Una zapatista del Caracol de Roberto Barrios reconoció que en muchos lugares “los pueblos se encuentran muy divididos, los caporales y capataces los han dividido. Nuestro trabajo político es ir y platicarle a nuestra familia los problemas que vemos y explicamos qué los está causando, que es el capitalismo”.

“El capitalismo está por desaparecer, pero nuestra madre naturaleza no se va a poder recuperar la contaminación de ríos, aguas y mares, la contaminación de tierras, provoca que la tierra no produzca”, destacó una joven mujer encapuchada.

“La Cuarta aniquilación va a destruir con todo, va a ver mucha tristeza, pero a nosotros nos da coraje y rabia ver cómo siguen engañando a nuestros hermanos. La situación que viene con el nuevo Gobierno que es de despojo. Por eso ante esto, sólo nos queda resistir y enfrentar la guerra de la Cuarta Aniquilación”, dijo un encapuchado zapatista.

Por Isaín Mandujano

San Cristobal de las Casas, Chiapas, 25 de diciembre (ChiapasParalelo).– Los indígenas zapatistas, bases de apoyo del Ejército de Liberación Nacional (EZLN) y de México, advirtieron que seguirán resistiendo en la nueva era que se avecina, la era de la “Cuarta Aniquilación”, pero que esto será posible sólo si se fortalecen las autonomías en todos los pueblos originarios, como ellos lo han venido practicando en sus territorios rebeldes.

Después de su intervención en el Foro en Defensa del Territorio y la Madre Tierra, celebrado el sábado 21 y domingo 22 en el Caracol zapatista Jacinto Canek, ubicado en el CIDECI-Unitierra de San Cristóbal de Las Casas, uno a uno los hombres y mujeres encapuchados, miembros de las Juntas de Buen Gobierno de todos los caracoles rebeldes, dieron su palabra para compartir con los presentes cómo han vivido su autonomía durante más de 15 años.

La comandancia del Ejército Zapatista de Liberación Nacional realizó la ceremonia de clausura en el Caracol Jacinto Canek. Foto. Isabel Mateos, Cuartoscuro

Los zapatistas señalaron que les llevó 26 años empezar a construir la autonomía que ahora ellos están viviendo y ejerciendo en sus pueblos y comunidades, en la creación de sus formas de autogobierno, y que para ello no se tuvo que pedir permiso al mal Gobierno, pues con ley o sin ley, ellos empezaron su proceso.

Un miembro del Caracol de Garrucha dijo en el foro que ser autoridad autónoma es servir al pueblo y no servirse del pueblo. También indicó que en sus territorios no se permite la drogadicción, los asesinatos ni las violaciones. Todo se castiga, todo se sanciona.

Una joven mujer encapuchada comentó que en el sistema capitalista se les dice a los gobernados que la llave de la democracia es la credencial de elector. Sin embargo, los zapatistas ahora no ocupan dinero ni credenciales para elegir a sus gobiernos autónomos.

Asimismo, recordó que dentro de sus sistemas autonómicos se vieron en la necesidad de crear sus propios métodos de educación, sistemas de salud y de comprar y vender entre las personas y las comunidades.

En el encuentro, destacaron el sistema educativo que ahora tiene una visión de carácter de lucha, de rebeldía. Dejaron atrás la educación que les exigía renunciar a su lengua materna, un sistema educativo impuesto desde el Gobierno mexicano, dijo una mujer indígena encapuchada.

Allison, del Caracol de Morelia, dijo que la resistencia es resistir a las migajas del mal Gobierno. Foto: Isabel Mateos, Cuartoscuro

Señalaron que ahora en el nuevo sistema autonómico zapatista, las mujeres tienen un papel relevante, y ya no secundario. Ahora las mujeres ya no sólo son relegadas a la cocina o cortar leña, tienen en la actualidad un papel activo en la toma de decisiones de sus comunidades y pueden ocupar escaños en las Juntas de Buen Gobierno.

“Primero empezamos a participar en los pueblos, después en los municipios y ahora formamos parte de Juntas de Buen Gobierno. Estamos participando en las diferentes áreas de la autonomía”, contó una joven mujer del Caracol Jacinto Canek.

Ahora el reto, dijo un zapatista rebelde, es invertir todo el esfuerzo para preparar a la nueva generación de zapatistas, “porque sabemos que los nietos o bisnietos de los finqueros que violentaban, violaban, despojaban a nuestros abuelos y abuelas podrían regresar”.

“Es una equivocación lo que piensa el sistema capitalista al decir que nosotros los pueblos estamos atrasados. Por eso es importante trabajar con los y las jóvenes”, subrayó una joven mujer zapatista.

“Vimos la necesidad de preparar a nuestros jóvenes en todas las áreas de trabajo e instancias de Gobierno. Tenemos que preparar a nuestros jóvenes para que no se dejen engañar por eso de ‘Jóvenes Construyendo el Futuro’ o esperando cualquier otro programa”, indicó.

Andrea, del Caracol de Morelia, consideró que el mal Gobierno ha intentado de muchas formas acabar con la organización que tienen los zapatistas, “pero aquí seguimos resistiendo”.

