formalmente la incorporación del Bioparque al proyecto ZOOXXI y pidieron acompañarlos durante el proceso, ya que ahí ya se rehabilitaban varios animales en la Unidad De Rescate, Rehabilitación y Reubicación De Fauna Silvestre Endémica y Exótica.

Por esta razón y por todos los planes de rescate y reintroducción de animales en su hábitat natural desde Bioparque Convivencia Pachuca de México, este centro es un lugar ideal para aplicar la hoja de ruta de ZOOXXI y será el primer zoo del mundo en hacer realidad un proyecto ético, científico, innovador, educativo y empático con los animales.

NO CERRAR ZOOLÓGICOS

El titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Guillermo Haro Bélchez, durante el anuncio de un operativo para trasladar a 25 animales del bioparque al santuario estadounidense The Wild Animal Sanctuary (Denver, Colorado). Foto: ZOOXXI.

El titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Guillermo Haro Bélchez, durante el anuncio de un operativo para trasladar a 25 animales del bioparque al santuario estadounidense The Wild Animal Sanctuary (Denver, Colorado). Foto: ZOOXXI.

O al menos sí a como se conocen actualmente. ZOOXXI busca hacer ver a las personas que la mayoría de los animales que habitan actualmente en zoológicos no pueden ser liberados, ya que su naturaleza durante la cautividad no les permitiría sobrevivir. Aunque, existen programas de reintroducción para ciertas especies donde se valora esta opción, siempre y cuando en el santuario existan candidatos idóneos para hacerlo.

Las ciudades que cuentan con un zoológico propio no perderían dinero con esta conversión ya que la mayoría de los zoos públicos son más bien un gasto para las metrópolis y no una fuente de dinero.

“Y los niños ¿dónde verán un elefante, entonces?
Éste es un ejemplo para explicar que en los zoos actuales los niños no pueden ver la realidad de los animales salvajes. En los zoos convencionales los niños no ven elefantes, ven un cuerpo de elefante que no tiene comportamiento de elefante: no se mueve en grandes manadas, ni camina 40 kilómetros al día, ni come el 80 por ciento del tiempo que pasa despierto, no hace rituales funerarios, ni ejercita el modelo matriarcal de aprendizaje”, explican.

Finalmente, la idea es llevar el conocimiento y una aproximación al público sobre la vida de los animales silvestres a través de educación e implementación de tecnología.

Desde hace 7 años una red de activistas, científicos y educadores promueven esta campaña consolidados en nueve grupos de trabajo: científico, sociológico, archivo, comunicación, educación, arte, activismo, eventos y campaña.