La mayoría de los indicadores PMI del sector manufactura mostraron una recuperación durante mayo, luego de dos meses de caídas en marzo y abril.

La expectativa de recuperación en el mercado petrolero también apoya la mejoría en la cotización del peso.

Ciudad de México, 2 de junio (SinEmbargo).- La segunda sesión de la semana, el tipo de cambio continuó presionado a la baja y podría perforar el soporte clave del promedio móvil de 100 días, que esta mañana se ubica en 21.80 pesos por dólar. “De ser perforado, se abre la puerta a que el tipo de cambio baje gradualmente hacia el nivel psicológico de 21 pesos por dólar“, expresó Gabriela Siller, analista de Banco Base.

El peso cerró la sesión en la cotización del Banco de México con una apreciación de 1.47 por ciento diario, o 32 centavos. Desde el arranque la moneda mexicana logró perforar el límite de los 22 pesos por dólar y tocó un mínimo de 21.68 pesos.

El dólar spot se vende en 21.7510 pesos, en tanto que en ventanillas de BBVA se coloca en los 22.01 pesos por cada billete verde. A lo largo de la sesión el tipo de cambio cotizó entre un máximo de 21.7900 y un mínimo de 21.5930 pesos por dólar.

“La apreciación del peso durante el overnight se debe a un incremento del apetito por riesgo en los mercados financieros globales, al aumentar la evidencia de que la actividad económica del mundo comenzó a normalizarse durante mayo”, informó Siller.

La mayoría de los indicadores PMI del sector manufactura mostraron una recuperación durante mayo, luego de dos meses de caídas en marzo y abril. Además aumentó la expectativa de recuperación en el mercado petrolero.

Los precios del petróleo inician la sesión de este martes al alza, ante la posibilidad de que esta semana los países de la OPEP y aliados decidan extender al menos un mes el acuerdo de recortes a la producción petrolera. El WTI inicia la sesión con un incremento de 2.34 por ciento, cotizando en 36.27 dólares por barril, mientras que el precio del Brent muestra un incremento de 2.58 por ciento, cotizando en 39.31 dólares por barril, niveles no vistos desde la primera mitad de marzo.

El optimismo de los mercados también se debe a que, en Europa, la Canciller Angela Merkel está preparando un segundo programa de estímulo fiscal en Alemania para acelerar la recuperación económica, que podría ser de entre 50 y 100 mil millones de euros.

El mercado también está a la espera del anuncio de política monetaria del Banco Central Europeo programado para el jueves 4 de junio, en donde se especula que se podrían anunciar nuevos estímulos monetarios a través de una extensión del programa de compra de bonos hasta mediados del 2021.