Los zapatistas denunciaron que el Gobierno y el Presidente actual se parece a los anteriores, pues promueve y amenaza a las comunidades indígenas para asegurar que los megaproyectos avancen. Para ello, dijeron, promueven la idea de que las construcciones traerán  desarrollo a los pueblos.

 Ciudad de México, 1 de enero (SinEmbargo).– El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) defendió su postura en contra de los megaproyectos impulsados por el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador por los problemas al medio ambiente y el daño a la autonomía de las comunidades que implica su construcción; además, las y los zapatistas advirtieron que defenderán la tierra “hasta morir si es preciso”.

El Subcomandante Moisés expuso en el Caracol Semillero Huellas del Caminar de la Comandanta Ramona en la comunidad de Morelia, municipio de Altamirano, Chiapas, un discurso para conmemorar el 26 aniversario de su levantamiento, en él defendió que los megaproyectos significan destruir todo un territorio, por lo que estos “van a sembrar la muerte por donde caminan”.

Con los megaproyectos “la bestia [capitalista] se zampa de un bocado pueblos enteros, montañas y valles, ríos y lagunas, hombres, mujeres y ya que acabó de destruir, la bestia se va a otro lado y hace lo mismo”, opinó.

PALABRAS DEL #CCRI-CG DEL #EZLN EN EL 26 ANIVERSARIO I Subcomandante Insurgente Moisés I Diciembre 2019, Enero 2020 I https://bit.ly/2F6Epky

Posted by Enlace Zapatista on Tuesday, December 31, 2019

El Subcomandante criticó que el Presidente López Obrador utilice estrategias como rituales para pedir permiso a la tierra para iniciar construcciones, como lo hizo el pasado 16 de diciembre en Palenque, Chiapas; a ello, dijo, se suman las consultas públicas sesgadas como la de hace unas semanas para aprobar el Tren Maya.

Los zapatistas denunciaron que el Gobierno y el Presidente actual se parece a los anteriores, pues promueve y amenaza a las comunidades indígenas para asegurar que los megaproyectos avancen. Para ello, dijeron, promueven la idea de que las construcciones traerán  desarrollo a los pueblos.

“Antes, como ahora, el mandón hizo oído sordo y se escondió detrás de la mentira. Como el mandón de ahora, fue, y es, el desprecio el arma que acompaña a sus militares, policías, guardias nacionales, paramilitares y programas contra insurgentes. Todos los mandones que han pasado, y los que están ahora, han hecho lo mismo”, indicaron.

En ese sentido recordaron el asesinato del defensor de la tierra Samir Flores, quien se oponía en Morelos a la termoeléctrica de la Huexca.

“El hermano Samir preguntaba para dónde va ese camino que llaman “progreso”, que ese nombre lleva como letrero la bestia de los megaproyectos y se respondió que ese camino lleva a la destrucción de la naturaleza y a la muerte de las comunidades originarias. Y entonces lo dijo claro que no está de acuerdo, y se organizó con sus compañeras y compañeros, y se resistió, y no tuvo miedo. Y por esa razón es que el mandón que está ahora lo mandó matar, lo asesinó el mal gobierno porque su trabajo de capataz que tiene el mal gobierno es cuidar que la bestia, el mandón, tenga su ganancia”, señalaron.

Con los megaproyectos “la bestia [capitalista] se zampa de un bocado pueblos enteros, montañas y valles, ríos y lagunas, hombres, mujeres y ya que acabó de destruir, la bestia se va a otro lado y hace lo mismo”, opinó el EZLN. Foto: EZLN.

En su discurso, los zapatistas aseguraron que son un reto las expresiones usadas por el Presidente López Obrador como el asegurar que los proyectos van “le guste a quien le guste”.

“Nosotros los pueblos zapatistas lo tomamos como que está retando, como que está diciendo que él tiene la fuerza y el dinero y a ver quién se opone a su mandato. Está diciendo que se va a hacer lo que él diga, no lo que digan los pueblos y que no le importan las razones”, señalaron los zapatistas. Ante ello, respondieron que defenderán la tierra “hasta morir si es preciso”.