Un zapatista del Caracol de La Realidad recordó que desde el rompimiento de los diálogos con el mal Gobierno en febrero de 1996, ellos dejaron en claro que con con ley o sin ley iban a ejercer la autonomía y lo han logrado hasta ahora. Foto: Isabel Mateos, Cuartoscuro

Allison, del Caracol de Morelia, dijo que la resistencia es resistir a las migajas del mal Gobierno.

“Es por eso resistimos las políticas económicas, psicológicas, ideológicas, resistimos criticas y burlas de hermanos partidistas», dijo Allison.

“No sólo resistimos, sino que también hacemos la resistencia contra la guerra política e ideológica. Resistimos internamente en nuestras familias, resistimos afuera al mal Gobierno”, señaló una zapatista del Caracol de Morelia.

Y que saber organizar la resistencia es el arma poderosa que ellos tienen ahora.

Dicen tener claro los zapatistas que al enemigo no le va a gustar y que los va a perseguir, acosar o matar, es por ello que todos los pueblos originarios de Chiapas y de México, zapatistas o no zapatistas, tienen que “pensar en una organización verdadera donde luchemos por la vida de nuestros pueblos”.

Alejandro dijo que no es fácil la organización, pero que sí es posibles cuando se quiere: “No todo es color de rosa y menos cuando se trata de organizar a muchos compañeros”.

En el encuentro, destacaron el sistema educativo que ahora tiene una visión de carácter de lucha, de rebeldía. Foto: Isabel Mateos, Cuartoscuro

“Tenemos trabajos colectivos desde la familia, trabajos colectivos municipales, por zona y por región”, agregó.

Un zapatista del Caracol de La Realidad recordó que desde el rompimiento de los diálogos con el mal Gobierno en febrero de 1996, ellos dejaron en claro que con con ley o sin ley iban a ejercer la autonomía y lo han logrado hasta ahora.

Pero para poder hacerlo se necesitan dos cosas: economía y organización, entender que todos tienen que trabajar en colectivo. Algo que se había perdido por culpa del mal Gobierno que se instituyó como el Estado paternalista dador de todo.

“Lo poco que tenemos en la organización es para sostener el trabajo de la lucha desde nuestras familias, tenemos que trabajar colectivamente como compañeras mujeres. No se puede decir ‘no sé’ o ‘no puedo’, porque todo se debe poder cuando se trabaja en colectivo”, añadió una mujer encapuchada.

“Nos hemos organizado en colectivo porque vemos la necesidad, el trabajo colectivo es el único camino que vemos para vivir en nuestra resistencia”, dijo la mujer zapatista del Caracol de La Realidad.

Una zapatista del Caracol de Roberto Barrios reconoció que en muchos lugares “los pueblos se encuentran muy divididos, los caporales y capataces los han dividido. Nuestro trabajo político es ir y platicarle a nuestra familia los problemas que vemos y explicamos qué los está causando, que es el capitalismo”.

Alejandro dijo que no es fácil la organización, pero que sí es posibles cuando se quiere: “No todo es color de rosa y menos cuando se trata de organizar a muchos compañeros”. Foto: Isabel Mateos, Cuartoscuro

“El capitalismo está por desaparecer, pero nuestra madre naturaleza no se va a poder recuperar la contaminación de ríos, aguas y mares, la contaminación de tierras, provoca que la tierra no produzca”, destacó una joven mujer encapuchada.

“La Cuarta aniquilación va a destruir con todo, va a ver mucha tristeza, pero a nosotros nos da coraje y rabia ver cómo siguen engañando a nuestros hermanos. La situación que viene con el nuevo Gobierno que es de despojo. Por eso ante esto, sólo nos queda resistir y enfrentar la guerra de la Cuarta Aniquilación”, dijo un encapuchado zapatista.

Recordó a todos los presentes que “para luchar o organizarse no se necesita ser zapatista, lo importante es luchar y enfrentarse al mal sistema, llevemos una gran tarea y llevemos a trabajar con otros compañeros, esa es la única forma para defender lo que tenemos en nuestros”.

“El problema no es sí aceleramos o no la lucha, hay que ponernos a pensar en qué sigue o si estamos preparados para lo que sigue. Necesitamos reforzar nuestra resistencia y nuestra rebeldía”, concluyeron.

En este foro se dieron cita los pueblos Afromexicano, Binizaa, Chinanteco, Chol, Chontal, Comca’ac, Hñahñu, Kumiai, Mam, Maya, Mayo, Mazahua, Me´phaa, Mixe, Mixteco, Nahua, Náyeri, Purépecha, Quiché, Rarámuri, Téenek, Tepehuano, Tohono Oódam, Tojolabal, Totonaca, Tzeltal, Tzotzil, Wixárika, Yaqui, Zoque, Chixil, Cañari y Castellano, provenientes de 24 estados de la república, así como invitados de Guatemala, Ecuador, El Salvador y Estados Unidos.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE CHIAPAS PARALELO. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.