En sus más de 10 meses alejado de los terrenos de juego, Brown se retiró dos veces, arrojó una bolsa de caramelos con forma de pene a la policía de Hollywood y se peleó contra el conductor de un camión de reparto, entre muchas otras cosas.

Madrid, 1 de agosto (EuropaPress).- El receptor abierto Antonio Brown, actualmente agente libre, ha sido suspendido ocho partidos por la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL) por múltiples violaciones de la política de conducta personal de la liga, según confirmó The Washington Post.

Brown jugó por última vez con New England Patriots en septiembre de 2019, en un encuentro contra Miami Dolphins, y una semana después su equipo lo apartó mientras se enfrentaba a acusaciones de agresión sexual.

Tom Pelissero, de la NFL, señaló que la suspensión de Brown podría extenderse en función de cómo se desarrolle su demanda en el condado de Broward (Florida). La denuncia alega que la estrella de la NFL, de 32 años, “explotó, agredió sexualmente y violó” a una exentrenadora, cuyo nombre se mantiene en el anonimato.

No está claro si Brown volverá a jugar en la NFL, después de anunciar su marcha de Twitter hace solo 10 días. En sus más de 10 meses alejado de los terrenos de juego, Brown se retiró dos veces, arrojó una bolsa de caramelos con forma de pene a la policía de Hollywood y se peleó contra el conductor de un camión de reparto, entre muchas otras cosas.

Además, el deportista natural de Miami también parece haber encontrado una pasión por la música; su álbum debut titulado “Himmothy” fue lanzado el viernes.