En el documento compartido por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), destacaron el reclamo que México expuso por la venta de armas de fuego en el país vecino, la cual no tiene regulación y puede terminar utilizándose para perpetrar casos como el que ocurrió hace un año en Texas, Estados Unidos, y que ponen en riesgo a la población en general.

Ciudad de México, 3 de agosto (SinEmbargo).– A un año del ataque racista ocurrido en el Walmart de El Paso, Texas, donde murieron nueve mexicanos, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que ha garantizado la atención a víctimas y familiares como un compromiso para “salvaguardar los derechos de las comunidades mexicanas en Estados Unidos“.

A través de un comunicado, la Cancillería precisó que el Gobierno mexicano se ha reunido con el Buró Federal de Investigaciones (FBI) como parte de las acciones de seguimiento del caso, que en nuestro país están encabezadas por la Fiscalía General de la República (FGR).

En dichas asambleas, la Embajada de México en Estados Unidos y el Consulado de El Paso han recalcado la preocupación de las organizaciones supremacistas raciales y acordaron intercambiar información de las investigaciones derivadas en cada país.

“A través del Consulado General de México en El Paso se ha brindado apoyo y acompañamiento a las víctimas y a sus familiares en las acciones legales que han emprendido para obtener justicia y reparación. Asimismo, desde el inicio de las investigaciones, la Embajada y el Consulado han dado estrecho seguimiento al proceso jurídico en contra del tirador”, expuso la Cancillería.

En el documento compartido por la SRE, destacaron el reclamo que México expuso por la venta de armas de fuego en el país vecino, la cual no tiene regulación y puede terminar utilizándose para perpetrar casos como el que ocurrió hace un año en Texas, Estados Unidos, y que ponen en riesgo a la población en general.

Subrayó que a raíz del suceso, del que hoy se cumple el primer aniversario, la Organización de Estados Americanos (OEA) adoptó una declaración de condena impulsada por México, en rechazo absoluto de la discriminación racial y los crímenes motivados por el discurso de odio y la superioridad racial.

“Este lamentable suceso puso de manifiesto la importancia de combatir todas las formas de discriminación y odio racial a las que la comunidad mexicana en Estados Unidos está sujeta […] México ha reiterado y confirmado su compromiso con la protección de sus connacionales en el exterior. Para ello, se ha alertado a la red consular en Estados Unidos para que, en coordinación con organizaciones aliadas y comunitarias, esté atenta para atender y actuar proactivamente en contra de cualquier amenaza a nuestra comunidad”, finalizó la Secretaría mexicana.

El 3 de agosto del 2019, las autoridades de Texas confirmaron el tiroteo en un centro comercial de la ciudad de El Paso que dejó 23 muertos, de los cuales nueve eran mexicanos, y al menos 26 heridos.

Patrick Crusius, de 21 años, presunto autor de la masacre cometida fue detenido luego de lo ocurrido. Sin embargo, el 10 de octubre del 2019 se declaró “no culpable” de los cargos que enfrenta por asesinato capital, el más alto dentro de la legislación del estado de Texas.

Crusius fue arrestado unos 40 minutos después de que comenzara el tiroteo en un centro comercial Walmart de El Paso, al que suelen acudir a comprar muchos ciudadanos mexicanos, cuando se encontraba a bordo de su automóvil, del que salió con las manos en alto y asegurando que él fue “el autor” del crimen.

El presunto atacante condujo casi diez horas -desde la ciudad de Allen hasta El Paso- para cometer la matanza en ese supermercado y supuestamente había publicado poco antes un manifiesto en internet en el que aseguró que el ataque era una “respuesta a la invasión hispana de Texas”.

NO SE REPETIRÁ LA TRAGEDIA: BÁRCENA

La Embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena, dijo que trabaja incansablemente para que no se vuelva a repetir una tragedia como la que ocurrió hace un año y que cobró la vida de 23 personas.

La diplomática compartió dos videos a través de su cuenta de Twitter, en los que precisó que el ataque armado que sucedió en el Walmart de El Paso es el crimen de odio más grande en contra de la comunidad latina y mexicana ocurrido en la historia moderna de EU.

Bárcena resaltó que los nueve mexicanos que murieron en el ataque fueron víctimas de la intolerancia, el racismo y discursos de odio.

“Hoy recordamos a Sara Esther, Adolfo, Juan de Dios, Elsa, María Eugenia, Jorge, Gloria Irma Iván y Guillermo, quienes fueron víctimas del supremacismo blanco, la peor manifestación del odio y la intolerancia y del racismo”, señaló.

La Embajadora agregó que se honrará la vida de las víctimas mexicanas y que se trabajará desde la SRE, la Embajada y la red de consulados en EU para que “nunca se vuelva a repetir una tragedia como la que se sufrió el 3 de agosto del 2019”.

“La discriminación racial no tiene cabida en ninguna sociedad que se precie de ser justa en cualquier rincón del mundo”, finalizó.

Por último, compartió que se trabaja con todos los recursos disponibles para garantizar la seguridad y los derechos de las comunidades mexicanas en el país vecino del norte.

En la ceremonia para honrar a las víctimas del tiroteo en El Paso estuvo presente Roberto Velasco Álvarez, director general para América del Norte de la SRE.

Desde su cuenta de Twitter, el funcionario federal escribió: “El caso de El Paso es además especial porque es una ciudad bilingüe, hermana de Ciudad Juárez––dos ciudades que además de ser estadounidense y mexicana, son mexicoamericanas. Dos ciudades espejo que son en realidad una misma”.

También expuso que “El Paso se ha caracterizado por ser un lugar pacífico y diverso, ejemplo único e irrepetible tanto en México como en Estados Unidos de lo que significa la unión entre ambas culturas. La masacre de hace un año a veces da la impresión de romper con esa excepcionalidad”.

Además, Velasco Álvarez planteó: “No es el caso. Con una herida que sigue cicatrizando, El Paso y Ciudad Juárez representan aún la compleja interacción que nuestros países viven; una realidad más allá de las fronteras pues nos une mucho más que la geografía”.

-Con información de EFE