“La visita del Presidente López Obrador con Trump va a generar cosas buenas”, expresó el presidente de la Concamin.

Salazar Lomelín y Bosco de la Vega hicieron hincapié en la importancia del sector empresarial, “sin empresarios, sin inversión y sin crecimiento jamás tendremos los empleos que queremos”, expresó el líder del CCE. “(Lamento que) no hayamos sido invitados para la gira queremos trabajar en equipo y en unidad”, dijo el presidente del CNA.

México, 3 de julio (EFE).- El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) advirtió este jueves que el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) “no es una varita mágica” para la inversión porque el Gobierno mexicano debe garantizar la certidumbre.

“Esperemos que esto nos venga a ayudar a la tremenda crisis económica que estamos viviendo, pero queremos también ser insistentes, como lo hemos hecho en todas nuestras participaciones el día de ayer y el día de hoy, de que esto no es una varita mágica”, declaró Carlos Salazar, presidente del CCE.

En rueda de prensa, las principales agrupaciones del sector privado mexicano expresaron su satisfacción por la entrada en vigor del T-MEC, que este miércoles reemplazó al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Los empresarios destacaron que el T-MEC afianza la posición de México, la séptima economía manufacturera del mundo, en un mercado de 492 millones de personas, un PIB de 25.9 billones de dólares y un intercambio comercial de 1.17 billones de dólares, casi el 16 por ciento global, según la Secretaría de Economía (SE).

“Sin embargo, sus potenciales beneficios para México y para la región no se obtendrán de manera automática”, consideró Antonio del Valle, presidente del Consejo Mexicano de Negocios (CMN).

En particular, identificaron retos en las reglas de origen del sector automotor y los paneles de resolución de controversias laborales.

Al detallar que México es ahora el primer proveedor internacional de alimentos de Estados Unidos al multiplicar por 7.5 el intercambio con el TLCAN, el presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Bosco de la Vega, reconoció las “grandes oportunidades” de los 10 capítulos nuevos y los 22 modernizados del T-MEC.

Aun así, pidió al Gobierno atender la amenaza de la estacionalidad en Estados Unidos, donde los agricultores pretenden bloquear la entrada de productos mexicanos por temporadas.

“Vemos a un Presidente distante de la iniciativa privada, queremos trabajar en equipo, queremos sumar, sobre todo ante el más grande reto del México moderno”, urgió De la Vega.

APLAUDEN ENCUENTRO PRESIDENCIAL

Los empresarios aplaudieron el viaje que hará el Presidente Andrés Manuel López Obrador el próximo 8 y 9 de julio a Washington, donde tendrá una reunión de trabajo con Donald Trump.

“La visita del Presidente López Obrador con Trump va a generar cosas buenas, nosotros estamos muy optimistas en que se generen más condiciones (para la inversión)”, afirmó Francisco Cervantes, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

Salazar Lomelín y Bosco de la Vega hicieron hincapié en la importancia del sector empresarial en reuniones como la que López Obrador y Trump tendrán en los siguientes días. “Sin empresarios, sin inversión y sin crecimiento jamás tendremos los empleos que queremos”, expresó el líder del CCE. “(Lamento que) no hayamos sido invitados para la gira queremos trabajar en equipo y en unidad”, dijo el presidente del CNA.

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, coincidió con la importancia del encuentro, pero pidió cuidado al Presidente.

“Habrá que ser cuidadosos de la agenda, de los acuerdos, qué trae de regreso al país el Presidente López Obrador en materia de certidumbre, en materia de apoyo al combate al narcotráfico, en materia migratoria, pero que no quede duda: es fundamental que el jefe del Estado mexicano viaje”, reflexionó.