En algunas provincias al noreste de Alemania ya han regresado las clases presenciales, luego de que se suspendieran a causa de la COVID-19; ante esta situación la Ministra de Educación Anja Karliczek ha solicitado el uso de mascarillas dentro de las escuelas, pero esta decisión le corresponde a las autoridades locales que aún no implementan su uso de forma obligatoria.

Por David Rising

Berlín, Alemania, 3 de agosto (AP).- Los niños regresaron a sus aulas el lunes en una provincia del noreste de Alemania, los primeros de todo el país en volver a clases desde que la pandemia del coronavirus obligó a cerrar todos los planteles.

El regreso a clases tuvo lugar en Mecklenburg-Pomerania Occidental, abarcando a unos 152 mil 700 escolares en ciudades como Rostock y Schwerin.

La Ministra de Educación Anja Karliczek ha pedido el uso de mascarillas dentro de las escuelas. Pero en Alemania, los temas educativos se deciden mayormente a nivel local, y las autoridades locales aún no implementan tal medida de manera obligatoria.

Ese estado tiene escasa densidad demográfica y ha sido el que menos afectado ha resultado por la pandemia. Entre sus 1.6 millones de habitantes se han registrado 877 diagnósticos positivos y 20 decesos.

El regreso a clases en Rostock, Alemania el 3 de agosto del 2020. Foto: Bernd Wuestneck, dpa vía AP

En Hamburgo, donde el regreso a clases está pautado para el jueves, y en Berlín, donde ello ocurrirá la semana entrante, los gobiernos provinciales han ordenado el uso de cubrebocas. La Ministra de Educación de Mecklenburg-Pomerania Occidental, Bettina Martin, indicó que está elaborando una propuesta para dictar esa misma orden.

“Creo que sería buena idea ir por lo seguro”, expresó Martin.

En semanas recientes, los padres, los alumnos y los maestros han estado ansiosos a la espera de la reapertura cuando los estados se ven frente al desafío de decidir cómo y cuándo reanudar las clases presenciales.

En lo peor de la crisis, las escuelas de todo el país ofrecían clases limitadas presenciales y la aplicación de exámenes, pero ello iba combinado con las clases por Internet. Un regreso a clase limitado inició gradualmente a finales del año escolar pasado, pero las autoridades ahora desean volver a algo más semejante a la realidad.

Para el regreso a clases en Mecklenburg-Pomerania Occidental, los niños están siendo divididos en grupos fijos, a fin de circunscribir cualquier brote, pero no están obligados a vestir las mascarillas ni a mantener el distanciamiento social, infirmó la agencia de noticias dpa.