México, 2 Oct. (Notimex).- El Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) ordenó el cierre de puertos en Campeche, Yucatán y Quintana Roo, ante la presencia de un sistema de baja presión que permanece en la Península de Yucatán que podría convertirse en ciclón tropical.

El coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, indicó que se instruyó a esos estados para que tomen las medidas preventivas ante este fenómeno que se encuentra sobre el Mar Caribe y que hasta este momento provoca vientos de 45 kilómetros por hora y rachas de 60.

Detalló que debido a ello se instruyó cerrar a la navegación los puertos de Champotón, Campeche; así como Progreso, Yucalpetén, Xel-Há, Celestún, Río Bravo, Lagartos, San Felipe, Las Coloradas y el Cuyo, en Yucatán.

También en Quintana Roo los puertos de Juárez, Isla Mujeres, Morelos, Playa del Carmen y la Isla Holbox.

En conferencia vía telefónica, dijo que de acuerdo a información de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y de organismos estadounidenses en materia meteorológica existe la posibilidad de que el sistema de baja presión no ingrese a territorio nacional.

Por ello, destacó, de seguir la trayectoria actual, después de pasar frente a la Península de Yucatán, el fenómeno meteorológico podría dirigirse hacia Estados Unidos.

PROTECCIÓN CIVIL PREVÉ AFECTACIONES EN 11 MUNICIPIOS YUCATECOS

Unos 11 municipios de Yucatán podrían verse afectados con lluvias a fuertes a extremadamente fuertes, que provocaría el sistema de baja presión que se ubica en la zona de El Caribe y que ya tiene 70 por ciento de posibilidades de evolucionar a ciclón tropical.

Durante la reunión del pleno del Consejo de Protección Civil, encabezado por el gobernador Rolando Zapata Bello, el mandatario estatal aclaró que ya se establecieron enlaces con esos municipios que están ubicados en el sur y oriente de la entidad.

Municipios como Tizimín, Valladolid y Chemax activaron los protocolos de protección civil y están pendientes de la evolución que tomará el fenómeno en las próximas horas.

Por su parte, el secretario de Gobierno, Víctor Caballero Durán, confirmó que es muy probable que en las próximas horas se empiecen a sentir en la entidad los primeros efectos de la zona de turbulencia.

De tal forma que es casi inminente la aparición de una depresión y posteriormente, una tormenta tropical que llevaría el nombre de Karen.

“De acuerdo con Protección Civil, se mantiene el potencial de lluvias de fuertes a intensas para el oriente, sur y centro de la Península de Yucatán”, subrayó.